La Provincia
Domingo 21 de Junio de 2015

“Me preocupa el crecimiento del narcotráfico relacionado a la trata”

Informe. La hermana Martha Pelloni sentenció a UNO que en Concordia la situación relacionada a la prostitución “está pesada” y demandó crear conciencia. En similar sentido se expresó Silvina Calveyra, titular de Red de Alerta de Entre Ríos 

Lucila Tosolino /  De la redacción de UNO
ltosolino@uno.com.ar



La Organización de las Naciones Unidas (ONU) define en su tratado multilateral Convención contra la Delincuencia Organizada Transnacional a la trata de personas como “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”.

La trata de personas es un delito internacional de lesa humanidad y viola los derechos humanos de las personas. En los últimos años se denunciaron numerosos casos de este tipo en la provincia. Según indicó a UNO la presidenta de Red de Alerta de Entre Ríos, Silvina Calveyra: “A la fecha, son aproximadamente 26 las causas por trata de personas, la mayoría relacionadas con venta de estupefacientes, que se tramitan en la Justicia Federal de Entre Ríos. Además a la fecha hay 14 sentencias”. 

Calveyra explicó que de esta manera se entrevé que en la provincia siguen habiendo casos de trata de personas. “Ha crecido el número de chicas que son  engañadas para prostituirse o que desaparecen para ser explotadas sexualmente. Las últimas denuncias que hicimos fueron en Concordia y esto tiene que ver con que los prostíbulos siguen funcionando pero de otra manera”, apuntó. 

A los dichos de la presidenta de la Red de Alerta de Entre Ríos se le puede sumar lo que manifestó la religiosa argentina de la Congregación de Carmelitas Misioneras Teresianas, Martha Pelloni en comunicación telefónica con UNO: “A mí me preocupa el crecimiento del narcotráfico relacionado a la trata de personas en el país”. Además la monja señaló durante el Congreso Binacional de Sensibilización y Fortalecimiento Institucional frente a la Trata, Tráfico, Violencia de Género, Abuso, Explotación Sexual de niños/as y adolescentes, que se desarrolló en abril en la capital del citrus, “que en Concordia hay una trata muy pesada”.

Pelloni, comenzó a trabajar en la trata a partir de 1990, cuando era rectora del Colegio del Carmen y San José de Catamarca. Fue el 8 de septiembre de ese año, cuando una de sus alumnas, María Soledad Morales, fue secuestrada para explotarla sexualmente. “La drogaron y se les murió por el exceso de droga. Pero además la explotaron sexualmente aproximadamente unos cinco muchachos que eran hijos del gobierno, del poder, de funcionarios del gobierno de Catamarca”, relató a UNO Pelloni.

Ante la impotencia por el asesinato de María Soledad, que fue encontrada sin vida a los dos días de desaparecida a siete kilómetros de la capital catamarqueña por unos operarios de Vialidad Nacional, Pelloni organizó una marcha del silencio en esa ciudad, con el objetivo de avanzar en el esclarecimiento y juicio de los responsables del crimen de la joven. Recién en 1998 fueron condenados a prisión Guillermo Luque, hijo del exdiputado nacional Ángel Luque, y Luis Tula, exnovio de Morales. 

La movilización que realizó Pelloni junto a la comunidad de Catamarca marcó su vida y la comprometió a luchar por los derechos de los niños y a erradicar la trata de personas. “A partir de ahí me empezaron a llegar toda clase de denuncias. Y esto me llevó a constituir la Red Nacional Infancia Robada, una organización no gubernamental compuesta por 21 foros sociales argentinos, en donde no sólo trabajamos con los casos de trata de personas, sino también con el caso de robo de bebés, violencia de género, tráfico de droga, pornografía infantil, entre otras problemáticas”.

