Pais
Lunes 04 de Enero de 2016

Michetti dio de baja 2035 contratos de personal del Senado que fueron nombrados por Amado Boudou

Lo dispuso la vicepresidenta por decreto. Son empleados que ingresaron en los últimos diez meses. Los nombramientos del ex vicepresidente aumentaron la plantilla de empleados en un 146 por ciento. 

La vicepresidente Gabriela Michetti firmó hoy un decreto para dar de bajo los contratos de 2.035 personas que habían sido incorporadas a la planta política del Senado nacional por Amado Boudou en los últimos 10 meses de su gestión.
 
Según explicó Michetti, las designaciones que había dispuesto Boudou significaron un aumento de la plantilla permanente del 146%, y un crecimiento del presupuesto salarial del Senado del 80%: pasó de 2.400 millones a finales de 2014, a 4.320 millones proyectados para todo el 2016, sin contar con los aumentos paritarios.
 
Sumado a esto, en su último año en el cargo, el ex vicepresidente recategorizó a 2.317 personas, lo que acrecentó aún más el gasto del Senado. Los tres decretos de Boudou, anulados por Michetti, eran dos del 26 de enero y uno del 3 de noviembre de 2015.
 
Además de dar de baja esos contratos, Michetti dispuso la creación de una comisión revisora que analizará, en un plazo máximo de 120 días, la totalidad de los legajos de la planta permanente y las recategorizaciones de los últimos doce meses.
 
La comisión estará integrada por el senador (MC) Mario Daniele, el director general de Recursos Humanos, Pablo Casals, y el subdirector general de Administración, Diego Lacu. Además, fueron invitados los gremios (APL, ATE y UPCN) a participar como veedores del trabajo de la comisión.
 
En un comunicado, la vicepresidencia sostuvo que Boudou "violó todas las reglas de ingreso y promoción que protegen la carrera administrativa de los trabajadores (Ley 24.600)". Asimismo, apuntó contra el ex vicepresidente por "poner en crisis" el presupuesto del Senado para el nuevo año. 
 
"Si hoy el Senado quisiera hacer frente al pago de sueldos, sin aumentos, ya tendría un déficit de 570 millones", explicó.
 
"La gestión del Senado debe volver a ser transparente. La Cámara alta volverá a estar abierta a la gente, a quienes nos votaron, a quienes debemos mantener informados permanentemente. No es posible que un desmadre administrativo caiga sobre la espalda de los propios trabajadores. Y de los contribuyentes" concluyó Michetti.
 

Comentarios