Pais
Jueves 18 de Junio de 2015

No hay acuerdo en la paritaria del personal de droguerías

El Ministerio de Trabajo dispuso prorrogar por diez días la conciliación obligatoria en el conflicto, por lo que hasta julio no habrá medidas de fuerza que amenacen generar desabastecimiento de fármacos.

La paritaria entre la Federación de Trabajadores de la Sanidad (FATSA) y la Asociación de Distribuidores de Especialidades Medicinales (ADEM) concluyeron sin acuerdo, y el sector empresarial insistirá ante el gobierno en reclamar un aumento de precios en los medicamentos.

El gremio exige un incremento del 28%, más una recategorización del personal, que en la práctica termina representando una mejora salarial del 33%, estiman las empresas.

El Ministerio de Trabajo dispuso prorrogar por diez días, la conciliación obligatoria en el conflicto hasta el 30 de junio, por lo que hasta julio no habrá medidas de fuerza que amenacen generar desabastecimiento de fármacos.

El asesor legal de ADEM, Dario Díaz, reconoció que "por el momento no hay desabastecimiento de fármacos, porque como se frenaron las medidas de fuerzas, las empresas se han puesto al día compensando los retrasos en la distribución".

Díaz informó que en la reunión no se llegó a un acuerdo y las negociaciones "pasaron a un cuarto intermedio, sin fecha, para la semana próxima".
Incluso, dejó abierta la posibilidad de que antes del próximo encuentro se realicen negociaciones extraoficiales y señalo que ADEM pidió una urgente reunión al secretario de Comercio, Augusto Costa, para analizar la posibilidad de un aumento de precios.

"La negociación sigue complicada porque los precios se mantienen en el mismo nivel y ese es el principal problema para no poder acercarnos a la pretensión salarial de los trabajadores", señaló.

El dirigente de ADEM informó que la cámara presentó una nota pidiendo una entrevista con Costa "para explicarle la problemática del y como impactan en la negociación salarial los precios regulados".

"No tenemos todavía aumento, la decisión oficial se ha retrasado y la negociación salarial no puede avanzar", dijo Díaz.

El sector empresario alega que no puede hacer frente a la demanda salarial al sostener que en los últimos años hubo aumentos salariales superiores al 30 por ciento mientras que los precios de los medicamentos, que están regulados por el gobierno, aumentaron entre 15 y 16 por ciento.

Comentarios