La Provincia
Domingo 26 de Junio de 2016

Nuevos hábitos, nueva web: el desafío de contar por todos los medios

La semana pasada, Diario UNO estrenó su nueva página web. Se trata de una propuesta hipermedial que responde a la demanda de un lector con un rol más protagónico y con nuevas formas de relacionarse con el contenido

Apenas amanece se encuentran en el bar frente a la Plaza 1º de Mayo. Misma mesa, mismo ventanal. El ritual grisáceo de todos los días: el café apenas cortado y las tostadas que nunca tocan. Uno de ellos pasa las hojas del diario y cada tanto lee en voz alta. El otro apenas responde: está ahí solo para perder la mirada un rato en la nada, le gusta mirar cómo todavía duermen las palomas en las cornisas, y ver cómo a las 7 menos cinco, puntual, pasa por la vereda su primera novia. Está seguro de que no se acuerda de él, pero un día de estos se anima y le habla por Facebook, piensa.
A pocos metros un treintañero desgarra una medialuna y con el dedo índice de la mano que le queda limpia scrollea la pantalla del teléfono. Arriba, abajo, compartir. Tres retweets, ocho. Antes de terminar la medialuna van a ser 15. El mismo chofer que lo llevó a Santa Fe durante toda su carrera esta mañana es viral en Internet a raíz de una nota en el portal de Diario UNO de Entre Ríos.
Del techo cuelgan algunas pantallas planas que nunca se apagan y le hablan a nadie. Dos mozos miran en silencio, al lado de la barra. Uno de ellos, el más viejo, saca un telefonito del bolsillo del delantal y con los anteojos en la punta de la nariz, escribe: "Salí con paraguas, que al mediodía llueve". Enviar.
En esos mundos, paralelos y ajenos, está pasando exactamente lo mismo: todos se están enterando de algo, y todos, al mismo tiempo, todos están pensando que es importante que otro lo sepa.
El acto reflejo de compartir información nunca fluyó con la inmediatez de hoy; mantenerse informado en tiempo real ha sido una de las revoluciones que ha aportado Internet.
En mayor o menor medida, nuestra existencia transcurre en los entramados de lo on line y lo off line, porque la tecnología ha dejado de ser una opción: todo lo que hacemos está mediado por dispositivos.
Si tenemos en cuenta que en 2014 la población conectada a Internet ya había superado los 2.000 millones y que las cuentas de telefonía móvil rebasaron los 3.000 millones podríamos afirmar que las posibilidades de conexión convierten a este momento, en términos relativos, en el menos aislado de la historia y ese universo alternativo al que no hace mucho denominábamos "ciberespacio" y mirábamos como una alternativa liviana de la realidad, hoy se convierte en lo real.
La semana pasada UNO estrenó su nueva página web. Se trata de un nuevo planteo que implica una propuesta más comprometida con el lector y las nuevas formas de relacionarse con el contenido. La web funciona como un vehículo de transparencia y rigor informativo, pero también como una plataforma que interpela a los diversos grupos de interés que encierra la comunidad virtual de UNO Entre Ríos.
Alfredo Hoffman, licenciado en Comunicación Social y responsable de la sección web del matutino, explica: "La nueva web está estructurada en torno a dos ejes principales. Uno de ellos es la agrupación de noticias no solamente por secciones –que es la clasificación clásica de los medios impresos– sino también por tema. Este nuevo orden permite ofrecerle al lector una guía rápida de los temas más importantes del día. Esta agrupación no es arbitraria, sino que responde a un seguimiento y análisis en el comportamiento de los lectores, de sus gustos, intereses y preferencias a partir de herramientas de medición y análisis de sus actividades dentro del sitio y a partir del seguimiento del uso que hacen de los contenidos en las redes sociales. Contamos con más datos que nunca, sabemos con más detalles que nunca en la historia los comportamientos de los lectores, la abundancia de datos que nos enfrenta a un desafío mayor: el de encontrar la mejor forma de distribuir los contenidos".
El segundo eje, señala Hoffman, es la participación del usuario. El lector dejó de ser un simple espectador, ahora también produce, opina, aporta datos y exige, desde su lugar, una calidad del contenido cada vez mayor. "Desde hace varios años los sitios de noticias, tanto como otros medios de comunicación, destinan espacio a las noticias que parten de la participación de los lectores", afirma y en UNO Entre Ríos esta participación fue en constante crecimiento y actualmente esta actividad –fotos videos, datos– se concentra en la sección #UNOenLaCalle.
Lo que comenzó como un espacio destacado principalmente en redes sociales se ganó un lugar en la página principal del sitio, que actualmente se ubica como uno de los más consultados de la región. "Lo importante es que este espacio resulta de una demanda de nuestros seguidores, que cada vez están más dispuestos a utilizar el portal para canalizar sus inquietudes. Ellos intervienen cada vez en mayor medida en la tarea no solo de producción de noticias, sino también de edición, corrigiendo y completando información publicada. Incluso su intervención puede llegar a la jerarquización de las noticias en función del interés que expresan. La participación es hoy un valor periodístico tan importante como la primicia, o quizá ya más."
Con usuarios son cada vez más exigentes y activos, la demanda de información desde todo tipo de dispositivo móvil crece, por eso la nueva web le da protagonismo al contenido audiovisual. Según la consultora Cisco System, en 2017, el video representará el 69% de todo el tráfico de Internet para el consumidor. El video on line se convierte, a una velocidad inusitada, en un medio fundamental para que las personas satisfagan sus necesidades de información y entretenimiento.

