Abuso a menores
Sábado 12 de Noviembre de 2016

Milton Urrutia dio su versión sobre lo ocurrido en los Tribunales de Nogoyá

El abogado que defiende al ex párroco de Lucas González, Juan Diego Escobar Gaviria, acusado de abuso a menores, se refirió al repudio que le hizo el SETPyC por una supuesta agresión verbal contra una periodista.

El abogado Milton Urrutia, defensor del ex párroco de Lucas González, Juan Diego Escobar Gaviria, acusado de corrupción de menores, habló con UNO y sobre lo ocurrido el jueves pasado en los Tribunales de Nogoyá


Urrutia manifestó indignación ante el repudio que le hizo el Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (SETPyC), filial de la Fatpren, por una supuesta agresión verbal contra una periodista.


El abogado contó que la periodista se presentó como abogada para acceder a un sector donde junto al sacerdote ultimaban detalles previo a una audiencia y denunció que la mujer grabó la conversación y sacó fotos.



Sobre el hecho


"Vengo a dar mí versión, que es la versión real y de la cual hay más 10 testigos de cómo acontecieron los hechos en los Tribunales de Nogoyá", comenzó Urrutia y agregó: "Llegamos el jueves pasado a las 10 al Juzgado de Nogoyá porque habíamos sido citados por el juez de Nogoyá, Gustavo Acosta. La audiencia había sido pedida por los fiscales y defensores".


"Resulta que a esta periodista la vimos merodeando por Tribunales pero nosotros, por Juan Pablo Temón, Escobar Gaviria y yo, creíamos que era una abogada, cosa que después ella nos confirma que es abogada cuando le preguntamos, pero resultó ser una periodista", relató Urrutia y continuó: "Ella nunca se presentó como periodista, ella sabía quiénes éramos nosotros pero nosotros no sabíamos quién es ella. Podría habernos dicho porque está en todo su derecho de ejercer su trabajo porque estamos en democracia y sus prácticas pueden ser legales y de buena fe. Pero no, ella no nos dijo nada y hacía ademanes pareciendo abogada".


Urrutia explicó que cuando llegó el momento de ingresar a la ante sala del Juzgado de Garantías, en donde hay tres sillas y en las cuales se sentó en una Escobar Gaviria, en otra Temón y en otra él, la periodista pasa y se queda en una esquina parada.


"Es así que en ese momento el doctor Temón le consulta a ella si es abogada y ella dice que sí, que es abogada. Así que nosotros seguimos con nuestra conversación sobre la audiencia y ella en la esquina parada", contó el abogado y agregó: "Ella estaba parada con unos auriculares blancos y tenía un celular negro en la mano, así que ahí hace un ademán, el cual es advertido por el doctor Temón y en ese momento nos damos cuenta que estaba sacando fotos y grabando".


"Todo ésto ocurrió en un espacio privado, previo a la audiencia de ese jueves. No pasó en un espacio público como en los pasillos de Tribunales. Ella nos sacó fotos y grabó y todo lo hizo con un objetivo desleal hacia nosotros", apuntó el letrado al tiempo que prosiguió: "Así que en ese momento Temón le pregunta si está sacando fotos y ella dice que no. Así que yo le pregunto si nos está sacando fotos y ella vuelve a negarlo y yo le pregunto: 'pero sos abogada?'".


De esta manera, en ese instante, según detalla Urrutia, el doctor Temón saca de la sala al cura Juan Diego y lo mete dentro del despacho para las audiencias. "Y en ese momento yo le digo a ella que borre las fotos, que no nos puede estar sacando fotos a nosotros sin nuestra autorización porque teníamos derecho a nuestra imagen e intimidad, amparándonos en el artículo 18 de la Constitución y en el 53 del Código Civil. Le pedí que borre las fotos y que tenía que pedir permiso para hacerlo y para estar en donde estaba", señaló el abogado y agregó: "Ahí empecé a pedir la Policía a los gritos y en ese momento la joven dice que es periodista así que cuando llega la secretaria del Juzgado le pide que se retire porque no podía estar ahí".


