Ovacion
Miércoles 07 de Enero de 2015

Naivirt: “Pensé que me moría acá”

Rally Dakar: El entrerriano tuvo que abandonar en la segunda etapa. El oriundo de Concordia brindó un crudo relato tras abandonar: “Oriné en una botella para humedecerme la boca”. 

El piloto entrerriano Roberto Naivirt se quedó afuera del Rally Dakar 2015 tras no poder atravesar la segunda etapa de la competencia que se extendía entre las ciudades de Carlos Paz y San Juan, disputada el lunes. Se trató de una etapa dura que además, dejó eliminados a un total de 62 competidores que debieron afrontar condiciones de calor extremo y malas condiciones del terreno.


Tras su eliminación, Naivirt, que circulaba con su Toyota Hilux, hizo un crudo relato de lo que le tocó vivir y hasta se mostró molesto por ciertas irregularidades que se presentaron en la carrera y que habrían beneficiado a otros pilotos.


En declaraciones a campeonesnet.com.ar el piloto oriundo de Concordia se mostró sorprendido por lo complicado y extremo de la etapa.
“Rompimos cubiertas, hicimos 40 kilómetros en llanta, se nos rompió el semi eje y nos quedamos sin gasoil. Una verdadera locura todo lo que nos pasó”, relató Naivirt.


También agregó que, junto a su navegante, Alejandro Schilling, se quedaron sin agua y frente a las altas temperaturas que se vivieron en la zona por la que transitaba, esa situación llegó a ser casi mortal.


“Había peligro de que quedemos muertos ahí. No teníamos más agua. Nos metimos en la camioneta, y después de varias horas sentimos que alguien nos tocaba… era una médica de la organización que nos salvó la vida”, relató Naivirt con la voz quebrada.


“Pedimos que nos saquen, no dábamos más, estábamos exhaustos. La pasamos muy mal, me agarró desesperación porque no teníamos agua y no encontrábamos señal para comunicarnos. Llegué a orinar dentro de una botella para humedecerme la boca porque me moría ahí”, señaló el piloto que reside en Del Viso.


Naivirt contó que el mayor problema que debieron atravesar fue la rotura de las cubiertas.


“Debíamos transitar por fuera del camino, porque tras el paso de los camiones todo estaba lleno de huellones. Nos encontramos con zonas de arbustos secos, ramas y ahí rompimos todos las cubiertas. Una verdadera locura. Nos mandaron al infierno, nos mandaron a quedar afuera de la carrera”, se lamentó el piloto.


Enojo. Roberto Naivirt también se mostró molesto y sembró sospechas sobre la posibilidad de que haya habido beneficios para otros competidores.


“A muchos les llovieron cubiertas del cielo”, lanzó el piloto local al tiempo que aseguró haber visto camionetas de asistencia que ingresaban a la competencia para ayudar a sus equipos, algo que está prohibido.


“Me duele mucho como corredor, porque ayer (por el lunes) no había autos con cubiertas sanas. Que entren camionetas de asistencia es algo que no se hace, no es justo y duele. De todos modos, qué sabor tiene la medalla al final si sabes que te engañaste a vos mismo”, reflexionó Naivirt.


Finalmente, el entrerriano agradeció el apoyo de los seguidores y mencionó: “Quiero pedirles disculpas a todos porque no pudimos pasar el segundo día. Es la primera vez que nos pasa esto, habrá que digerirlo y ver como seguimos. Volvemos a casa con mucho dolor encima”.

 

 

 


Ganó Orly. El piloto mendocino Orlando Terranova (con un MINI) se recuperó ayer de la accidentada jornada de lunes en el Rally Dakar edición 2015, al ganar la tercera etapa entre San Juan y Chilecito (542 kilómetros totales y 284 kilómetros de especial), y recortó así una parte de la ventaja que le había sacado el líder de la clasificación general, el qatarí Nasser Al Attiyah (MINI), quien llegó en la quinta colocación de la clasificación.

 

Los argentinos también dieron la nota en cuatriciclos, con un 1-2 protagonizado por el fueguino Lucas Bonetto (Honda) y Sebastián Halpern (Yamaha), y un notable cuarto lugar de Gastón González (Yamaya) que lo llevó al sexto lugar de la general.


 La tercera etapa del Dakar 2015, que resultó muy técnica y algo más complicada de lo prometido por la presencia de ríos crecidos por las últimas lluvias en la zona cordillerana, completó el primer cuarto de la competencia, que en la jornada de hoy cruzará los Andes hacia suelo chileno para recalar en Copiapó.


 Con un tiempo de 2 horas, 57 minutos y 28 segundos Orlando Terranova se impuso sobre el sudafricano Giniel De Villiers (Toyota), quien quedó a 1 minuto y 54 segundos del argentino, y tercero llegó el saudita Al Rajhi (Toyota), a 2 minutos y 52 segundos.


 La victoria alcanzada en la jornada de ayer, cuarta en el historial dakariano del piloto cuyano, le permitió escalar al tercer lugar de la clasificación general y ganar así siete lugares respecto de la etapa anterior, en la que un vuelco lo había relegado del primero al 10º puesto.


 Ese vuelco, en el que dio cuatro vueltas de campana, ocurrió a 10 kilómetros de la meta en San Juan cuando disputaba la etapa y la clasificación general con Nasser Al Attiyah, y ese incidente lo demoró 24 minutos, aunque pudo seguir en carrera.


 “Fue una etapa que arrancó como la del lunes porque se veía fácil pero el terreno comenzó a cambiar y terminó siendo bastante complicada y peligrosa”, dijo Orlando Terranova una vez que arribó a festejar la victoria obtenida ayer en suelo argentino.


Al Attiyah, líder de la general de la competencia en autos, terminó quinto a 4’18”, detrás del español Carlos Sainz (4’6”), quien consiguió el mejor resultado para el debut de Peugeot en este Dakar. En tanto, el argentino Emiliano Spataro (Renault Duster) quedó lejos en la etapa, 36º a 46 minutos y 3 segundos.

 

 


Día trágico

 

El Dakar sumó ayer otro capítulo trágico en su historia con la muerte del piloto de moto polaco Michal Hernik, de 39 años, quien fue hallado sin vida durante la tercera etapa del rally entre la ciudad de San Juan y Chilecito (La Rioja), confirmó la organización de la prueba. Hernik, oriundo de Cracovia, corría su primer Dakar con una moto KTM número 82 y fue hallado por un helicóptero de la organización en el kilómetro 82 de la especial de 220 kilómetros, a unos 300 metros del camino de carrera y sin signos visibles de haber sufrido un accidente. El director de relaciones institucionales de la organizadora ASO, el francés Gregory Murac, aseguró en el vivac de Chilecito que el piloto “estaba sin el casco puesto y con la moto en el piso”. Todo indica que Hernik habría muerto por causas naturales, tal como ocurrió el año pasado con el belga Eric Palante y con el también belga Thierry Pascal en 2009.

 

 

 

Comentarios