Accidente vial
Martes 28 de Junio de 2016

Movimientos dorados

La joven patinadora paranaense Agostina Rupp se consagró campeona en el torneo Sedmak Bressan 2016.

Agostina Rupp alcanzó a los 18 años lo que a muchas personas les lleva toda una vida de sacrificio y esfuerzo personal. La patinadora paranaense se coronó campeona hace un par de días en Trieste, Italia, del Torneo Internacional Sedmak Bressan 2016, defendiendo los colores nacionales.

El arranque de esta historia fue hace 10 años, cuando Agostina tenía 8 y luego de ver por casualidad a unas chicas patinando en un club, ella se calzó unos patines extensibles que ya tenía y comenzó a dar sus primeros pasos en una pista.

Al año comenzó a disputar torneos dentro de los límites provinciales mientras entrenaba en el Poli de CPEF N° 5; ya en 2013, cruzó el río Paraná para competir a nivel nacional en categoría B en lo que se refiere a la modalidad figuras obligatorias, siempre guiada por su técnico Gerardo David y representando a la Fundación De.Sol.

Pero fue el 2015 cuando Agostina dio el salto de calidad al participar en campeonatos de categoría B (de Primera) y después en categoría A (A Nacional) para alzarse con la medalla de bronce, algo inesperado para la paranaense, teniendo en cuenta que era su primera experiencia en la modalidad y el nivel de exigencia que se requiere para poder competir en esta clase de certamen. Sus buenas performances en los torneos estatales llamaron la atención de las autoridades de esta especialidad deportiva.

Si bien Agostina se trasladó hacia la provincia de Santa Fe para estudiar, siguió patinando con más ganas y esfuerzo, ya que a principio de este año, le llegó una citación de la Confederación Argentina de Patín (CAP), para poder competir en Europa.

El entrenamiento durante meses fue arduo, ya que había que combinarlo con el estudio. Del 9 al 12 de Junio estuvo presente en la ciudad italiana de Trieste para competir en la categoría Open CD, el equivalente a la argentina Serie A, que incluye participantes de 18 años en adelante.

Si bien en esta modalidad no había participantes de otros países, las argentinas que intervinieron fueron un duro escollo para Rupp, quien se subió a lo más alto del podio con tan solo 18 años.

La Medalla de Oro no solo tiene un significado en lo deportivo, ya que el sacrificio se trasladó hacia lo económico porque todos los gastos corrieron por cuenta de la patinadora.

Sin embargo, la paranaense Agostina Rupp no se duerme en los laureles, el viaje a Italia quedó atrás, la medalla ya está colgada en la pared, pero hay que seguir y ahora la entrerriana practica para llegar de la mejor forma al campeonato nacional en la categoría A Elite Junior, que se desarrollará a partir del 25 de julio.

Comentarios