Ovacion
Miércoles 28 de Diciembre de 2016

Osoro aseguró: "Fue una semana a emoción pura"

Aranzazú jugó el Mundial y terminó segunda con Argentina. También estuvo en España donde el 2017 se radicará.

Está claro que en el deporte toda situación puede ser igualada o superada. Nada es exacto. Así y todo para la paranaense Aranzazú Osoro Ulrich será una tarea, al menos complicada, igualar semejante año. El 2016 comenzó algo torcido, pero se terminó encaminando y cerrando de gran forma. La entrerriana tuvo una estadía en España jugando con las mejores del mundo y luego disputó el Mundial de Portugal alcanzando un subcampeonato. De regreso a Paraná, la jugadora de 20 años, número 3 del territorio nacional y 72ª del World Padel Tour (WPT), visitó Diario UNO y habló con Ovación.


—Fue un gran año.
—Este 2016 fue muy bueno y me trajo muchos triunfos a nivel personal y deportivo. No gané tantos campeonatos, pero los resultados que tuve fueron excelentes.


—No se ganó, pero se está en otro nivel.
—Sabemos que a la altura de Argentina estoy gracias a Dios y por suerte. Ahora me toca compararme con las más grandes del mundo y la verdad es que no me deja nada que desear. Se que voy a llegar a ese nivel, me va a costar mucho, me falta mucho, pero se que puedo estar a ese nivel en algún momento.


—¿El año fue de mejor a mayor?
—Arranqué el año un poco caída. La verdad que tuve algunos problemas a nivel deportivo y de juego, pero la verdad que el año terminó mejor de lo pensado. Nunca esperé terminar el año así de esta manera.


—¿Cómo fue estar en España?
—Fue un lujo que me pude dar y fue también gracias a mi compañera Lilian Ramos que me respaldó muchísimo. Después también estuve con Valeria Pavón, una de las mejores del mundo, Lorena Alonso y María Paula Eyheraguibel. Juegan muy bien y quien me hayan llamado para entrenar fue un verdadero lujo para mí.


—Y lo rematás con el Mundial.
—Fue increíble lo que vivimos dentro de la cancha. Yo le decía a Paula (Eyheraguibel), estoy temblando de los nervios y ella me decía disfrutá que no pasa nada y esto recién empieza. La verdad que fue una placer poder jugar en contra de Alejandra (Salazar Bengoechea) y Marta (Marrerro) y las gemelas (Sánchez Alayeto) y encima hacerle partido.


—¿Cómo es jugar un Mundial de Mayores?
—Y la verdad que yo lo viví con orgullo y con lágrimas en los ojos todo el tiempo porque poder compartir no sólo cancha sino el día a día con esas jugadoras argentinas que tenemos y con las españolas que son las mejores del mundo, fue increíble. Fue una semana a emoción pura.


—Estuviste en el Mundial con la paranaense Catalina Tenorio. ¿Cómo fue?
—Ella es un ícono en el padel mundial, argentino y entrerriano así que poder compartir eso cpon ella y que sea de mi misma provincia fue un placer. Los disfrutamos a fondo y siempre con compañerismo. Como dijeron las otras selecciones, la más unida fue la de Argentina.


—¿Qué se viene?
—El 2017 se viene con muchos cambios porque ya casi tengo cerrado todo para irme a vivir a España así que si Dios quiero en marzo o abril me voy para allá. Esta vez voy para quedarme, voy para hacer mi lugar paso a paso en España.


—¿Objetivos?
—Mucho no me puedo proponer. Primero quiero llegar e instalarme. Pero uno siempre tiene las expectativas al máximo. Quiero pensar en lo que se viene, entrenar y llegar lo más lejos posible. El 2017 será de aprendizaje.



Comentarios