Ovacion
Lunes 09 de Mayo de 2016

Otra vez fiesta en el Plazaola

Atlético Uruguay avanzó de fase en el Torneo Federal B. Derrotó 3-1 a Defensores de Salto en la revancha de octavos de final. Cerró la serie 5-1.  

Gerardo Iglesias/Ovación
giglesias@uno.com.ar


Atlético Uruguay venció ayer 3 a 1 a Defensores de Salto en la revancha por los octavos de final del Torneo Federal B. El global fue 5 a 1 en favor de los uruguayenses, que ahora enfrentarán a Rivadavia de Lincoln. Los tantos del Deca en la victoria en el Plazaola fueron de D’Angelo, Gómez y Ardetti, descontando Defrancesco para la visita. El arquero César Horts volvió a atajarle un penal al equipo de Defensores, esta vez a Testa.
Terminó otra vez en una fiesta la tarde fría y gris en el Plazaola, con la ilusión del hincha decana calentando el ambiente. Ayer, el equipo se sacó de encima a un débil y previsible equipo de Defensores de Salto, que regaló un manual de horrores defensivos en los 90 minutos de juego.
Atlético, con la ventaja del 2 a 0, no especuló no salió tranquilo. Lo fue a buscar desde el pitazo del mediocre Collaso, aprovechando los errores que se sucedían en la defensa rival. Bien Marcelo Horst, trepando por derecha y ganando siempre, acompañado por Gómez y Restano arriba. Enfrente, el diez Hazaña buscaba, en soledad, lo que su apellido marca.
Merecía el gol el Deca. Lo encontró en impecable cabezazo goleador de D’Angelo a los 17’. Siguió buscando Atlético ante un rival que regaló errores y espacios para eso. Anotó el segundo con Gómez ingresando solo en el hueco que dejaron los centrales y definiendo con clase por arriba del uno. 2 a 0 a los 37’ y asunto liquidado. Con esa ventaja se fue al descanso, con la certeza que sería imposible que Defensores de Salto lo diera vuelta.

La parte final sirvió para mover a los que no juegan y seguir en la búsqueda de un mejor rendimiento. Ardetti, recién ingresado, clavó el tercero aprovechando otro regalo defensivo visitante. Todo fue del Deca, hasta el arquero Horst volvió a lucirse, desviando el penal (regalo de Collaso) a Testa. Defrencesco puso el del honor cuando todo estaba definido.

Ganó con autoridad el Decano del fútbol uruguayense. Se afianza con goles desde el juego y espera ahora por Rivadavia de Lincoln que ayer dejó en el camino a Achirense. La única mancha es la lesión de Pintos, que en este semana se sabrá su gravedad. El resto, son sonrisas azules y blancas.

Los linqueños vencieron 1 a 0 como locales, para definir la serie por penales en su favor con un 5 a 4. El representante de Las Achiras terminó con nueve jugadores producto de dos expulsiones.

Comentarios