La Provincia
Miércoles 19 de Agosto de 2015

Novena, libro y campanario por los 50 años de la parroquia San Agustín

La comunidad parroquial del populoso barrio celebra sus bodas de oro. El párroco Omar Bedacarratz informó sobre las distintas actividades organizadas para los próximos días

Dina Puntín / De la Redacción de UNO 
dpuntín@uno.com.ar


El sábado al mediodía la parroquia San Agustín de Paraná vivirá con gran alegría la llegada de sus campanas del cincuentenario. Las mismas serán bendecidas por monseñor Juan Alberto Puiggari y montadas en la iglesia ubicada en calle Florencio Sánchez 733, que está a cargo desde hace 9 años del párroco Omar Bedacarratz.

Un 20 de febrero de 1965 monseñor Adolfo Servando Tortolo elevó a la categoría de parroquia a cuatro comunidades, entre ellas a San Agustín. Si bien este año se recordó la fecha con una ceremonia, se dedicó que todo el año se vivan actividades en conmemoración a las bodas de oro.

“Las campanas serán trasladadas el sábado desde San Carlos Centro (Santa Fe) donde se realizaron y se prevé que estén llegando entre las 12 o 12.30 aproximadamente. El ritual a seguir será la bendición a cargo de monseñor, el montaje y al término de la colocación iría la cúpula del campanario”, contó el padre.

Según explicó, las campanas tendrán la siguiente inscripción: “La mayor es en honor a San Agustín, nuestro patrono y la más pequeña en honor a Santa Mónica, su madre”.

—¿La compra y construcción del campanario se financió con los festivales u otro tipo de aporte?
—Con aportes de la gente de la comunidad. El proyecto abarcó dos años. De agosto de 2013 a agosto de 2015 cuando se está haciendo realidad. El primer año se recaudó para construir la torre del campanario que tiene 14 metros. La gente colaboró de manera desinteresada. Una persona se hizo cargo de los ladrillos, otro se anotó con bolsas de cemento, barra de hierro. La obra se hizo con la gran colaboración de la gente. De agosto del año pasado hasta ahora se juntó el dinero para comprar las campanas. La primera entrega se hizo en septiembre y después mensualmente se fue entregando. Gracias a Dios el campanario está terminado y las campanas pagas.

—Vale doble el esfuerzo
—Esa era la idea. Creíamos que el esfuerzo lo podíamos hacer nosotros para valorarlo más. La opción fue no pedir y la gente de fe nos ayudó.

—¿La empresa que realiza las campanas es la misma que hizo la Campana de la Paz para la llegada de San Juan Pablo II?
—Así es. Es la única empresa del país que realiza campanas. Esa Campana de la Paz está hoy en la Catedral.

Se trata de Miguel Bellini y Juan S.H. Bellini, una empresa que mantiene la tradición iniciada en el año 1892 por Juan Bautista Bellini, quien inauguró una fábrica de campanas artesanales en San Carlos Centro. Siendo hoy la única fábrica de funcionamiento permanente en América Latina.

—Coincide la inauguración del campanario con la novena patronal en honor a San Agustín.
—Así es. Mañana (por hoy) estamos comenzando la novena bajo el lema: “Sean misericordiosos como Dios es misericordioso con ustedes”, un pasaje del Evangelio de San Lucas que el papa Francisco tomó para el Año de la Misericordia que comienza el 8 de diciembre próximo. Las misas serán todos los días a las 19 y tendrán una intención especial, por ejemplo el primer día (hoy) se rezará por los enfermos y la misa estará a cargo de monseñor Puiggari. El viernes por los catequistas que celebran su día (se recuerda a San Pío X). El sábado además de las actividades de la mañana prevista por la llegada de las campanas, por la tarde representantes de los Dominicos irlandeses que estuvieron 30 años en la comunidad participarán de la misa en acción de gracias por la acción evangelizadora. También se celebrarán los 40 años de la capilla San Martín de Porres (donde se venera a San Expedito cada 19 de abril) que nació de esta comunidad. El domingo se rezará por el matrimonio y familia y se realizará la renovación de votos matrimoniales. El 27 de agosto la intención será por las madres y los matrimonios que le piden a Dios el don de un hijo. Se hará una bendición especial ya que ese día celebramos a Santa Mónica, la madre de San Agustín.

