La Provincia
Domingo 16 de Agosto de 2015

Obras para prevenir el impacto de las lluvias en Paraná

La comuna de Paraná destacó la resolución de problemas históricos de anegamientos, con el avance de nuevos sistemas de desagües

A propósito de las precipitaciones registradas a lo largo de la semana, y el impacto menor que tuvo en la capital provincial en cuanto a dificultades, según las autoridades de distintos estamentos del Estado, desde la Municipalidad de Paraná se elaboró un informe acerca de las obras concretadas y otras en marcha, encaradas para prevenir o mitigar el impacto de las lluvias.

En tal sentido, se citó una serie de nuevos desagües pluviales, badenes, sumideros, alcantarillas, canalización y nuevas cañerías de drenajes ejecutadas y que siguen extendiéndose en toda la ciudad, “para resolver históricas dificultades en el sistema de desagües pluviales, nuevas problemáticas urbanas producto de emergentes fenómenos climáticos, y también, atender la particular geografía paranaense surcada por arroyos urbanos superficiales y subterráneos, de vertientes y altas napas”.

En ese sentido, se hizo referencia a que en el último año, la Municipalidad de Paraná realizó una fuerte inversión para mejorar, optimizar y hacer más eficiente el funcionamiento de los sistemas de drenajes pluviales, y así mitigar los efectos de eventuales fenómenos meteorológicos.

La intendenta Blanca Osuna remarcó las distintas acciones realizadas por el Estado municipal en esa materia, que se ven reflejadas “en la millonaria inversión que abarcó distintos frentes que sufrían permanentes anegamientos en la vía pública”. Asimismo, destacó otra acción, que es la implementación del sistema de contenerización en la ciudad que evita que la basura tape los desagües cuando llueve, contribuyendo a disminuir los problemas de inundaciones”.

Las obras abarcaron una diversidad de estrategias, como la construcción o reconstrucción de badenes, de alcantarillas, la canalización y colocación de nuevos conductos de desagües, nuevos sumideros –se reemplazan los de hormigón por otros de hierro fundido–, pavimentación con sistemas de drenes subterráneos, y hasta la reconstrucción de cordones cunetas. Las intervenciones atendieron dificultades existentes en determinados corredores viales, calles o incluso barrios, con nuevas obras de infraestructura.

Detalle

Para solucionar inconvenientes en cauces de arroyos superficiales y subterráneos, se citaron obras como la  construcción de una nueva alcantarilla en calle Rondeau, en la zona del predio de Golf; en calle Antonio Salellas, en el Parque Industrial General Belgrano; en calles Andrés Pazos, Misiones, Santa Cruz y Laurencena, afectadas permanentemente por el arroyo La Santiagueña; y las cinco intervenciones sobre el arroyo Antoñico, incluyendo barrios Belgrano, Cuarteles y el resto de la cuenca, aguas abajo.

Asimismo, nuevos desagües pluviales se realizaron y se ejecutan en obras viales emblemáticas por su importancia, como los ensanches de avenida Almafuerte, Blas Parera, Don Bosco y en los próximos días, en Gobernador Mihura. Al mismo tiempo, otras avenidas fueron atendidas con colocación de nuevos conductos, como Salvador Caputo y también en Jorge Newbery –en dos sectores: entre Caputo y Base Aérea, y entre avenida de Las Américas y La Picada. De ese modo se fue dando solución a los permanentes anegamientos y afectaciones a sectores lindantes. Y en bulevar Racedo, junto con la reconstrucción y jerarquización de la histórica arteria, se colocaron nuevos sumideros de hierro.

A su vez, el informe menciona que en distintas intersecciones de calles se ejecutaron nuevas estructuras de captación de las aguas pluviales, y construcción y reconstrucción de un centenar de badenes de hormigón, como en avenida Almafuerte, en las intersecciones con Deán J. Álvarez, Las Lechiguanas, Artigas, Ayacucho, entre otras; y en distintos tramos de corredores viales como General Galán y Montiel (en San Agustín), o arterias como Alameda de la Federación, Córdoba, Catamarca, Courreges, Bavio, Santos Vega, Ruperto Pérez, Ayacucho, Churruarín, Rondeau, Soler, Ambrosetti, Juan Báez, entre otras.

En tanto, en el sur de la ciudad se desarrolló una obra de infraestructura que además de dar solución a la trama vial de calle Juan Báez, implicó la colocación de nuevos conductos de desagües en General Espejo, Báez y el barrio Los Lapachos, para evitar que afloren las aguas en la vía pública; fueron canalizadas hacia el arroyo Tuyucuá. Se dio a conocer también que la estrategia abarcó también la incorporación de cañerías subterráneas con drenes que se unen a las alcantarillas, en nuevas cuadras de pavimento, para evitar problemas de vertientes y de estabilidad, como se encaró recientemente en calles Los Alelíes y Los Junquillos, de la vecinal El Trébol, por citar algunas arterias realizadas con esta modalidad.

Finalmente, en coordinación con la Provincia, avanza la canalización de desagües en calle Cervantes, que se inició en calle Patagonia –actualmente se trabaja entre Catamarca y Santiago del Estero– y se extenderá hasta el centro de la ciudad.

“Esta estrategia de trabajo encarada por la actual gestión municipal, fortalece la prevención urbana y consolida una planificación obras de infraestructura en toda la ciudad”, se remarcó oficialmente.

Datos
* Las obras para optimizar los sistemas de drenajes abarcaron construcción de alcantarillas; canalización y colocación de nuevos conductos de desagües; nuevos sumideros –se reemplazan los de hormigón por otros de hierro fundido–; pavimentación con sistemas de drenes subterráneos; y hasta la reconstrucción de cordones cunetas.
* Entre otras obras, se citó la construcción de alcantarillas en calles Rondeau y en el Parque Industrial.
* Intervenciones en La Santiagueña, en calles Misiones, Andrés Pazos, Santa Cruz y Laurencena.
* Cinco intervenciones en el arroyo Antoñico, incluyendo barrios Belgrano, Cuarteles y el resto de la cuenca, aguas abajo.
* Nuevos desagües con obras de ensanche vial en Almafuerte, Blas Parera, Don Bosco y en los próximos días, Gobernador Mihura.
* Un centenar de nuevos badenes de hormigón en distintos sectores urbanos.
* Nuevos conductos de desagües en General Espejo, Báez y el barrio Los Lapachos, en el sur de la ciudad.
* Incorporación de cañerías subterráneas con drenes que se unen a las alcantarillas, en nuevas cuadras de pavimento.
* Canalización de desagües en calle Cervantes.

Comentarios