Pais
Jueves 23 de Abril de 2015

"No tengo favoritos para las elecciones"

La Presidenta concedió una entrevista televisiva en Rusia "Si hubiera hecho todo lo que los factores de poder quieren, me hubieran alabado y hubieran dicho qué mujer tan inteligente", sostuvo.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner concedió este jueves una entrevista al canal RT durante su visita oficial a Rusia, donde afirmó que "si uno de repente llega a gobernar Disneylandia seguramente que lo quieren todos", pero "si te tocó gobernar un país como Argentina" es probable que "vas a despertar algunas opiniones contrarias".
Cristina aseguró que no tiene "favoritos" de cara a las elecciones presidenciales. "No, no, no, no... favoritos tienen los reyes, eso no es de la democracia, es de la monarquía", argumentó la primera mandataria.
"Si te tocó gobernar un país como Argentina, como le tocó a Néstor Kirchner en 2003 -con un 25% de desocupación, con una deuda del 160% de tu PBI, con demandas sociales, con 54% de pobreza y demás- superar eso para empezar con un proceso de redistribución de la riqueza para impulsar el crecimiento, seguramente vas a despertar algunas opiniones contrarias", explicó la mandataria en la entrevista en la que se refirió a su gestión de gobierno, el futuro de país y su rol como mandataria.
En relación a ello, Cristina sostuvo que "muchos dicen que se odia solamente lo querido", y agregó: "Si hubiera hecho todo lo que los factores de poder quieren, me hubieran alabado y hubieran dicho qué mujer tan inteligente. Como además de ser mujer no hago lo que ellos quieren, obviamente es doble pecado". 
"El componente misógino en la política todavía está, pero tiene que ver más con los intereses o con el proyecto político que uno representa", sostuvo, y ejemplificó con la ex primera ministra británica de corte conservador Margaret Thatcher, quien "también era mujer, sin embargo era aceptada muy amablemente"; y con Eva Perón, quien, según Cristina, "era una mujer atacada porque llevaba la bandera de los humildes."
"A las críticas me las tomo como se las toma una militante política", expresó Cristina y añadió: "Yo no empecé en política siendo presidenta, ni diputada". 
"Nosotros decidimos recuperar la administración de los fondos de los trabajadores, que estaban en manos de las AFJP, que cobraban comisiones multimillonarias, el Estado se hacía cargo de la jubilaciones y la gente no tenía posibilidades de ser incluida en el sistema previsional", ejemplificó.
"Obviamente, si vos le sacás el negocio a unos pocos que se llevaban comisiones por 75.000 millones de pesos, esos no te van a querer", precisó la jefa de Estado, para luego señalar que "son los riesgos cuando uno adopta determinadas posiciones políticas". 
"Y lo mismo es como país", planteó Cristina: "Cuando uno dice 'no' a los centros de poder financiero", como por ejemplo tras la decisión de reestructurar la deuda externa argentina y se planteó que Argentina puede "pagar esto y no podemos pagar más, porque creemos que nos tenemos que hacer cargo de una parte de la deuda pero hay otra parte de la que se tienen que hacer cargo los que especularon y fueron al país a colocar fondos a una tasa anual del 15% en dólares cuando en el resto del mundo se pagaba el 2%". 
"Si el capitalismo es riesgo, nosotros asumimos una parte, y ustedes asuman la otra. Aunque de todos modos pagamos más que Enron, que cuando quebró pagó 10 centavos por cada dólar de sus accionistas", ejemplificó la mandataria. 
En la entrevista realizada en Moscú durante su visita a Rusia, Cristina habló también de la reforma de la Justicia en la Argentina y dijo que es "una de las cuentas pendientes" aunque aseguró que "más temprano que tarde la reforma va a ser llevada a cabo porque es una demanda de la sociedad".
Y en ese sentido recordó: "La primera vez que intenté la reforma de los partidos políticos era diputada, no tuve apoyo y ese proyecto fracasó, y luego pude lograr que ese proyecto pudiera ser aprobado y se llevara a cabo", y lo comparó con las PASO, ya que cuando se pusieron en marcha "nadie creía y decían que no iba a ir a votar nadie, y fueron un éxito total de concurrencia. Lo creían inviable, y se pudo lograr, costó muchos años. "Entonces, podemos confiar que en un tiempo más llegue la democratización de la Justicia”, agregó.
Al ser consultada sobre la finalización de su mandato el 10 de diciembre, Cristina dijo: “Podés ser presidente y no pasar a la historia, o pasar a la historia como cualquier cosa, así que me parece que lo más importante son las cosas que hacés y no los cargos que ocupás”.
Y respecto de las próximas elecciones y de las candidaturas oficialistas, sentenció: "Favoritos tenían los reyes, eso es la monarquía. Eso no es democracia".

Comentarios