Espectaculos
Lunes 27 de Abril de 2015

Memorable concierto de un dúo con mérito

Claudio Barile, en flauta travesera, y Paula Peluso, en piano, se presentaron en el Auditorio de la UCA de Paraná en el marco de los 70 años de la Asociación Mariano Moreno. Fueron aclamados por el público con un repertorio que transitó desde el período barroco al contemporáneo.  

Lucila Tosolino / De la Redacción de UNO
ltosolino@uno.com.ar


La conjunción feliz de dos distinguidos solistas, como lo son el flautista Claudio Barile y la pianista Paula Peluso, duchos ambos asimismo en la música académica, se pudo comprobar nuevamente durante su concierto el viernes pasado por la noche en el Auditorio de la Universidad Católica Argentina (UCA) de Paraná.

Barile y Peluso transitaron con holgura interpretativa un programa que reveló hasta qué punto puede llegar a entrelazarse la labor conjunta ejercida con inteligencia. El talento se pudo apreciar con precisión en el toque y el cuidado fraseo instrumental en cada una de las obras que tocaron, donde la expresión estuvo a flor de piel con una energía y un lenguaje de compacta coherencia.

La inclusión de la Sonata en Mi bemol Mayor BWV 1031 de Johann Sebastian Bach, para empezar el recital fue pertinente. La obra del compositor alemán, del período barroco, está dividida en tres movimientos: allegro moderato, siciliano y allegro.

El primer movimiento fue dulce y profundo, de emocionada belleza. Surgió de la flauta de Barile que tuvo una respuesta briosa y con calibrada sonoridad desde el piano de Peluso. Esta pieza maestra, que permite presentir la inmensidad de la obra de Bach, tuvo el necesario equilibrio dinámico y expresivo que el dúo supo imprimir en la Sonata desde el comienzo hasta el final.

La segunda obra interpretada fue del compositor austríaco, del período romántico, Franz Schubert. Introducción y Variaciones sobre el tema “La bella molinera” fue abordada con delicadeza, con sus ritmos persistentes, atmósferas dulces y una marcada sensación de felicidad por la vida misma. Nuevamente se hizo presente el talento innato de Barile y Peluso para tocar con seguridad todas las notas sin perder la calidad sonora y el fraseo constante en cada pentagrama.

El dúo tocó con toda corrección la obra, penetró en su contenido y lenguaje, y deleitó al público presente, el cual no llenó el auditorio debido a que, esa misma noche a la misma hora, la Orquesta Sinfónica de Entre Ríos tocó en el Teatro 3 de Febrero.

Luego de una pausa, continuó la segunda parte del recital, y se escuchó el fabuloso Concertino en Re Mayor op.107 de la compositora francesa Cécile Chaminade. Esta obra fue un despliegue de virtuosismo constante. Barile se lució sin duda y demostró una vez más ser uno de los mejores flautistas del mundo. Mientras que Peluso brilló desde el teclado y combinó a la perfección los matices y estadíos de la pieza que, por momentos, parecía terminar hasta que explotaba en una sucesión interminable de las escalas ascendentes y descendentes.

Luego fue el turno de Chant de Linos del compositor contemporáneo Andrè Jolivet. Esta marcha fúnebre fue toda una aureola de presentimiento sobre la muerte, incluyendo el miedo inicial y abismo del final. Barile y Peluso, profundos conocedores del autor francés, brindaron una versión digna y noble, apreciación que también se aplica a la Sonatina para flauta y piano de Henri Dutilleuz ejecutada como cierre del programa.

Las interpretaciones de Jolivet y Dutilleuz fueron exquisitas. Tuvieron un sonido redondo, aterciopelado y de variados matices. Cada frase estuvo cargado de energía y efusividad. La sensación que generó este dúo fue que le fascina deleitar al espectador con programas que recorren la historia de la música, ya que el concierto partió con Bach, en el barroco, y terminó con Detilleuz, uno de los compositores franceses más importante de la segunda mitad del siglo XX que murió en mayo de 2013.

El dúo Barile-Peluso es poseedor de todos los atributos para ser concertistas. Tanto es así, que en su segundo recital en Paraná, el primero fue en agosto de 2013, ambos recibieron cientos de elogios. El público aplaudió durante unos minutos, se paró al final del recital y pidió un bis, a lo cual la pianista y el flautista accedieron e interpretaron nuevamente el segundo movimiento de la Sonata de Bach.

Claudio Barile

Nació en Buenos Aires y ha desarrollado una extensa y exitosa carrera en Sudamérica, Europa y los Estados Unidos como uno de los mayores exponentes del medio musical argentino. Sus profesores han sido Domingo Rulio en Argentina, Kar-Heinz Zöller en Alemania, Nadine Asin en los Estados Unidos y Sir James Galway en Reino Unido.

Desde 1984 es flauta solista principal de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, que integra desde 1974. En reiteradas oportunidades se ha presentado en actuaciones como solista dentro del ciclo de abono que la orquesta realiza en el Teatro Colón.

Sus actuaciones como solista con la Camerata Bariloche han incluido escenarios de Sudamérica, Europa y Estados Unidos -donde se presentó en el histórico Carnegie Hall en Nueva York-. Con dicho conjunto ha grabado Impresiones de la Puna de Alberto Ginastera para el sello Dorian en New York.

