La Provincia
Lunes 09 de Febrero de 2015

No hubo víctimas fatales en enero por accidentes con motos

Desde el hospital San Martín indicaron que las muertes por incidentes con este tipo de vehículos bajaron en un 70%. Además, descendió en 50% la cantidad de pacientes con traumatismos graves

La ordenanza 9.211, que regula el tránsito de Paraná y establece las multas correspondientes por infracciones en todo tipo de vehículos, comenzó a regir desde el 15 de setiembre del año pasado.


Luego de implementarse este accionar, con la intervención de la Policía, se estimó que hubo una reducción de entre el 80% y el 90% de delitos y accidentes donde había motos involucradas.


En este contexto, el jefe de Terapia Intensiva del Hospital San Martín, Guillermo Grieve, destacó: “Pasar de tener de tres a cuatro muertes por mes a una o cero, como se registró en noviembre y diciembre, es un hecho significativo”.


“En enero disminuyó en más de un 70% la cantidad de pacientes que ingresaron a Terapia Intensiva y que pasan a Cuidados Críticos por accidentes con motos. Y desde setiembre, que es el mes en que se iniciaron los controles, pasamos de tener entre 10 y 12 traumatismos graves internados en Terapia Intensiva a cuatro o cinco casos; es decir, que en este aspecto el descenso fue del 50%”, aseguró a UNO.


El profesional aclaró que hubo una muerte en diciembre, pero no se inscribió porque la persona involucrada pereció antes de llegar al Servicio.


A su vez, manifestó su satisfacción porque los controles han sido sostenidos desde su implementación: “En la última conferencia de prensa fui muy enérgico en ese sentido, ya que es difícil lograr este tipo de acciones pero más difícil es mantenerlas”. A su vez, destacó que desde que comenzaron a regir estas medidas en menos de 48 horas se dio una disminución progresiva y exhaustiva de la accidentología en Paraná, considerando que no solo se comenzó a exigir el uso del casco, sino que se empezaron a realizar controles de velocidad, alcoholemia, entre otros.


“Ojalá sigamos así. Llevamos un accidente grave en lo que va de febrero; hemos tenido cinco accidentes graves en enero, cinco en diciembre, también cinco en noviembre y cuatro en octubre. No hubo muertos hasta la última semana de diciembre, excepto una que fue extrahospitalaria”.


“Estoy contento por el momento actual pero muy triste porque a estas medidas las pedimos desde setiembre de 2008”, confió el médico, quien viene luchando de manera sostenida para revertir los índices de víctimas fatales en Paraná por falta de casco.


Por último, señaló que la mayoría de los pacientes que tuvieron accidentes graves no llevaban casco, y recordó que este elemento de seguridad debe estar correctamente colocado para cumplir su función de protección ante una caída, una colisión u otro tipo de accidente. “Si lo tienen en el codo, o mal puesto, se considera que no lo lleva”, advirtió.

 

 

Registro y evolución

 


El doctor Guillermo Grieve recordó que desde hace cinco años desde el área a su cargo en el hospital San Martín se lleva un registro de accidentes en moto y uso de casco y afirmó: “No fue fácil lograr que se implementen estos controles. Los últimos cinco años fueron catastróficos: tuvimos en el seguimiento casi 600 accidentes graves, más de 160 muertes y más de 190 lesionados”.


“O sea que en esto tenemos 350 lesiones graves o muertes y solamente fueron 250 los pacientes que lograron recuperarse. Es increíble que recién después de 33 conferencias de prensa explicando esto y tras siete años de pedirlo, recién hubo cambios en setiembre”, concluyó.

 

 

Comentarios