La Provincia
Jueves 20 de Agosto de 2015

Músicos paranaenses reclaman lugares para tocar

Se convocaron este miércoles desde la mañana en la Plaza 1º de Mayo de la capital entrerriana. Hubo bandas en vivo

Hace una semana exactamente Diario UNO publicó una nota titulada “Paraná tiene cada vez menos salas para la música en vivo” y destacaba que los músicos estaban en alerta. El artículo tuvo mucha repercusión entre la comunidad artística y enseguida a través de las redes empezaron a proponer iniciativas para solicitar lugares.

Una de estas movidas se puso en marcha ayer por la mañana, en la Plaza 1º de Mayo donde bandas de rock se movilizaron para hacer conocer su posición. 

Con cada vez menos lugares para presentarse, ayer decidieron exponer públicamente la situación, en pleno centro de la ciudad. La propuesta comenzó en horas de la mañana y se extendió hasta promediar la tarde.

Al mismo tiempo, se presentó una nota en la Municipalidad, solicitando una entrevista con la intendenta Blanca Osuna. Al respecto, desde el gobierno municipal se formalizó una convocatoria para la semana próxima (ver recuadro La comuna propone una Mesa de trabajo).

Ramón Monchi Rodríguez es músico de Paraná y pertenece a la banda El Remolque. En diálogo con UNO comentó: “Reclamamos por la situación que nos vemos atravesando los músicos de rock, más que nada. Pero en realidad es para todos los músicos, y se trata de la falta de lugares para tocar. Se cerraron escenarios donde nos manifestábamos, es decir, salíamos a tocar. También los centros culturales están en un estado complicado. Se hace difícil el acceso dada la cantidad de demanda que hay de bandas en Paraná y si a su vez los lugares están en mal estado, se complica. Se genera una situación como por ejemplo la de un día de lluvia en el Gloria Montoya donde tocás con cinco centímetro de agua en los pies”.

Sobre si hay público para la cantidad de bandas que necesitan dónde tocar, señaló: “Hay un público que está buscando el lugar junto con nosotros. Por eso este reclamo también informa lo que estamos haciendo. Hay planillas para firmar y comprometerse, para que la gente se interiorice”.

Rodríguez también explicó que esta es la primera de una serie de medidas a desarrollar: “Esta es la primera iniciativa pública. Hemos tenido reuniones y esta es la primera movilización de la cuestión, pero vamos a ir por más”.

Alerta

En la nota que publicó UNO el 13 de agosto se detalló que la luz de alerta se había prendido cuando cerraron El Coleguilla (ubicado cerca de la terminal de ómnibus), a mediados del año pasado, que todos los fines de semana les daba el espacio a los músicos de la región para que mostraran sus trabajos. Después se perdió El Sótano de Nicanor (en la zona del Puerto) y posteriormente se conoció que otros bares en donde se armaban recitales, en su gran mayoría de rock, también fueron clausurados. 

La comuna propone una Mesa de trabajo

Ante la protesta realizada ayer en inmediaciones a calles Su Santidad Francisco y Urquiza, frente al Palacio Municipal, la Municipalidad difundió su propuesta de avanzar en la conformación de una mesa de trabajo común con músicos, artistas y actores culturales en general, “para tratar aspectos vinculados al desarrollo de la ciudad y poder abordar temas que hacen al sector”, se informó. 

Al respecto, se indicó que esa mesa “cobrará forma, luego de conversaciones e instancias de reunión mantenidas con artistas independientes así como con entidades que los nuclean”. Así, la semana próxima se firmará el acta acuerdo que dará inicio formal al ámbito, para lo que se convocará a las partes interesadas: actores culturales, representantes del sector privado y del municipio. 

Según se apuntó, en horas de la tarde los secretarios Legal y Administrativo, y de Cultura, Dante Molina y Rubén Clavenzani, respectivamente y el subsecretario de Habilitaciones, Federico Amore, mantuvieron conversaciones y reuniones con las partes interesadas en la problemática, para sostener un ámbito vertebrado por una agenda común de trabajo. Esto posibilitará avanzar en el desarrollo de acciones que promuevan la expresión cultural en sus diversas manifestaciones, así como trabajar sobre situaciones que hoy pueden aparecer como un obstáculo y que se resuelven con la participación de todos, incluyendo al sector privado. 

Derechos e intereses de la cultura local

Previo a la convocatoria de ayer, a través de las redes sociales expresaron: “Sostenemos nuestro derecho a participar en la vida cultural de la comunidad mediante el cual reflejamos la realidad, la intentamos transformar y hacemos valer nuestra identidad. Actualmente son escasos los lugares en los cuales es posible ser ejecutada música en vivo de las múltiples bandas, o se imponen fuertes restricciones para hacer uso de ellos, por tanto nuestras aspiraciones no son viables y nuestros derechos son vulnerados. Es esencial en nuestra ciudad un sitio que otorgue nuestra voz, un sitio donde continuar espectáculos que permitan el desarrollo creativo de los músicos. Sostenemos que para ello el rol del municipio es imprescindible en su función de impulsor y sostenedor en el tiempo de un espacio. También de promover y estimular la actividad musical, proteger la música en vivo y ayudarnos a los músicos a propiciar nuestros derechos como trabajadores. Necesitamos un lugar que nos reencuentre, pero también necesitamos de vos, que te unas a nuestra causa”.

Comentarios