La Provincia
Miércoles 06 de Abril de 2016

Miran con atención la altura del río Uruguay

En tanto, en el río Paraná persisten las abundantes lluvias en las cuencas superiores, con importantes caudales en afluentes. 

Héctor de los Santos/De la Redacción de UNO
Con lluvias constantes en las últimas 24 horas, y con un fin de semana prácticamente colmado por las precipitaciones, algunas localidades de la costa del Uruguay, como el caso de Chajarí, se vieron anegadas debido al desborde de arroyos de la zona y tuvieron que evacuar a unas 80 personas de sus hogares. 
Si bien no se registraron más casos de esta gravedad debido a las abundantes precipitaciones, gran parte de la costa este entrerriana comenzó ahora a prestar atención más de cerca al comportamiento del río Uruguay, que registró un incremento importante en las últimas horas. 
Si se toma como referencia a la ciudad de Concepción del Uruguay, el río creció más de un metro y medio en cinco días, pasó de los 2,50 metros el día 30 de marzo, a los 4,05 en la tarde de ayer, y continuaba creciendo. 
Si bien aún está lejos de los 5,30 que marcan el estado de alerta y movilizan la logística de Defensa Civil en La Histórica, la situación ya comenzó a preocupar. 
Como siempre sucede en toda la costa este entrerriana, la tendencia la marca la represa de Salto Grande, que en la jornada de ayer se encontraba en 34,83 metros aguas arriba, y creciendo. Las oscilaciones en la altura del lago de la represa son frecuentes, hace apenas cinco días el lago se encontraba sobre los 35,27, registró una leve bajante y ahora hay un nuevo repunte, con su respectivo impacto en las localidades aguas abajo.   

Perspectiva
Las perspectivas para los próximos días todavía no son preocupantes debido a que en la mayoría de los hidrómetros de la cuenca alta argentina –esto es desde el puerto San Javier (Misiones) hasta Monte Caseros (Corrientes)– todos los registros se muestran en baja. Cabe señalar que toda la costa entrerriana sobre el río Uruguay viene de registrar el verano pasado la mayor creciente de los últimos 60 años como producto del fenómeno climático de El Niño, y según los especialistas los efectos de este aún podrían generar nuevas crecientes en este primer semestre. 
Esa preocupación mantiene en alerta a todas las ciudades costeras entrerrianas y uruguayas que aún se están recuperando de los enormes daños sufridos hace menos de tres meses. 

El Paraná seguirá alto 
Más allá de que los caudales del río Paraná están por encima del nivel de evacuación en todo el tramo del territorio entrerriano, se observa un retroceso de las aguas en las cuencas superiores. Estabilizado durante todo el verano en esos altos niveles, no se observa aún la posibilidad de bajantes, al menos durante el próximo trimestre, según el Instituto Nacional del Agua (INA). Persisten las abundantes lluvias en las cuencas superiores, con importantes caudales en afluentes del Paraná. 

Comentarios