Pais
Viernes 16 de Enero de 2015

Obligan a la Argentina a retirar las trabas al comercio exterior

La Organización Mundial de Comercio dictaminó en un juicio que perdió el país que se     deberán suspender las medidas aduaneras que obstruyen el intercambio comercial

Buenos Aires.-  La Argentina deberá retirar las medidas aduaneras que obstruyen el intercambio comercial con otros países, tras perder un juicio que le iniciaron en la Organización Mundial de Comercio (OMC) los Estados Unidos, la Unión Europea y Japón.


El gobierno de Cristina Kirchner había apelado en setiembre de 2014 el fallo emitido en primera instancia por el órgano de solución de conflictos de la OMC que dictaminó que Argentina viola las reglas del Derecho Internacional al imponer obstáculos a las importaciones de bienes europeos, estadounidenses y japoneses.


Un panel del organismo internacional había dictaminado el 22 de agosto de 2014 que las restricciones aduaneras que el Gobierno viene usando en los últimos años para limitar las importaciones son incompatibles con la normativa del organismo.


La administración kirchnerista presentó un recurso el 26 de setiembre ante el Organismo de Apelación de la OMC para que se revisara la sentencia, pero ahora recibió un nuevo revés debido a que la decisión fue ratificada.


Este nuevo fallo reabrió la posibilidad de que Estados Unidos, la Unión Europea y Japón limiten las importaciones procedentes de la Argentina a modo de represalia si el país no acata la decisión tras perder la disputa.


La UE, Estados Unidos y Japón presentaron reclamos en contra de la Argentina entre mayo y agosto de 2012 por lo que ellos consideraban un uso abusivo de las licencias no automáticas para la importación (LNA), que ya le había generado al Gobierno local varios dolores de cabeza con Brasil desde 2008.


Otros países como Australia, Canadá, China, Ecuador, India, Israel, Noruega y Suiza se habían sumado a la serie de reclamos en condición de terceros afectados por las barreras aduaneras de la Argentina.


El fallo de primera instancia también establecía que las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) constituyen una restricción a la importación de mercancías y, por tanto, son incompatibles con la normativa del organismo internacional que regular el comercio.

 

 

Comentarios