Policiales
Viernes 18 de Diciembre de 2015

Menor admitió haber matado a un hombre en el barrio Belgrano

El joven de 17 años reconoció que asesinó de un disparo en la frente a Hugo Framulari, de 37, el 6 de abril, por un conflicto entre  familias

La causa de una de las muertes violentas sucedidas en el barrio Belgrano de Paraná por el enfrentamiento entre distintos grupos y familias fue resuelta ayer en un juicio abreviado. Un adolescente de 17 años se hizo responsable del asesinato de Hugo Framulari y ahora se deberá analizar qué pena deberá cumplir. Además, la Justicia ordenó al Copnaf (que ya había intervenido con el chico tiempo atrás) que adopte de manera urgente las medidas necesarias para la resocialización del condenado.

En abril varios barrios de Paraná vivieron semanas complicadas por los enfrentamientos armados de distintas bandas. El Belgrano fue uno de ellos, y entre los hechos de balaceras, algunas con heridos, estuvo la muerte de Framulari. Según la investigación de la División Homicidios y la Fiscalía, la mañana del 6 de abril el menor había ido junto con otro joven identificado como Ricardo Pacheco a la casa de la víctima, ubicada en Salvador del Carril a unos  metros de Luis Pacha Rodríguez. Eran alrededor de las 8, cuando Framulari salió y fue atacado a tiros. Fueron, según se constató, tres disparos efectuados con una pistola calibre 9 milímetros. Uno de ellos impactó en la frente de la víctima, entre ceja y ceja.

Framulari fue trasladado al hospital San Martín, donde permaneció internado en la Unidad de Terapia Intensiva y luchó por su vida durante 12 días. Finalmente, el 18 de abril falleció como consecuencia de “una falla generalizada de órganos desencadenada por una grave lesión encefálica”, según reveló el informe médico.

Las pruebas recabadas en la Investigación Penal Preparatoria fueron numerosas y muchas incriminaban al joven en el asesinato, desde aquellas de carácter científico hasta testimoniales, entre estas dos mujeres que presenciaron el crimen, que apuntaban directamente al sospechoso.

Por esto, previo al juicio se llevó adelante una negociación entre la Fiscalía representada por Álvaro Piérola e Ignacio Aramberry, y el imputado, quien fue asistido por los defensores oficiales Emiliana Cozzi y Juan Carlín. En la misma, las partes llegaron a un acuerdo de juicio abreviado, donde el menor aceptó ser declarado autor penalmente responsable en el homicidio y otros tres hechos que fueron calificados como abuso de armas. Ayer fue formalizado el acuerdo en una audiencia ante el juez Daniel Malatesta. Luego de dictarse la sentencia, la causa será enviada al Juzgado Penal de Niños y Adolescentes, a cargo de Pablo Barbirotto, para integrar la pena que el joven deberá cumplir.

En el acuerdo se estableció especialmente que la sanción a imponer en razón del hecho y en ocasión de celebrarse el juicio abreviado, la pena que sea impuesta “no excederá los ocho años de prisión”.

Un juicio, 14 hechos

En el mismo juicio abreviado realizado ayer por la mañana, otros cuatro jóvenes mayores de edad también aceptaron su responsabilidad en otros hechos delictivos ocurridos en el barrio Belgrano, la mayoría ataques con armas de fuego a otras personas de la misma zona con quienes tenían conflictos.

Así, Exequiel Godoy aceptó la pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo por cuatro hechos de abuso de armas. La misma sanción acordó José Luis Pacheco, por ser el autor del delito de Lesiones graves calificadas contra una persona y por dos balaceras.

Por su parte, Ricardo Pacheco acordó tres años de prisión condicional por los delitos de Tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil y Amenazas. Al igual que Leandro González, a quien además le imputaron el delito de Abuso de armas. A su vez, se acordó que González “realizará uno o varios cursos de capacitación en oficios por el plazo que dure la pena, en el lugar y del modo que establezca la Oficina de Medios Alternativos del Superior Tribunal de Justicia”.

Por último, Leandro Palacios también estaba acusado en uno de los hechos delictivos, pero no será condenado, sino que por carecer de antecedentes hará una Probation, que consistirá en capacitarse en un trabajo.

Debe intervenir el Copnaf

El Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia ya había tenido intervenciones por situaciones conflictivas en la vida del joven que mató a Framulari. De hecho en el legajo de la investigación del homicidio fue incorporado un informe respecto de la intervención del organismo, acompañado de otro informe profesional de una trabajadora social y un psicólogo.

Ahora, en la sentencia del juicio abreviado las partes acordaron, además de que el joven se declare culpable, que el juez ordene al Copnaf que “se aboque de forma inmediata a la continuidad del abordaje de adolescente y se sirva disponer las medidas necesarias a fin de que el mismo inicie un proceso tendiente a su integral protección, dando cuenta en forma periódica de su evolución a las partes”.

El Copnaf deberá realizar un seguimiento del joven. 
 

Comentarios