La Provincia
Jueves 16 de Abril de 2015

Motoqueros solidarios harán una balsa para una escuela rural

El establecimiento está en Corrientes y a los chicos les cuesta llegar por tierra. Desde Entre Ríos, un grupo de amantes de las dos ruedas abocado a ayudar a los demás les brindará colaboración.

Hace tres años, seis motoqueros de Paraná y otras localidades de la zona se enteraron por un conocido de las necesidades de los chicos que están albergados en el hogar Santa Cecilia, de Hernandarias, a cargo de las monjas de la congregación Obreras Catequistas de Jesús Sacramentado, la misma que dirige el Hogar Ángeles Custodios en la capital provincial.

No lo dudaron y enseguida invitaron a sus amigos y conocidos a ayudar con lo que se pudiera. Juntaron ropas, alimentos y otras cosas que se precisaban y lo llevaron hasta esa localidad, ubicada a 90 kilómetros.

Para llegar hasta allá, cargaron todo en sus camionetas particulares, buscaron un par de choferes que las manejen, y ellos arrancaron a la par en caravana, a bordo de sus motos.

Juntando su pasión por las dos ruedas con el gusto de ayudar a los demás, no pararon desde entonces de hacer obras de bien para quien requiera alguna ayuda: a este emprendimiento le siguieron iniciativas solidarias para colaborar con escuelas, hogares de ancianos, hospitales y otras instituciones.

En la actualidad ya no son seis, sino 140 las personas que logran juntarse para ayudar a los demás. A la agrupación Caravana Solidaria Entre Ríos, que inauguró este proyecto, se sumaron más motoqueros de Paraná, Cerrito, Hernandarias, Gualeguay y otras ciudades, y otros lugares del país.

Así fue que traspasaron las fronteras de Entre Ríos y llegaron a Corrientes, llevando bancos para una escuela humilde donde los chicos no tenían en qué sentarse. Previamente los buscaron de otro establecimiento educativo en Cerrito, rotos y en desuso, y los arreglaron para dejarlos en condiciones.

Más tarde fueron a otros poblados de esa provincia para asistir a gente inundada y también llegaron a Córdoba.

“Cuatro de nosotros hicimos un viaje al tercer día de las inundaciones de Córdoba y fuimos testigos del desastre que había allá, así que juntamos mercadería, ropa, zapatillas, colchones. Se unieron motoqueros de toda la provincia y logramos llevar un camión entero con cosas. Fue muy conmovedor, hubo tanto respeto en esa situación; la gente misma que había perdido todo compartía con sus pares lo que se les llevaba”, contó a UNO José Carlos Mendoza, uno de los mentores de esta iniciativa.

A su vez, comentó: “Hacemos esto porque lo sentimos. Se fue creando un grupo y en base a la amistad se van logrando cosas. Hemos ido también a San Juan y otros puntos de la Argentina. Hay muchas necesidades y ayudar está al alcance de cualquiera que se lo proponga”.

Entre las satisfacciones de esta labor, destacó: “Que un chico te venga a abrazar y a saludarte cuando llegamos a las escuelas o a algún hogar y sentir que se les puede brindar una oportunidad de que sean felices aunque sea por recibir un regalo o algo que les hace falta es maravilloso”.

Una balsa para los chicos

El grupo Caravana Solidaria Entre Ríos, junto a otras agrupaciones y a los motoqueros que individualmente se suman en cada iniciativa, albergan diversos proyectos. Entre ellos, hay uno que significa un desafío pero están seguros de lograrlo y ya comenzaron a trabajar para concretarlo.

Se trata de la construcción de una balsa para una escuela de la provincia de Corrientes, ubicada en un entorno rural en las inmediaciones de la localidad de Libertador, en el Departamento Esquina.

“Muchos de los chicos tienen que transitar unos 16 kilómetros por tierra para llegar todos los días, y pasar una zona de arenales. En cambio, si pudieran cruzar el arroyo Barrancas, pasando el Guayquiraró, solo tendrían que hacer un kilómetro”, explicó José Carlos, y agregó: “Nos enteramos de esta situación por medio de las maestras y del municipio, y como soy metalúrgico y una vez trabajé en un astillero reparando embarcaciones, se nos ocurrió fabricar una balsa y aportar una opción para que los alumnos lleguen más rápido y sin problemas. Sería para un vehículo y unas 12 personas, porque es lo que nos permite el ancho del arroyo”.

Apoyos

Para poder cumplir con este objetivo, gestionaron la colaboración de distintas zonales de la Dirección Provincial de Vialidad, como la de Paraná y Cerrito, entre otras, que sumarán su apoyo con insumos que se precisen. También los alumnos de una escuela de Cerrito van a colaborar en la soldadura de esta obra; y la Dirección Nacional de Vías Navegables fue otra de las instituciones que prometió hacer algún aporte en materiales para este noble fin.

“Creemos que nos llevará dos o tres meses su construcción. Como cada uno de nosotros tiene su trabajo, nos dedicamos los fines de semana a este emprendimiento. Contamos con el apoyo de mucha gente, y sobre todo de nuestras familias que nos acompañan y comparten este anhelo de hacer algo por los demás”, dijo agradecido.

Por último, recordó que la agrupación recibe donaciones de ropa, calzados, alimentos y elementos de higiene, entre otras cosas, para acercarlo a quien lo necesite.

“Somos una gran familia de amigos y quien quiera sumarse, aunque no tenga moto, puede acompañarnos en auto o de alguna otra forma”, concluyó.


Cómo ayudar

El grupo Caravana Solidaria Entre Ríos acompañará una actividad el sábado, organizada por la agrupación CAMA Entre Ríos, y llegarán en caravana a una escuela de Gualeguay.

En tanto, ayer, algunos de sus integrantes fueron a conocer la escuela Nº 77 Pedro Pablo Bardín de Piedras Blancas y se entrevistaron con sus directivos para interiorizarse de las necesidades que tiene la institución para después darles una mano.

“El que quiera y pueda sumarse, es bienvenido. Cualquier ayuda es valiosa”, expresó José Carlos Mendoza.

Quien desee colaborar, puede contactarse en Facebook: Caravana Solidaria Entre Ríos, o llamar a José Carlos al teléfono (0343) 155111155.

 

Comentarios