Ovacion
Martes 19 de Enero de 2016

No le alcanzó para celebrar una victoria

Paraná igualó en dos juegos ante Central Córdoba de Santiago del Estero. Mostró su oficio, aunque tiene que ajustar algunos detalles

Matias Larraule/Ovación
Atlético Paraná desafió a las elevadas temperaturas. Bajo un calor sofocante acumuló minutos de fútbol pensando en el estreno en el torneo de transición 2016 de la Primera B Nacional. En esta oportunidad, el Decano se midió con Central Córdoba de Santiago del Estero, equipo que se encuentra en  Santa Fe realizando la parte final de su pretemporada. 
El Gato demostró su oficio y la ambición ofensiva en la prueba más exigente que disputó. Dejó en claro que tiene que ajustar algunos detalles, pero en líneas generales superó el examen, más allá de que no pudo alzarse con la victoria. 
En primer turno, fue empate con marcador cerrado. Central Córdoba plantó una alineación titular ante una formación con muchos nombres alternativos en el Decano. El elenco paranaense incomodó en la salida al Ferroviario. Aguirre fue una pesadilla para la última línea santiagueña. Generó varias infracciones cerca de la valla enemiga. Una de ellas desencadenó en un remate de Petrucci que Albil se estuvo que esforzar para desviar el peligro. 
Central se acomodó con el correr de los minutos. Comenzó a tener mayor contacto con el balón y comenzó a inquietar buscando la altura de Miranda. El punta se las ingenió para agredir en el juego aéreo, aunque no fue suficiente para desnivelar en el marcador. La más clara fue un testazo del ex-Almagro que impactó en el parante. 
El Gato equilibró el juego cuando hubo modificaciones. Vercellino le brindó mayor claridad al juego. Gutiérrez fue más vertical y Schonfeld comenzó a probar con remates de mediana distancia. No fue suficiente para romper el cero. 
No lo liquidó. Paraná exhibió varios argumentos para celebrar. Lastimó de entrada. Desnudó las falencias ofensivas del rival. No lo liquidó y lo lamentó. Abrió el marcador antes del minuto. Caballero capitalizó un centro de Modón para superar la resistencia de Calviño. 
El Gato tenía controlado el juego y explotaba los espacios vacíos que brindaba el rival. Atacó con varios jugadores. Esto le permitió gozar de oportunidades de contragolpe. Le faltó precisión en el desenlace de las ofensivas.  Chitero tuvo la más clara, pero su remate fue bloqueado por el pie derecho de Calviño. 
Central Córdoba encontró un regalo en la segunda mitad, y festejó. Herrera ganó en las alturas con total libertad. Su cabezazo impactó en la humanidad de Galli para descolocar a Cosentino. Sobre el final, el Gato tuvo tres acciones en una misma jugada, pero Caffarati se lució al desviarle dos remates a Schonfeld y otro a Benítez. No fue victoria, pero exhibió aspectos interesantes pensando en el estreno de la BN. 

Comentarios