Echagüe
Domingo 05 de Febrero de 2017

No tuvo un debut Feliz

Echagüe mostró su peor versión. Fue ayer en el Butta contra Quilmes en el debut de Najnudel como DT. Cayó 90-62.

Lejos estuvo Echagüe de poder cumplir con el viejo dicho que asegura: "Técnico que debuta, gana". Es que en lo que fuera anoche la primera presentación de Iván Najnudel como entrenador del AEC, el conjunto paranaense volvió a sufrir una dura derrota al caer ante Quilmes de Mar del Plata, en el estadio Luis Butta, por un contundente 90-62. El partido formó parte de una nueva presentación de la segunda fase de la Liga Nacional, Zona Norte, donde el dueño de casa sigue incrementando su pobre record: 5-25. Echagüe tendrá ahora su próximo partido mañana, cuando reciba a La Unión de Formosa (desde las 21).
Se puede decir que parejo fue solamente el primer cuarto. O sea, cuando Echagüe estuvo a la altura del partido y su rival. Fue en esos 10 minutos iniciales cuando Najnudel pudo haber sentido que su equipo podía (lo ganó 19-16).
El segundo cuarto fue bastante desprolijo. No era de lo mejor para observar. Si bien el local salió mejor plantado y se mostraba bien, Solano no era eficaz con sus pases, Caracter erraba conversiones a escasos centímetros del aro y Davis perdía su puntería desde el perímetro. La resultante eran diez puntos de luz (26-36) que se trasladó hasta la finalización del primer tiempo.
En el segundo tiempo todas fueron malas para el local. Desde el arranque nomás, dos triples del Cervecero dieron cuenta de lo que luego iba a suceder. El dueño de casa nunca le encontró la vuelta al partido y con enorme cantidad de errores entregaba el partido ante un rival que crecía en dos aspectos: en la confianza para afrontar el pleito y en la distancia en el tanteador (35-60, 25 puntos de luz a falta de 3 minutos).
Así llegaron a jugar el último cuarto, donde poco y nada podía hacer el Negro ya que estaba entregado mentalmente. Intentó algún tipo de reacción pero ya era tarde. Igualmente Quilmes respondió muy bien y argumentó su gran triunfo en tierra ajena. Fue en Paraná y en la casa del AEC, que tendrá que crecer mucho para poder evitar el camino a la serie por la permanencia.

Comentarios