Mundo
Miércoles 04 de Octubre de 2017

La primera ministra británica se atragantó en medio de un discurso

Se quedó afónica por la tos y tuvo que interrumpir su alocución en varias oportunidades.

La primera ministra británica, Theresa May, pronunció un accidentado discurso en el marco del cierre de la Conferencia del Partido Conservador en Manchester, donde quedó afectada por un ataque de tos que la obligó a interrumpir su alocución en varias ocasiones.


Embed


El objetivo de la mandataria era hacer un llamamiento a la unión de los integrantes del Partido Conservador, identificados como "tories", en un nuevo empujón al brexit. Pero el cuerpo le jugó una mala pasada durante su intervención, en la que sus palabras eran clave para mostrar su liderazgo.

Quizás fueron los nervios, pero lo cierto es que el de este miércoles fue uno de los discursos más accidentados de toda su carrera política. La tos la obligó a disculparse, alejarse del micrófono, aclarar su garganta y volver a empezar.


Embed


El episodio le provocó una afonía y los presentes respondieron con aplausos en señal de apoyo. May tomó agua de nuevo y volvió a empezar. Philip Hammond salió entonces en su ayuda para darle un caramelo y la militancia estalló de nuevo en aplausos.


Embed
La intervención de May fue bautizada por los internautas como “el discurso de la tos”, mientras algunos medios británicos aprovecharon la anécdota para identificarla con la trayectoria de su liderazgo. “La tos de Theresa May era una metáfora de todo su liderazgo. Está acabada”, publicó una columnista del diario The Telegraph.

La intervención de May fue bautizada por los internautas como "el discurso de la tos", mientras algunos medios británicos aprovecharon la anécdota para identificarla con la trayectoria de su liderazgo. "La tos de Theresa May era una metáfora de todo su liderazgo. Está acabada", publicó una columnista del diario The Telegraph.

Embed

"EL DISCURSO DE LA TOS"

May alentó a los conservadores a "unirse" para "renovar el sueño británico" y fomentar "las aspiraciones y la prosperidad". La líder "tory", aseguró que ese sueño británico que otorga "oportunidades" es lo que la motiva a hacer política y a seguir al frente del Gobierno, pese a su frágil autoridad tras haber perdido la mayoría absoluta en las pasadas elecciones generales.

La primera ministra británica se disculpó ante la militancia por ese revés electoral y reconoció que llevó a cabo una campaña "demasiado presidencialista", si bien instó a sus colegas a centrarse ahora en "trabajar unidos" para convertirse en la formación de referencia de la gente corriente.

Fuente: La Vanguardia / EFE / Foto: Reuters.




Comentarios