A Fondo
Domingo 26 de Abril de 2015

Naciones Unidas y un aporte a la confusión global

Carlos Damonte / Jefe de Redacción de UNO
cdamonte@uno.com.ar



La Organización de Naciones Unidas (ONU) tiene la fórmula para medir la felicidad de los pueblos y la aplica desde hace algunos años. Créase o no, el organismo arma una suerte de tabla de posiciones en la que uno a uno ubica a los países según la felicidad de su gente. Parece broma, pero no. La última medición se conoció ayer por medio de las agencias de noticias y de la lectura del informe (disponible en la página web de UNO) surge que la Argentina está en el puesto 30; muy lejos del podio que forman  Suiza, Islandia y Noruega. Pero también lejos de los más infelices, que son casi todas las naciones de África y las de Medio Oriente que no tienen petróleo que venderle al resto del mundo.

¿Cómo saben si uno es feliz o infeliz? Muy simple, sentados ante una muy buena computadora, recopilan una serie de datos y trazan una tendencia. Es decir, de compaginar el Producto Bruto Interno de cada país, la seguridad social, la expectativa de vida de sus habitantes, su nivel de generosidad, la percepción que tienen de la corrupción en su hábitat y de la libertad para tomar decisiones sobre el curso de sus vidas surge el ranking tan mentado que se usa nada más que para satisfacer, seguramente, el ego de quienes están más arriba pero no tanto. Es que los primeros, supongo, como no tienen problemas no se preocupan por su ubicación en la tabla de la felicidad y los últimos tienen tantos que tampoco se ocupan de dar importancia a esta escala.

Hay datos precisos, otros no tanto. ¿Cómo harán para saber la percepción de la corrupción? No lo sé. A mí por lo pronto nunca me lo preguntaron. Tampoco nadie se contactó para consultarme si soy más o menos libre para definir mis cuitas. Y en la Redacción de UNO tampoco llamaron a alguien. Lo mismo a mi familia o amigos. De manera que, gente de las Naciones Unidas, debo decirles que mi entorno social no está contemplado por vuestro informe. Y hay algo más, hice un simple ejercicio a media tarde de ayer: 10 llamados telefónicos al azar consultando si Naciones Unidas los había contactado. Resultado: siete me dejaron hablando solo con el aparato y tres me dijeron que no. Nada científico por cierto, pero suficiente para permitirme dudar acerca de si Paraná formó parte de la producción del estudio de marras. Moraleja: Naciones Unidas también hace su aporte a la confusión general generando noticias que poco aportan.

El ranking de la felicidad según calculan en la ONU

1° Suiza
2° Islandia
3° Dinamarca
4° Noruega
5° Canadá
6° Finlandia
7° Holanda
8° Suecia 
9° Nueva Zelanda
10° Australia
12° Costa Rica
14° México
16° Brasil
23° Venezuela
25° Panamá
27° Chile
30° Argentina
32° Uruguay
33° Colombia
42° El Salvador
43° Guatemala
48° Ecuador
51° Bolivia
53° Paraguay
57° Nicaragua
58° Perú
122° Costa de Marfil
 

Comentarios