A Fondo
Sábado 02 de Abril de 2016

“No estábamos listos para ir a la guerra”, contó Néstor Apuzzo

El DT de Huracán fue soldado de Reserva en el conflicto bélico de 1982. No llegó al archipiélago, pero sufrió por sus compañeros.


Edgardo Comar/De la Redacción de UNO
ecomar@uno.com.ar


Con apenas 16 años, por sus buenas cualidades futbolísticas, Néstor Apuzzo era un integrante de la Tercera de Huracán y una gran promesa para el fútbol argentino. Con dos años más y habiendo estado como suplente en Primera su carrera sufrió un corte repentino. 
Nacido en 1963 fue convocado a efectuar el Servicio Militar Obligatorio. En la cancha había ganado un sinfín de batallas deportivas, pero jamás imaginó ser convocado para una guerra. 
El actual DT de la categoría preliminar del Globo fue llamado para combatir en Malvinas. Si bien es cierto que no llegó al archipiélago fue “soldado de Reserva”.  Sufrió por la muerte y los padeceres de compañeros en un conflicto bélico tan desigual como innecesario. “Honestamente no estábamos listos para ir a ninguna guerra”, aseguró a UNO vía telefónica cuando se trasladaba con la delegación Quemera hacia Tucumán para enfrentar a Atlético. 
Ya pasaron 34 años de la gesta malvinense pero para el entrenador, parece que hubiese sido ayer: “Ingresé al Batallón 601 de Boulogne con 18 años; cuando empieza la guerra tenía 19 recién cumplidos. Recuerdo que el 2 de abril nos levantaron a las 3 de la madrugada para celebrar que las Malvinas eran argentinas. Me cuesta decir mucho la palabra recuperar, porque no entiendo el recuperar algo que siempre fue y sigue siendo nuestro. No es verso, lo siento así”, remarcó. 
Nunca nadie en el Regimiento había mencionado antes la posibilidad de ocupar las islas y menos de entrar en un confrontación con una potencia mundial: “Honestamente no estábamos listos para ir a ninguna guerra. En lo personal, al igual que muchos de mis compañeros, habíamos ido una sola vez al polígono a practicar tiro. No teníamos instrucción. Sí nos sobraba orgullo y coraje para cumplir con el juramento de defender la Bandera y la Patria”, afirmó.
Apuzzo no estuvo en el frente de combate: “Fui soldado de Reserva, cuando nos estaban por llevar llegó el fin de la guerra con el resultado y las consecuencias lamentables que todos conocemos”, detalló.
El DT del club de Parque Patricios describió lo doloroso que fue el reencuentro con los que volvieron de Malvinas: “Cuando pudimos ver a algunos de los que volvieron fue muy doloroso; fue terrible. La pasé muy mal al ver cómo regresaron algunos y también por no ver más a otros que habían ido”, narró. 
Los padeceres de Apuzzo no terminaron con la conclusión de la guerra: “Estuve 18 meses bajo bandera; me la pasé haciendo guardias. Recién salí del cuartel en junio de 1983”, comentó.    
La experiencia vivida durante la colimba marca que los abusos de militares hacia los soldados no se iniciaron con el Caso Carrasco: “Un día un sub oficial me metió un palazo que me rompió un riñón. También tuve una infección por una verruga en un pie que nunca fue bien tratada. Los médicos creían que era un tumor. Como si fuera poco después tuve una hepatitis fulminante que me marcó para el resto de mi carrera. Después del servicio militar pasé a ser un exjugador con apenas 21 años”, afirmó.
Néstor Apuzzo hoy acredita 53 años. Hace 34, más allá de no estar en el frente de batalla ni sumergido en una trinchera, vivió muy de cerca el conflicto por Malvinas. Una guerra cruenta como todas, para la que él, sus compañeros del Regimiento 601 de Boulogne y los soldados argentinos: “No estábamos preparados”.
Datos
►En 2014, al frente del equipo de Primera División de Huracán, obtuvo la Copa Argentina. Terminó con una sequía de 41 años sin campeonato del club Quemero.
Hoy es coordinador de las divisiones inferiores de la institución.

Comentarios