Espectaculos
Domingo 19 de Julio de 2015

Michael Douglas: “Ahora sí que soy genial”

El actor habló de Ant-man. “Es la primera vez que escucho a mis hijos decir «¿Podemos ir al preestreno?»”. “Nunca antes había estado en el mundo de Marvel, nunca había trabajado con pantallas verdes o efectos especiales”

En la película “Ant-man”, Michael Douglas incursiona en el mundo de Marvel encarnando al científico Hank Pym, quien elegirá al exconvicto Scott Lang (Paul Rudd) para enseñarle todos los trucos del “Hombre Hormiga”.

Ciertamente, en este filme Douglas se ve expuesto a una generación mucho más joven que seguro no estará familiarizada con él, principalmente por ya haber superado su máximo apogeo comercial, aunque también por haber protagonizado películas dirigidas a un público adulto. Parte de ese público más joven serán los hijos pequeños del actor, que parecen estar muy emocionados con el papel de su padre en el universo cinematográfico de Marvel.

En efecto, el oscarizado actor de 70 años confesó en esta entrevista que gracias a esta película de Peyton Reed sus hijos Dylan y Carys, fruto de su relación con Catherine Zeta- Jones, conocerán su carrera actoral. 

—Con todos los años de carrera que lleva en el cine, lo normal es que tarde o temprano le llegase la oportunidad de participar en una película de superhéroes. ¿Pero llegó esta oportunidad antes de “Ant-man”?
—No. No puedo decir que realmente me hayan ofrecido nada en esa línea. Ciertamente lo disfruto ahora. Para mí, llega a otro público, gente que quizás no esté familiarizada conmigo. Es divertido hacer una película de gran presupuesto después de estar liado con muchas de esas indies, esos trabajos de amor.

Estar en una película que ha conseguido esa base de público y que la corriente va contigo. Estoy listo para ello, después de luchar por películas en las que creías, que quizás están fuera de lo común.

—Este es un rol algo diferente para usted...
—Nunca antes había estado en el mundo de Marvel, nunca había trabajado con pantallas verdes o efectos especiales y jamás había tenido que lidiar con el secreto que existe en el mundo de Marvel.

—¿Qué le resultó interesante de este tipo de papel?
—Me entusiasmaba el papel y, además, en la carrera de uno es bueno tener una gran película que sea una buena oportunidad para tener una secuela y un poco de longevidad.

—¿Era usted un fan de los cómics antes de todo esto?
—No, no era fan de los cómics cuando era niño. Pero al comienzo del proceso, cuando acepté el papel, me enviaron libros en edición de tapa dura de los cómics de Marvel: hermosas presentaciones de todo el trabajo de Stan Lee. Desde entonces me he convertido en un gran fan. Me fascina lo que él hace. Yo tengo una página de Facebook que he mantenido por dos años ya y puedo comprender el poder de Stan Lee porque me hice un selfie con él y la publiqué allí. La imagen recibió más de 100 mil clics.

—Así que, finalmente, usted utilizó los cómics como investigación para el papel...
—Los usé mucho para investigar. Fueron de gran utilidad. Para mí,b entender su pasado y qué tipo de científico era consolidó el personaje del Dr. Pym. El hizo una increíble investigación y desarrolló ese fantástico suero que le permitió a un ser humano reducirse al tamaño de una hormiga con la fuerza humana, y luego volver a su tamaño real.

—¿Qué nos puede contar acerca de Hank Pym?
—Hank Pym tiene un maravilloso sentido del humor. A él le gusta poner a prueba a la gente. Obviamente, él es un brillante científico, pero combinado con su entrenamiento militar armamentista. A causa de ciertas situaciones, él está buscando a una persona que pueda asumir su rol y elige a este reciente exconvicto, Scott Lang, para enseñarle todo los trucos del oficio de Ant-Man. 

—¿Qué le sorprendió del argumento?
—Yo creo que la audiencia de Marvel ha visto ya todo: otros planetas, la parte superior de los edificios más altos de las ciudades norteamericanas, enormes naves espaciales. Pero aquí estamos viendo algo muy pequeño. El punto de vista de una hormiga es algo que nunca se ha visto antes. Está lleno de suspenso, es emocionante y muy divertido. Estoy esperando ansioso el estreno y, más aún, mis hijos también lo están. Antes de “Ant-Man”, yo no tenía una carrera ante los ojos de mis hijos. Nunca había hecho una película para ellos. Dos premios Oscar no eran nada para ellos. Ahora sí que soy genial. Soy genial para mi hijo y para sus amigos también. Esta es la primera vez que escucho a mis hijos decir: “¿Podemos ir al preestreno?” Y, por supuesto, que fueron.

—¿Cuál fue su parte preferida de Hank Pym?
—Me gustó Hank Pym porque sentí que él siempre tenía un secreto y así era. El era Ant-Man y la gente lo cuestionaba y curioseaba, pero era su secreto y siempre es divertido actuar con un secreto de por medio.

 

Comentarios