"O sea que si yo no hubiera tenido razón, no la hubieran sacado a ella. Así que ahí la hacen aguardar en el pasillo de abajo. Pero lo que hizo ella es una práctica ilegal porque grabó y sacó fotos sin permiso", aseguró Urrutia, quien además de ser abogado defensor de Escobar Gaviria, es querellante en la causa de Justo José Ilarraz por abusos en el Seminario de Paraná.



Su aclaración


Ante las repercusiones que tuvo el hecho y el repudio del SETPyC, Urrutia indicó: "Jamás la intimidé o amenacé. Que me diga qué palabra la intimidó, qué palabra le coartó en su derecho de hacer periodismo libre. Ella nos grabó todo el tiempo y me grabó cuando yo le pedí que se identificara porque ella sabe quiénes somos nosotros pero nosotros no sabíamos quién es ella·.


"La periodista debería haberse presentado, haber dicho quién era y que quería sacar fotos o grabar, pero no hizo éso, se escondió en una esquina e hizo lo que hizo como una espía", señaló el abogado y continuó: "Yo no amenacé a nadie, sí le dije lo que iba a hacer y que le iba a hacer un juicio por lo que había hecho".


El abogado además aclaró que "en los Tribunales de Nogoyá había más periodistas, quienes estaban afuera esperando y no se sabe por qué sí podía estar adentro la periodista de la Revista Análisis de Paraná", explicó y agregó: "O sea que a ella la dejaron pasar todas las barreras de los controles judiciales y discriminaron a los periodistas de Nogoyá, porque éstos estaban afuera, en la calle, y ella no, adentro".


Urrutia contó que a la periodista, identificada como Natalia Buiatti, luego de haberla sacado al pasillo, la dejaron ingresar al salón de audiencia. "De esta manera violentaron nuevamente el debido proceso y las garantías constitucionales de Escobar Gaviria y sus defensores. En ese momento armaron una resolución, cosa que es inaudita e insólita, que consistía en que la periodista podía sacar fotos a quienes iban a estar en la audiencia", apuntó.


"Así que la hicieron ingresar con grandes honores al salón de audiencias, pero es algo gravísimo lo que hicieron porque violentó el debido proceso en relación a que cuando un juez saca una resolución nosotros , los defensores, podemos recurrir pero a esa resolución, que la sacaron ahí no más, sentados en el despacho, no la pude recurrir", contó Urrutia y siguió: "A mí me violentaron mi derecho a recurrir esa resolución que autorizaba a esa periodista a sacar fotos. Es decir que violaron el debido proceso del juzgado de Nogoyá y también violaron el derecho constitucional, el derecho a la imagen, los derechos humanos de Escobar Gaviria porque nosotros tenemos que garantizar el derecho constitucional de su imagen".



Indignación y medidas


"Vamos a meter una denuncia penal y civil contra la periodista y el SETPyC y solicitar las medidas ante el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos para que se aclare lo sucedido en el Juzgado de Garantías de Nogoyá porque se violentó mi derecho a la defensa porque ese sindicato me juzgó sin antes haberme llamado y consultado sobre la situación", aseguró el letrado al tiempo que manifestó que "el sindicato se portó mal porque dañó mi buen nombre y honor y violentó contra mis derecho a la defensa".


"Iremos contra todo porque está mal lo que se hizo porque se violentaron todos los derechos. Ha habido un mal accionar, violentaron las garantías constitucionales del debido proceso, no nos dejaron recurrir a la resolución y encima estuvo mal que la periodista haya tomado fotos y grabado conversaciones privadas", dijo el abogado y dijo que lo que manifestó: "El comunicado del SETPyC generó violencia hacia mi persona porque andan diciendo que yo amenacé, intimidé y no es así. Como ciudadano me hubiese gustado que haya una instancia de diálogo para que se limen las asperezas y se solucione el problema, pero no salir a decir que amenacé cuando en realidad le pedí que se identifique porque ella estaba sacando fotos y grabando conversaciones privadas".



La otra voz


Consultada por UNO, Natalia Buiatti, periodista de Análisis Digital, negó haberse presentado como abogada y haber grabado una conversación privada.

Comentarios