A Fondo
Martes 07 de Abril de 2015

Micrófonos, solo micrófonos

Marcelo Medina / De la Redacción de UNO
mmedina@uno.com.ar

 


Cada acto de campaña tiene una gran cobertura mediática, por más intrascendente que este sea. Ese parece que será el sello distintivo de este año electoral. Un candidato y varios o muchos micrófonos. Obvio, acá lo único importante es que se vea el logo del medio. No importa el periodista, ya que en este tipo de actos el dirigente tiene que hablar sin equivocarse y sin ser interpelado. Esta práctica es vieja, pero ahora se puede desenmascarar a través de las redes sociales, ya que muchos precandidatos hablan rodeados de micrófonos... que tienen sus propios asesores.


Quien terminó de desenmascarar al precandidato presidencial Sergio Massa fue el periodista de TN Mario Massaccesi a través de su cuenta de Twitter.


Hace rato ya que circulaba un rumor que aseguraba que Sergio Massa utiliza movileros “truchos” para dar la sensación de que convoca a los periodistas, puesto que tendría cuestiones relacionadas con la cosa pública de importancia para comunicar. Era un secreto a voces que el líder del Frente Renovador llevaba adelante esta práctica (entre otras como la de comerse las eses), para “agradar” al electorado, lo que incluso se exhibió en las redes sociales más de una vez.


Sin embargo, quien lo terminó de desenmascarar fue Massaccesi a través de su cuenta de Twitter: “Los movileros truchos de @SergioMassa; pone micrófonos falsos p/aparentar convocatoria mediática”, aseguró. Al mismo tiempo posteó un par de fotos que pusieron en evidencia la bochornosa estratagema. ¿Responderá la acusación el líder del FR? En este caso habrá que chequear que quienes lo entrevisten o quienes concurran a la posible conferencia de prensa para aclarar el engendro, sean periodistas o comunicadores sociales “de verdad”.


Un reportero gráfico, Diego Spairani, que asistió junto a Massaccesi a la convocatoria de Massa, publicó en su perfil de Facebook: “Estábamos TN y Telefé cubriendo otra de sus payasadas mientras que a los micrófonos de Canal 26, Crónica TV y América los sostenían sus colaboradores. Pretenden simular que están todos los medios”. Sin embargo, aunque no al nivel que desplegó Massa, ninguna provincia escapa a aquella realidad. En un 90% de las conferencias de prensa actuales solo hay monólogos de quien la convoca; y las preguntas, en un gran porcentaje, son condescendientes con el interesado en acceder a un escaño en el Poder Legislativo o a uno en el Ejecutivo. 


Por ejemplo, menos Mauricio Macri, que lo “banca”, el resto se despega de Carlos Saúl Menem o Domingo Felipe Cavallo cuando hablan de sus propuestas o proyectos o cuando analizan la coyuntura política, económica y social. No obstante, nadie le recuerda a Daniel Scioli, Sergio Urribarri, Florencio Randazzo u a algún otro candidato que ellos pertenecían al Partido Justicialista y estaban dentro de la estructura que apoyaba el sistema político que se estaba aplicando. Todos quieren hablar, pero parece que nadie quiere contestar. Otro ejemplo que podríamos citar, es que los precandidatos quieren solo que les endulcen los oídos para que los votantes desprevenidos no se den cuenta de lo que en realidad piensan o pretenden ejecutar. Hace poco, Guillermo Nielsen, candidato a jefe de gobierno porteño por el Frente Renovador, opinó que “cualquier gobierno que gane va a devaluar”. A Massa no le gustó la frase y dijo que lo “iba a matar” y que solo tiene que “opinar de los temas de la Ciudad”. Claro, no hay que hablar o decir qué se va hacer. La consigna parece ser que solo hay que mirar a cámara, direccionar la voz a los micrófonos y hablar, hablar, hablar...

 

 

Comentarios