Pelloni relató que con Red Nacional Infancia Robada van haciendo campañas de sensibilización y capacitación en distintos lugares para que la sociedad sea agentes multiplicadores en la prevención. “Trabajamos con equipos interdisciplinarios para acompañar a las víctimas y exigir políticas de Estado que tienen que solucionar estos problemas que son problemas de pobreza por la falta de promoción humana”, apuntó la monja y agregó que uno de los encuentros a los que asistió recientemente fue el 17 y 18 de abril en Concordia. 

“Se realizó un Congreso en la localidad de Entre Ríos y fuimos con Red Nacional Infancia Robada. Un día, cuando estaba dando una capacitación se me acercó una mujer, Cristina Escobar,  que quería denunciar un caso de trata que tenía como víctima a su hija”, dijo Pelloni y contó que ella la hizo pasar al escenario y frente a un público, que eran 400 personas, relató lo que le pasó a su hija. 

El relato de Escobar

Cristina Escobar pasó al escenario y contó cómo hizo para rescatar con su hermano a su hija, de 16 años, de una supuesta red de trata de personas en Concordia. Según explicó la mujer en el salón de actos de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), su hija había desaparecido y eso la llevó a investigar su paradero.

“Un día se me acercó alguien a la parada del colectivo y me dijo en dónde estaba mi hija, que si no iba a buscarla rápido la iban a matar o vender”, señaló Escobar y agregó que inmediatamente fue con la Policía de Concordia a un dúplex sobre avenida Monseñor Rösch y ahí estaba su hija “golpeada, drogada. No estaba bien”.

Escobar denunció este hecho y fue detenido el locutor de radio Gustavo Alfonso, por estar sospechado de haber violado la Ley N° 26.364, con la que el Estado Nacional combate la trata de personas, que puede consistir en “el ofrecimiento, la captación, el traslado, la recepción o acogida de personas, con fines de explotación, ya sea dentro del territorio nacional, como desde o hacia otros países”.

En un principio el fiscal de la capital del citrus, Darío Moutone se hizo cargo de la causa, pero al ser de competencia de Nación se remitió al Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, desde donde se ordenó que el imputado permanezca en Concordia con prisión domiciliaria, para luego estar en prisión preventiva en la Unidad Penal Nº 3. 

Este caso salió a la luz en noviembre de 2014, pero en abril de este año tomó repercusión a nivel nacional. Al respecto Pelloni afirmó: “Este caso se debe investigar y esclarecer. Así como le tocó a Cristina Escobar, le puede tocar a otra persona porque se trata de personas que son dueños de las noches, de las mujeres, de los placeres y se permiten tener ese tipo de diversiones donde estropean a las criaturas. Estamos hablando de que fue una madre la que buscó a su hija que fue secuestrada, reclutada, drogada, violada y golpeada. Hay que crear una conciencia en la sociedad sobre los casos de trata”.

La hermana Pelloni es conocida por generar controversias con sus dichos.  Consultada por la situación actual del país ella señaló que “algunas campañas políticas así como algunos clubes de fútbol son financiados por el lavado de dinero de los narcos”. 

“En su momento el papa Francisco habló de la mexicanización de la argentina y creo que es así: en Argentina hay droga, se consume droga, se cocina droga y se exporta droga, o sea que somos un cártel”. 

Por último, la monja indicó que le preocupa de que con el crecimiento del narcotráfico crece la trata de personas: “Cada día hay más chicas secuestradas. Se debe a que una mujer es más veces vendida que la droga, es terrible que muchos hombres pasen por el mismo cuerpo de una mujer. El tráfico de droga y de personas está en los primeros lugares como el tráfico de armas. La situación del país es crítica. Con este Gobierno lamentablemente se ha incrementado la trata y la droga”. 

La Red Alerta Entre Ríos también participó del Congreso que se realizó en Concordia e integra la Red Nacional Infancia Robada. Desde la entidad expresaron su preocupación por la falta de investigación judicial en los casos denunciados de trata de personas con fines de explotación sexual y comercial que ocurren en la costa del Uruguay.  

