Cataluña
Martes 03 de Octubre de 2017

El Rey de España acusó a la Generalitat de "deslealtad inadmisible" y garantiza la unidad

La gravedad del desafío independista lanzado por el Gobierno de Cataluña impulsó la decisión -en sintonía con el Gobierno- de que Felipe VI se dirija a los españoles.

El Rey de España dirigió un mensaje a todos los españoles ante el desafío independentistas lanzado por el gobierno de la Generalitat. Desde su despacho, con la bandera de España de fondo y la notebook sobre la mesa, Felipe VI denunció la "deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado" de los dirigentes catalanes.


A Carles Puigdemont y los miembros de su Govern los acusó de haber "quebrantado los principios democráticos de todo Estado de Derecho y han socavado la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana, llegando desgraciadamente a dividirla".


El Rey, en un mensaje duro, contundente, advirtió que la situación actual en Cataluña no es sino "la culminación de un inaceptable intento de apropiación de las instituciones históricas. Esas autoridades, de una manera clara y rotunda, se han situado totalmente al margen del derecho y de la democracia".


Felipe VI no se pronunciaba desde el 22 de septiembre, cuando en los Premios Nacionales de Cultura quiso hacer mención expresa a la situación de Cataluña. En aquel acto, garantizó que la Constitución "prevalecerá sobre cualquier quiebra" de la "convivencia en democracia" y que "los derechos que pertenecen a todos los españoles serán preservados" frente a "quienes se sitúan fuera de la legalidad constitucional y estatutaria".


Fuente: El Mundo.

Comentarios