Boxeo
Martes 16 de Agosto de 2016

Olmedo y Villanueva se suben al ring en Colón

Los púgiles de 16 años serán parte del seleccionado entrerriano que se medirá con Buenos Aires el viernes.

El viernes, en el gimnasio del Club Atlético Sauce de Colón, se desarrollará un Festival en el que se enfrentarán las selecciones de boxeo de Entre Ríos y Buenos Aires. Subirán al cuadrilátero varios exponentes de la Selección Nacional de las categorías 2000/2001 que vienen trabajando desde hace varios meses en busca de un lugar en los Juegos Olímpicos de la Juventud que se desarrollarán en Buenos Aires en 2018. En el equipo entrerriano estarán, entre otros, los paranaense Gianluca Olmedo y Benjamín Villanueva, dos púgiles de 16 años que entrenan bajo las órdenes del boxeador profesional Wenceslao Mansilla. El coach habló con Ovación respecto de esta cita que además tendrá luego de los combates, al otro día, sesiones de entrenamientos con técnicos de Buenos Aires.
"Es una sola pelea para cada boxeador y lo bueno es que se hace toda una jornada de trabajo. Nosotros llegamos el viernes, pelean los chicos y el sábado se hace un entrenamiento grupal con los entrenadores de Buenos y el domingo hay un almuerzo para todos. Nosotros nos quedamos hasta el sábado. La verdad que está bárbaro. Nosotros lo único que pagamos es el traslado porque allá nos dan todo".
A la hora de hablar de su rol como entrenador, Mansilla se mostró satisfecho por lo realizado hasta el momento, pero como pasa en estos casos quiere más. "Me siento bien trabajando. Benjamín debuta ahora y tengo otro chico que se llama Laureano González que también está para debutar. Eso se dará el mes que viene. Después Gianluca ya tiene varias peles y participó en tres torneos en Buenos Aires. El año pasado le ganó al último campeón argentino en la categoría de él. Después nos tocó perder y ahora vamos con la idea de ganar y hacer una buena pelea".
En Colón estarán presentes Olmedo y Villanueva. Su entrenador se encargó de describir el boxeo de cada uno de ellos. "Gianluca es un pibe que ni bien se dio este proyecto del Enard fue el primero en el que pensé para meterle fichas porque no sólo cumple con el requisito de la edad sino que tiene un boxeo lindo. Va al frente y es un pibe que no se amedrenta cuando recibe", analizó y agregó: "Benjamín es un chico de 54 kilos, chico y liviano. Yo siempre digo que es mi pequines de riña porque es chico pero va al frente. Se presta para pelear, se cubre bien y trata de replicar cuando lo atacan. Ojalá que pueda hacer una linda victoria y si gana sería muy bueno para nosotros".
"Los chicos están bien y ahora estamos acelerando los tiempos de entrenamiento. Ahora estamos entrenando en dos gimnasios a la vez, en Ministerio y en Profighter y eso los motiva mucho. Los cruzamos con otros chicos de otros gimnasios para que hagan guanteo y eso los motiva y les hace sentir que están en un proyecto serio. Creo que a medida que vaya pasando el tiempo, que vayan debutando y vayan agarrando experiencia se va a notar más el trabajo. No hay que olvidarse la edad de los chicos, son jóvenes y mucho compromiso no se puede esperar. Lo de Giancula es un ejemplo porque sale a correr de mañana y de noche, va a la escuela en Villa Urquiza y entrena igual. Cumple con la balanza y con los entrenamientos, peor todos pasamos por esa edad y a veces se piensa en otra cosa más que en el compromiso", dijo Wenceslao respecto del entusiasmo que muestran los chicos a medida que el proyecto toma forma.
Las metas son claras. Por un lado llegar a los Juegos Olímpicos de la Juventud y darle forma también a una Escuela de Iniciación Deportiva. "Ahora además de los Juegos se nos acopló otro que es el de la Iniciación Deportiva. La idea es tratar de incorporar chicos de 9 a 13 años y traerlos al boxeo, pero más con un fin social que deportivo. Lo hacemos en Profighter después del pasó de Enard a Deportes de la Nación. Si bien estamos algo atrasados con los cobros de las becas, el proyecto sigue y las Escuelas de Iniciación absorbieron el proyecto Enard. De 9 a 13 años no es competitivo, es boxeo sin contacto. La idea es tratar de mostrarles este deporte, pero sin correr riesgo de lastimarse. Nos juntamos lunes miércoles y viernes a las 17 en Almafuerte 30. Lógicamente también trabajamos en Ministerio donde está Roque Romero Gastaldo".
SU PRESENTE
Ya pasaron 8 meses desde su última actuación. Mansilla no pudo, por una cosa u otro, volver a pelear en el campo rentado. En este sentido contó: "Me engualicharon, no sé qué pasa (risas). Seguimos trabajando con bronca, pero sabiendo que tenemos hilo en el carretel porque tengo 30 años y el récord es positivo más allá que vengo de dos peleas perdidas. Tengo 15 combates y gané 11, sigo dentro de los 10 del país y eso empuja a seguir. Uno se bajonea cuando las cosas no salen, pero hay que seguir entrenando y estar listo para cuando nos llamen. Ya van 8 meses sin pelear y un año sin ganar. Soy optimista y sigo entrenando".

Comentarios