Hoy por Hoy
Sábado 16 de Julio de 2016

Militar en "poner el lomo" es lo mejor

Desde el 10 de diciembre del año pasado nos están "matando" con información. Nos dicen que vivimos 12 años de pura corrupción y que el segundo semestre será mejor. Nos dicen que debemos pagar los excesivos aumentos de los servicios porque estaban muy bajos y que no se ajustaban a la realidad.
También nos dicen que unas monjitas ayudaron a un exfuncionario a esconder casi 9 millones de dólares en un convento y que la Iglesia miraba para otro lado. Algo que muchas veces hizo. También nos dicen que los dólares de Florencia son una cortina de humo, que se intentan ocultar los despidos y el cese de actividad en algunas empresas. En fin, todo es información y uno tiene que discernir qué cosas creer.
Mientras tanto, en lo cotidiano, la única verdad que usted conoce es levantarse todos los días a las 5 para ir a trabajar y hacer magia para poder llegar a fin de mes. Claro que a esa verdad los políticos de este bendito país la desconocen porque ellos viven otra.
Es mentira que saben lo que el ciudadano común necesita, es mentira que el intendente, el gobernador y hasta el mismo presidente sepan las cosas cotidianas que a usted le pasan. Es difícil saberlo, es cierto, porque solo caminan las calles en épocas de elecciones. Después se borran. Así de simple. No hace falta ser un genio para saber esto. Sostengo desde hace tiempo que no hay un político en este país que tenga la "cola" limpia. Y el paso del tiempo me da la razón. Hemos vivido 12 años bajo el lema de "roban pero hacen" y ahora estamos en una etapa donde salir de la crisis significa apretar a la gente donde más le duele: el bolsillo.
Por todo esto, que es una pequeña muestra de lo que vivimos en el país, es que estoy asqueado de la política. De la forma en la cual la utilizan para sacar provecho, para tirar agua a su molino sin importarles nada. Se olvidan para lo que fueron elegidos. Y se olvidan de la gente. Alguien me dirá que no es tan fácil, que no es soplar y hacer botellas. Bueno, entonces evidentemente no están capacitados para conducir.
Quizás escribo estas líneas para hacer catarsis y descargar un poco de bronca. Bronca por ver a gente que defiende lo indefendible. Que está cegada por el fanatismo, o que tiene una posición tomada por el hecho de haber recibido "favores" que le dieron un mejor pasar. De un lado y del otro, ya que ellos mismos son los que hablan de bandos. Estas de un lado o del otro. Como si eso fuera un requisito para ser argentino.
Para que quede claro, ni siquiera comparto varias de las medidas que implementó Mauricio Macri, no me gusta como presidente. Pero sigo creyendo que el que llega hará un trabajo mejor que el anterior. Sé que estoy siendo ingenuo. Pero como la esperanza es lo último que se pierde, lo sigo pensando. Aunque insisto con un concepto: para mí son todos iguales. No se salva ninguno. Debe ser porque me crié en una familia donde la política siempre estuvo en un segundo plano, donde mis viejos me enseñaron que el trabajo te dignifica y que no hay que esperar nada de nadie. Suena duro, pero conozco a muchos que piensan lo mismo. Si usted coincide, siga militando en el único partido que nunca lo va a dejar en banda. El partido "a seguir poniendo el lomo".

Comentarios