Ovacion
Viernes 02 de Octubre de 2015

Osoro Ulrich se colgó la medalla de oro en Brasil

La jugadora paranaense ganó el Campeonato Sudamericano junto a Delfina Brea. Ahora viajará a México.  

Andrés Martino/Ovación
amartino@uno.com.ar

La paranaense Aranzazú Osoro Ulrich es la gran exponente del padel paranaense y sus pasos así lo demuestran.
Radicada en Buenos Aires desde hace un tiempo, participó hace poco del Campeonato Sudamericano de Mayores en Brasil y junto a Delfina Brea se calzó la presea de oro al vencer en la final, ni más ni menos, que a la pareja local.
Además está tercera, en pareja, en el ranking nacional y es séptima en lo individual. Impecable.
De paso por Paraná, donde vino a cargar pilas junto a su familia, la jugadora de 19 años habló con Ovación.
“Ya era hora de venir. Hace mucho que no venía a Paraná y necesitaba un poco de la familia para recargar un poco las pilas. Hacía más de un mes que no venía. Estoy con muchos viajes dentro y fuera de Argentina así que cuando tengo un lugarcito me vengo unos días”, confesó la buena jugadora del padel paranaense y de inmediato se metió en lo que fue la obtención del título en suelo brasilero. “La verdad que fue genial. Es el primer Sudamericano que se hace y Argentina fue como candidata, pero nunca se sabe. Brasil, en Mayores tiene muy buen equipo. Pudimos ganarles y salir campeonas que era lo que queríamos”.
“Creo que cuando armamos el equipo, nuestro entrenador lo armó con mucha inteligencia. En Brasil también hubo esa inteligencia porque ellas eran las número 1 y nosotras las número 3. Teóricamente nos ganaban, pero gracias a Dios no fue así y ganamos nosotras., Muy contentas”, dijo la entrerriana respecto de donde estuvo la clave de la definición en la competencia.
Argentina -Brasil, es clásico, sea en el deporte que sea y el padel no fue la excepción. “Es como en todos los deportes. Teníamos a los brasileños colgados de los alambrados gritando con trompetas. A mí me gusta mucho jugar con el público en contra, pero también es una presión saber que tenés que definir el punto.”
Hace un año que Aranzazú juega con su compañera de equipo. Se conocieron y se siguen conociendo, pero el Sudamericano ya dio los primeros frutos. “Mi compañera de equipo es Delfina Brea, es de Buenos Aires y el entrenador es Fernando Brea, el papá. La verdad que nos entendimos durante el año y dio la casualidad que las dos quedamos seleccionadas para el Sudamericano. La verdad que nos llevamos más que bien y nos entendemos cada vez más. Estamos agarrando más confianza para seguir creciendo”.
La entrerriana también habló del ranking: “Es mucha presión porque ella es muy chica. Tiene 15 años y junto a mí somos las dos más chicas del circuito. Estamos peleándola y tratamos de hacer nuestro piso para seguir creciendo juntas. Cuesta y tenemos la presión que justamente el entrenador es el papá. Es mucha presión, pero dentro de todo los sabemos llevar bastante bien”.
En el futuro, no tan lejano, hay varios compromisos para la paranaense. “Me voy el domingo a Buenos porque tenemos torneos el 12 y el 18. Después me voy para México porque me contrataron para hacer, en un club, una clínica. Además de eso lo más seguro es que allá juegue un torneo también”, dijo y explicó: “Hice clínicas, pero dentro de Argentina. Fue en Neuquén y Santa Fe. Esta será una experiencia nueva y me tomó por sorpresa que justo me hayan contratado a mí. Estoy feliz, tratando de estudiar más para ir preparada”.
Por último expresó sus deseos de seguir creciendo en esta disciplina. “Cada día le ponemos todo a los entrenamientos, entrenamos más horas y es genial. Nos entendemos muy bien, entrenamos juntas y prácticamente vivimos juntas. Por suerte va todo bien así que lo que queda es seguir con más ganas”.
 

Comentarios