—Una agenda cargada de actividades.
—A todo esto hay que agregarle que el 29 de agosto está programada la presentación del libro de la parroquia San Agustín. Escrito por grupos, movimientos, instituciones del barrio y la comunidad parroquial. Está coordinado pero los autores son varios. Un aporte grande realizó la escuela privada Juan XXIII que es parte importante de la parroquia. La vinculación de la escuela y la comunidad, la barriada. Hay que recordar que si bien cumplimos 50 años de ser erigidos como parroquia, la comunidad católica tiene más de 70 años.

El día patronal es el 28 de agosto y la misa está prevista a las 19. Pero la misa y procesión se programó para el domingo 30 de agosto, a las 10. Una vez finaliza la celebración religiosa se desarrollará el almuerzo patronal. Quienes deseen adquirir tarjetas (tienen un valor de 150 pesos) pueden comunicarse al 4270090 o dirigirse a la secretaría parroquial.

El gran trabajo de los Dominicos

Los orígenes oficiales de la creación del barrio San Agustín se remontan al 9 de febrero de 1943, cuando durante la intendencia de Enrique Víctor Acebal se firma y se aprueba la compra de los terrenos. El parcelamiento de las quintas, como así la instalación del Matadero Municipal, corralón y vivero, motivó el continuo afincamiento de pobladores que convirtieron al sector en un barrio progresista.

Una de esas fincas pertenecían a Eustaquia Suárez de Mora que siendo viuda decide donar parte de esos terrenos lindantes a su propiedad para que se levantara una capilla. Monseñor Martínez acepta la donación y decide nombrar como patrono a San Agustín en homenaje al esposo fallecido de doña Eustaquia que se llamara Agustín, dice alguna información sobre el barrio.

Del 29 de abril de 1947 se encontró una nota a la municipalidad desde el Arzobispado diciendo que iniciará la construcción de un Salón Taller allí y que esta obra de carácter social cristiano le hará mucho bien al barrio. Al año comenzaron las gestiones para la Comisión Pro templo, que escoge como patrono a San Agustín, y tiene como finalidad, colaborar con todas las tareas propias de la Acción Católica, juntar fondos para construir un templo Taller en el barrio y completar la formación religiosa, moral, intelectual, cultural y social de la personas del barrio.

De 1957 hay un pedido al obispo de esta comisión solicitando un cura permanente en el lugar, que hay 15.000 almas en el barrio y que hacen festivales, bonos para juntar fondos destinados a una casa parroquial. 

Se llega al año 60 y hay una gran misión en Paraná que será el semillero de muchas nuevas parroquias. Fruto de esta misión se van a extender las capillas y parroquias y van a nacer de aquí, San Juan Bautista, Guadalupe, Cristo Peregrino.

Del 24 de marzo de 1962 es el Decreto del Vicario Capitular F. Antonio Rossi nombrando al Padre Obdulio Di Yacobo, capellán de la Iglesia de San Agustín y Vicario Cooperador de Catedral.

El 20 de febrero de 1965 Monseñor Tortolo crea cuatro nuevas parroquias, entre las que se encuentra San Agustín, desmembrándola de Catedral. Este decreto que entra en vigencia al día siguiente para las otras parroquias, queda en suspenso para San Agustín. 

Por carta del 7 de abril de 1966 al reverendo Louis Coffey del Convento de los Dominicos de Irlanda, le pide el envío de tres padres para atender una nueva parroquia en un barrio también nuevo de Paraná. Parroquia y barrio se llaman San Agustín, y tiene unas 22.000 a 25.000 almas, en su mayoría católicos. El 22 de setiembre de 1966 desde el Convento de Buenos Aires le informan que llegarán 3 padres a Paraná después de Navidad.

El 16 de abril de 1967 se nombra por decreto Vicario al Padre Damian Byrne O.P. de la parroquia de San Agustín, que según documentación de la parroquia, sería el primer Párroco. 

Números

* 270 Kilos pesará la campana mayor de bronce, a vuelo. Sonará con el tono musical DO. Llevará la leyenda: En honor a San Agustín.

* 140 Kilos tendrá la campana menor, que sonará con el tono musical MI. Estará dedicada a la madre de San Agustín, Santa Mónica. 


Comentarios