Pais
Martes 24 de Noviembre de 2015

Obama y Hollande prometen redoblar la ofensiva militar contra el Estado Islámico

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su par francés, Francois Hollande, se comprometieron hoy en Washington a aumentar sus bombardeos contra la milicia del Estado Islámico (EI) en Siria e Irak, en tanto el mandatario norteamericano describió a Rusia como "un elemento aislado" dentro del conjunto de potencias extranjeras que bombardea a este grupo extremista, informó la agencia de noticias EFE.

Según Ankara, sus aviones dispararon contra la nave rusa luego de enviar varias advertencias de que estaba violando su espacio aéreo. Moscú, en tanto, rechazó haber cruzado la frontera y acusó a las autoridades turcas de ayudar al EI y a otros rebeldes que pelean para derrocar al presidente sirio Bashar al Assad, un férreo aliado del Kremlin. 

"Como todo país soberano, (Turquía) tiene derecho a defender su territorio y su espacio aéreo. Lo que sí creo es que esto apunta a un problema con las operaciones rusas que ya lleva un tiempo", aseguró Obama, quien volvió a acusar a Moscú de no estar bombardeando sólo al EI, sino también a otros grupos rebeldes pro occidentales. 

"Si Rusia dirige sus energías contra Daesh (sigla en árabe del EI), será más improbable que ocurran algunos de estos conflictos", agregó Obama.

Hollande, por su parte, prefirió hacer hincapié en que la crisis de hoy demuestra la necesidad de coordinar y unificar las dos grandes ofensivas militares aéreas que actualmente intentan destruir al EI: la de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos, que incluye a Europa, los países del Golfo Pérsico y Turquía; y la rusa. 

"Es un suceso grave, que lamentamos. Debemos prevenir cualquier escalada, vemos cuáles son los riesgos. Debemos coordinarnos", aseguró Hollande.

El presidente francés agregó que "Turquía debe investigar y ver si ciertamente se traspasó la frontera", agregó, alejándose de la posición tomada por Estados Unidos y la OTAN en una reunión posterior en Bruselas. 

Pese a que gran parte de la atención la atrajo la reciente crisis turco rusa, provocada por el derribo de un avión ruso y el posterior ataque contra un helicóptero ruso de rescate en territorio sirio, el objetivo inicial de Obama y Hollande era discutir cómo fortalecer la ofensiva militar contra el EI después de que esta milicia se adjudicara la autoria de los sangrientos atentados de hace dos semanas en París. 


La cita se enmarca en el maratón diplomático que comenzó ayer Hollande al reunirse con su par británico, David Cameron, y que continuará, sin descanso, hasta el próximo domingo.

Tras los atentados de París, que dejaron 130 muertos, el mandatario francés se comprometió a esforzarse para que las coaliciones que actualmente dirigen Estados Unidos y Rusia en Siria se conviertan en una única. 

Esta misión se complicó hoy con la crisis militar entre Turquía, un aliado de la OTAN, y Moscú, pero ese no es el único obstáculo que el mandatario galo debe superar. 

Estados Unidos tiene dudas de poder cooperar de manera eficaz con Rusia, país al que acusa de socavar los esfuerzos para alcanzar una solución política a la guerra en Siria mediante sus acciones militares contra grupos opositores al líder sirio, Al Assad.

Obama dijo el domingo pasado que, en este momento, todavía no sabe si Rusia "puede hacer los ajustes estratégicos" para ser un "socio eficaz" de Estados Unidos en la lucha contra los yihadistas.

La reunión se ha visto complicada por el derribo de un avión ruso por parte de cazas turcos en la frontera sirio-turca, un incidente que Turquía atribuye a una violación de su espacio aéreo, algo que Rusia niega.

Hollande planea reunirse este miércoles en París con la canciller alemana, Angela Merkel, y el jueves, tras recibir al primer ministro italiano, Matteo Renzi, se trasladará a Moscú para reunirse con Vladimir Putin.
 

Comentarios