Ovacion
Martes 18 de Agosto de 2015

No lo cerró a tiempo y terminó sufriendo

Atlético Paraná igualó 1-1 con Estudiantes de San Luis. Dominó en el primer tiempo. Pudo perderlo en el segundo.  

Matías Larraule / Ovación
mlarraule@uno.com.ar


Tuvo la victoria en sus manos, pero se le escurrió como el agua entre los dedos. Dominó en todos los sectores del campo de juego durante la primera etapa. En ese periodo arrinconó a su adversario. Fue agresivo en ataque y en defensa. En esta faceta absorbió a los experimentados atacantes vestidos de verde y blanco. 

Sin embargo, no pudo cerrar la historia a tiempo. La diferencia a su favor era mínima. El resultado estaba abierto. La visita capitalizó una oportunidad y facturó. En la paridad, se desordenó y terminó sufriendo. Sumó un punto. Frenó su marcha triunfal. De todos modos, sus intérpretes valoraron la unidad conquistada. 

En el estadio Pedro Mutio, Atlético Paraná igualó 1 a 1 ante Sportivo Estudiantes de San Luis. El encuentro se disputó en el estadio Pedro Mutio en el marco de la 29ª fecha del campeonato de la Primera B Nacional.  

Dinámico. El escenario lució de la mejor manera, a pesar de la lluvia que cayó en la zona en la jornada de ayer. El campo de juego estuvo rápido. Esto benefició al Decano, que lastimó con la velocidad de Ekkert y Alzugaray, más los aportes de Galli, sumándose desde la última línea, y de Vercellino, quien aportó la cuota de fútbol desde el mediocampo. 

Paraná fue agresivo en los primeros pasajes del partido. Impuso una presión asfixiante que sufrió Estudiantes. Belforte copaba la parada en la mitad de cancha. El Pelado recuperó cuanto balones pasaban cerca de su presencia y distribuyó juego con criterio. 

El local demoró solamente dos minutos para provocar la primera preocupación en la visita. Ekker envió un centro que conectó Noir, anticipando su marca en el primer palo, pero que ningún compañero pudo capitalizar para establecer la apertura del marcador.  

El Gato se burlaba de las fallas defensiva del Verde. A los 4’ Wágner no puede controlar el balón y detiene el juego con su mano. Claro penal que sancionó el juez. Noir se paró frente al balón, pero chocó con una sobria respuesta de Brasca. 

Parecía que esa maniobra iba a modificar el desarrollo del pleito. Un centro de Vallejo fue tomado por Núñez, quien libre de marca exigió a Arce con un cabezazo desde el punto penal. Sin embargo, el Decano recuperó rápidamente las riendas. Continuó presionando, provocando salidas incómodas de la visita.Vercellino apretó a Marital, quien recurrió al pelotazo. El balón fue tomado por Belforte, quien metió un cambio de frente que bajó Noir. Ekkert capitalizó la asistencia darle un marco de justicia al marcador. 

Paraná pudo ampliar cifras. A los 14’ Alzugaray dejó en ridículo a Facundo Quiroga y envió un centro que despejó a medias Mosset. La bocha le quedó a Vercellino, que en su afán por fusilar al uno, envió el remate por encima del horizontal. El concordiense tuvo revancha a los 32’ en una jugada preparada que murió en la parte externa de la red.

El Gato también fue agresivo  para defender. Le cerró los circuitos ofensivos y obligó a los puntas de Estudiantes a jugar lejos del arco Rojiblanco. La visita solamente inquietó con un remate de mediana distancia de Wagner, que impactó en el horizontal. La ventaja Decana estaba justificada en la primera etapa.

Sufrió. Estudiantes demostró en el complemento porque es un rival incómodo jugando en condición de visitante. Adelantó sus líneas y sumó  a sus marcadores de punta al circuito ofensivo en su afán por igualar el pleito. De esta manera, Núñez y Moreira Aldana no estuvieron aislado del juego. 

El Verde cambió golpe por golpe. Esto parecía beneficiar a Paraná. Es que se le presentaron espacios que supo explotar con la velocidad de Ekkert, pero no tuvo precisión en el toque final. 

El Gato no cerraba la persiana. Le daba vida a la visita. Estudiantes alcanzó la paridad a los 65’ en una jugada en la que Núñez sacó a relucir el peso de su experiencia. El chaqueño ganó en las alturas para dejarle servido el tanto a Moreira Aldana. Su socio se anticipó a Reynoso para tocar el balón con su botín derecho y firmar la paridad. 

El 1 a 1 provocó un desorden generalizado en el anfitrión. Intentó recuperar la ventaja, pero la cancha y los nervios le jugaron una mala pasada. Estudiantes se ilusionó con los tres puntos. Pudo conquistarlo en una mediavuelta de Moreira Aldana que impactó en el palo y un remate de Núñez que controló Arce, dándole justicia al marcador. La derrota hubiera sido un castigo enorme para el Gato.

Las claves 

* La lluvia. La inclemencia del tiempo jugó su rol. Dejó un campo de juego rápido. Esto fue capitalizado por Atlético Paraná, que en la primera etapa preocupó con la velocidad de Ekkert, Vercellino y Alzugaray. 

* Imprecisión. El Decano sufrió un déficit de jornadas anteriores. Generó varias situaciones de riesgo en campo enemigo. Sin embargo no anotó en proporción a las ofensivas que elaboró. Lo sufrió en el complemento. 

* Experiencia. Los defensores entrerrianos controlaron en gran parte del encuentro a Cristian Núñez. En dos maniobras el ex-Boca Unidos sacó a relucir su experiencia. En una fue gol de Estudiantes.   

Comentarios