Activo intérprete de música de cámara, es miembro fundador del “Quadro Barroco” (donde ejecuta flauta barroca), del Quinteto Filarmónico de Buenos Aires y del Ensamble Instrumental de Buenos Aires.

Ha sido merecedor en tres oportunidades del Premio Konex: en 1999 con el Diploma al Mérito en la categoría Instrumentista de Madera, en 2009 con el Diploma al Mérito en la categoría Conjunto de Cámara con el Quintento Filarmónico de Buenos Aires y, en 2009, con el Konex de Platino como Instrumentista de Viento.

Realizó recitales en la “Sir James Galway International Flute Convention & Masterclasses” en Weggis (Suiza) y en la Convención anual National Flute Asociation en Charlotte (Carolina del Norte, EE. UU.)

En 2012 combinó una invitación para dictar una clase magistral en la Trinity Chamber Concerts (San Francisco), con una semana de clases magistrales acerca de Astor Piazzolla, dos conciertos en la Texas Tech University y otra presentación como solista junto a Orquesta Sinfónica de Ridgewood (New Jersey,) ejecutando el Concierto para flauta de Khachaturian.

Fue galardonado con el Premio Carlos Gardel 2012, “Mejor Álbum Música Clásica”, por sus grabaciones de Seis Estudios para flauta sola e Historia del Tanto ambas obras de Astor Piazzolla. Y París desde aquí de Daniel Binelli.

En 2013 fue invitado por The National Flute Association para la 41º Convención de Flautistas desarrollada en Nueva Orleans.

El jueves 23 de abril de 2015, Barile interpretó el concierto de Aram Khachaturian en el segundo programa de abono del Teatro Colón con la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires.

Cabe destacar, que el gran flautista tocó todo el recital del Teatro Colón de memoria, al igual que el programa que ejecutó el viernes 24 de abril, es decir al día siguiente, en el auditorio de la UCA Paraná.

 

Paula Peluso

Nació en Buenos Aires. Inició sus estudios de piano a los 4 años con su madre, Dora Andreau.

Fue becada por la Fundación Coliseum para perfeccionarse en Buenos Aires con el maestro italiano Carlo Bruno, por el Mozarteum Argentino para participar en los cursos del maestro Bruno en Italia, por la Fundación Lysy para asistir como pianista de cámara a la International Menuhim Music Academy (Suiza) y por la Accademia Chigiana de Siena para participar del curso del maestro Michele Campanella.

Obtuvo premios en los siguientes certámenes: Concurso Nacional “Ciudad de Bahía Blanca”; Concurso Pianístico Europeo “Citta di Ostuni” de Italia; III Concurso Bienal Juvenil Shell-Festivales Musicales, Categoría Música de Cámara; Concurso Federal para Conjuntos de Cámara Juveniles organizado por el Camping Musical Bariloche; IV Concurso Bienal Juvenil Shell-Festivales Musicales, Categoría Piano; Concurso Nacional “Pianissimo”; Concurso Nacional de Piano “Ciudad de Necochea”; III Concurso Internacional de Música de Buenos Aires, Categoría Música de Camara; Cértamen Musical Rioplatense, Categoría Piano; Concurso Nacional de Piano “Homenaje a Joaquín Rodrigo”.

En Buenos Aires se ha presentado en los teatros Colón, Coliseo, Avenida, Gran Rex, Auditorio de Belgrano, entre otros.

Ha actuado en numerosas ciudades de Argentina como así también en Italia, Suiza, Alemania, Estados Unidos, México Colombia, Perú y Uruguay.

Su actividad en la música de cámara es intensa. Junto al violinista Rafael Gintoli recibió el Premio al Mejor Grupo de Cámara Argentino en 2003, otorgado por la Asociación de Críticos Musicales de la Argentina.

Ha actuado en numerosas oportunidades con el prestigioso violinista Alberto Lysy y, también realizó varias presentaciones junto al Cuarteto Tartini de Eslovenia.

Ha ofrecido recitales junto al violinista germano-americano David Garrett, como así también con la violinista alemana Tanja Becker y con el cellista alemán Johannes Moser.

Realizó una gira de conciertos por el sur argentino junto a la Camerata Bariloche en calidad de pianista invitada.

Actualmente integra “Opus Trío” junto al violinista Freddy Varela y el cellista Stanimir Todorov.

Se ha desempeñado como pianista oficial de las dos ediciones del Concurso Internacional de Violín Buenos Aires en 2010 y 2012 y del IV Festival Latinoamericano de Cello 2012.

Ha actuado como solista con la Orquesta Sinfónica Nacional, Sinfónicas de Bahía Blanca, Mar del Plata, Olavarría, Neuquén, Entre Ríos, Salta, Orquesta de Cámara Mayo, Orquesta Juvenil del Congreso Nacional, Camerata Académica del Mercosur, Orquesta de Cámara de Rosario y de La Plata y Orquesta Sinfónica del Estado de México.

En 2005 presentó su CD como solista, ejecutando obras de Debussy, Fauré y Poulenc.

Actualmente es docente de piano en el Conservatorio Superior de Música de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Comentarios