En abril de 2015 #UnoEnLaCalle tuvo su primer hit cuando un pasajero de colectivo pensó que la historia de un chofer de colectivos destacado por su simpatía, podía interesarle a mucha gente. A través de su teléfono hizo llegar UNO la historia de Darío Villoud, y más 200 mil personas se hicieron eco de la historia. Fue la noticia más leída en varios día en varios portales del país y portada de la edición impresa de UNO Santa Fe.

Embed


Unir formatos
Hay quienes aseguran que, paulatinamente, la versión en papel de los diarios comenzará a jugar un rol menos importante en la estructura periodística de la prensa. Sin embargo, otros opinan que las nuevas formas de contar la realidad no enfrenta los soportes, sino que los obliga a complementarse.
El irreemplazable hábito de leer un diario de papel, percibir su textura y su aroma, no necesariamente excluye las prácticas globales que demandan las sociedades, hiperconectadas, ambulantes y fugaces.
Hoffman explica que el proceso de integración entre la edición impresa y la edición digital se ha ido fortaleciendo y perfeccionando con el correr de los años, y que esto se refleja en el paulatino crecimiento de la edición on line, en cuanto al volumen y variedad de la información, la cantidad de trabajadores, y los cambios de roles en función de las nuevas tareas e la incorporación de herramientas tecnológicas.
"Más allá de los cambios de soporte y lenguajes, entre las muchísimas transformaciones que implica el pasaje del off line al on line, podemos decir que la más difícil de lograr es el manejo de los tiempos. Una redacción de un medio impreso tiene un cierre, a determinada hora de la noche –en el caso de un matutino como UNO– mientras que una redacción web no tiene cierre, debe permanecer abierta. O mejor dicho: el cierre es minuto a minuto. Cada nuevo contenido implica un cierre en el proceso de producción de la noticia: lo que en un diario es cada 24 horas, en Internet es a cada instante, permanente", finaliza Hoffman.
Juntos y conectados
Decía Zygmunt Bauman que la sociedad capitalista transforma al hombre en un ser aislado e individualista, y que para satisfacer ese instinto social anulado solo puede consumir, "los conceptos se convierten en licuados; y los acuerdos son precarios, temporales, pasajeros; válidos solo hasta un nuevo aviso", afirma el sociólogo en La modernidad líquida, sin embargo, la teoría del sociólogo entra en conflicto con hechos como la denominada Primavera árabe o las manifestaciones en Ucrania de 2013 y 2014, que surgieron en las redes sociales para apoyar la integración europea y se transformaron en revolución violenta pidiendo la dimisión del presidente. Ambos hechos tuvieron su origen en redes sociales. Ya prácticamente innegable que Internet y los dispositivos inteligentes representan plataformas de interacción con una gran proyección social. A principios de este mes, Argentina fue escenario por segundo año consecutivo de una manifestación con pocos precedentes por su magnitud y su génesis: #NiUnaMenos nació en Twitter, cuando por un montón de mujeres entendió el poder de estar cada vez más juntos y cada vez más conectados. Un nosotros cada vez más grande, poderoso e imparable.

Comentarios