Ovacion
Lunes 07 de Marzo de 2016

“No hay rivales fáciles antes de cada partido”

Martín Galli descartó cualquier subestimación hacia Almagro y marcó la necesidad de mejorar de cara al futuro.

Edgardo Comar / Ovación
ecomar@uno.com.ar


Al igual que el resto del equipo, no tuvo su mejor tarde. A pesar de no tener muchas responsabilidades en la marca, le faltó la soltura casi habitual que muestra para pasar al ataque; estuvo demasiado contenido cerca de sus compañeros de la última línea. La ausencia de Pablo Lencioni lo transformó en el capitán del equipo, motivo esencial para transformase en la voz cantante después de la pérdida del invicto en José Ingenieros. En declaraciones posteriores al revés Martín Galli descartó la posibilidad de una subestimación hacia el ocasional adversario: “No hay rivales fáciles, ni ganables antes de los partidos”, aseguró el defensor de Atlético Paraná. 

El gol tempranero del Tricolor de Villa Raffo, cambió cualquier plan armado con anticipación: “El primer gol de Almagro a los dos minutos tuvo si influencia, pero hay una realidad que no se puede negar y es que no supimos, ni encontramos la manera de levantarlo en ningún momento”, aseguró la Garza.  

En la continuidad del análisis, el lateral derecho del Decano agregó:  “Almagro no nos generó muchas situaciones de gol, tuvo como virtud que pegó en momentos claves del partido. Pero no nos podemos quedar solamente con eso, hay que mejorar en muchas cuestiones”. 

El ex-Sportivo Urquiza marcó como crucial el segundo tanto marcado por el Gordo Altamirano: “El 2 a 0 fue un golpe muy duro que nos llevó a cometer el error de caer en la desesperación. Quedaba mucho tiempo por jugar y enseguida quedamos con un hombre más en cancha, pero increíblemente Almagro fue el que tuvo la pelota y la hizo circular mejor, cuando la lógica indica lo contrario. Es una de las tantas cuestiones por corregir. Lamentablemente nunca le pudimos encontrar la vuelta”, manifestó. 

Galli descartó que por el hecho de tener a un rival recién llegado de una categoría inferior, se diera un exceso de confianza en el Rojiblanco: “No hay rivales fáciles  y ganables para Atlético Paraná antes de los partidos. La Primera B Nacional hoy es un torneo muy parejo. Sucedió que no tuvimos la mejor tarde”, acotó.  

En la parte final de la charla, mostró su optimismo de cara a lo que se viene para el conjunto del barrio San Martín: “Hemos pasado por situaciones peores como en el certamen anterior en el que estuvimos varios partidos sin ganar. En el próximo partido hay que ganarlo porque jugamos de local , con nuestra gente. Tenemos la obligación de ganar de local”, aseguró. 

“NO MEJORAMOS” . Pablo Vercellino fue autocrítico en la derrota de Atlético Paraná con Almagro en suelo bonaerense: “Repetimos una pobre actuación y no mejoramos en nuestro andar”, analizó el mediocampista. 

Verce se mostró por el revés que cortó la serie invicta y los aleja de los que marchan arriba en la tabla: “La verdad que no era para perder de la manera que se dio. Llegamos al partido de Almagro con la intención de sumar, pero hicimos las cosas mal y nos quedamos sin nada”, remarcó.   

En consonancia con sus compañeros de equipo, el jugador concordiense jamás vio en el elenco dirigido técnicamente por Ruiz a un rival accesible: “Siempre imaginamos en Almagro a un rival difícil como terminó siendo, pero confiábamos mucho en nuestro potencial. Lamentablemente nunca pudimos desplegar nuestro juego y terminamos perdiendo merecidamente”, sostuvo. 

La percepción de que el 2-0 a los 15’ del complemento sentenció anticipadamente la cuestión fue compartida por el concordiense: “El segundo gol de Almagro fue lapidario, nos dejó sin reacción. Ahora es demasiado tarde para lamentarse hay que trabajar en la semana para ganar de local”, acotó.      

Comentarios