En diálogo con UNO, Calveyra exigió que la Justicia avance ya que en el durante el Congreso en Concordia no solo Escobar relató un caso de explotación sexual, sino que se realizaron numerosas denuncias de diferentes problemas que están vigentes en la capital del citrus.

“Concordia es una localidad vulnerable para la explotación sexual. Una de las razones puede ser geográfica porque los proxenetas ven muy favorecida su actividad delictiva por tratarse de una zona de frontera y por la falta de control en estos pasos, y también puede ser porque a veces se realiza el TC, donde las chicas van engañadas para ser promotoras y luego se enteran de que tienen que prostituirse. Tenemos el caso de una chica de Rosario que fue a trabajar como promotora a un TC de Concepción del Uruguay y cuando llegó al lugar le dijeron que debía prostituirse”, contó Calveyra y agregó que apelan a que la justicia a que “tome cartas en el asunto” porque el aumento de los casos de trata no tan sólo se está dando en la costa del Uruguay, sino también en la costa del Paraná que “un elemento clave es el túnel subfluvial que sirve para el traslado de menores desde Santa Fe a Paraná”.

“Estamos hablando de casos de prostitución de niñas chicas, de entre 13 y 14 años. Éstas pueden ser raptadas o engañadas y más si están en un estado de vulnerabilidad”, explicó la titular de Red de Alerta y detalló que “siempre hay una persona, un proxeneta que las explota sexualmente a las jóvenes”. 

Sobre los prostíbulos, Calveyra se mostró indignada: “Al colocarse solo la faja de clausura a un local, las redes de trata de personas tienen la facilidad de mutar rápidamente y trasladarse a diferentes locales con ciertas características o departamentos en donde se realiza explotación sexual de mujeres. Clausurando los prostíbulos sólo logran cerrar la trata en ese lugar pero no la erradican”.

Además la titular de Red de Alerta de Entre Ríos dijo que “no sirvió de nada que clausuran los lugares si nadie se pregunta qué pasó con los encargados del espacio o con quienes trabajaban ahí. La actual legislación vigente en nuestra provincia sólo prohíbe la existencia de prostíbulos pero no es integral”. Calveyra mencionó que en 2008 se cerraron 108 prostíbulos en Entre Ríos y agregó que “la red mafiosa de trata no se fue”. 

Al igual que la hermana Pelloni, la presidenta de la entidad entrerriana aseguró que en los últimos años creció narcotráfico junto con la trata de personas. “Esto ocurre porque sigue habiendo demanda, no nos olvidemos del turismo sexual que también ocurre en Entre Ríos en localidades como La Paz o Santa Elena”. 

Apeló a que las autoridades se comprometan y que “no sean hipócritas y miren a otro lado porque no estamos hablando sólo de explotación sexual sino también de violencia de género, de explotación infantil, de chiquitos en la calle solos trabajando y vendiendo estampitas”.

Detalles de la Causa Alfonso

Gustavo Alfonso, un periodista que trabajaba en FM 105.1 Concordia Stereo, está acusado de prostituir a una adolescente de 16 años, cuya madre, Cristina Escobar, lo denunció. La Justicia Federal lleva adelante el caso y el comunicador está detenido y tiene prisión preventiva en la Unidad Penal Nº 3.

El abogado Daniel Cedro, representante de la querella, habló con UNO  y remarcó que “la causa está muy encaminada. Quien está involucrado es Gustavo Alfonso y lo importante es que el principal imputado se encuentra con prisión preventiva”. El abogado, que patrocina a la familia de la menor rescatada del departamento donde vivía Alfonso, aportó que en un momento se vinculó a personas del poder político en la causa, pero que no hubo avances en tal sentido. “Lo que es importante es que Alfonso en un momento estuvo acusado por dos delitos, uno por el suministro de estupefaciente y el otro por trata de personas. El juez Federal de Concepción del Uruguay, Pablo Seró dictó falta de mérito sobre la acusación de suministro de estupefacientes, pero sí procesó la acusación de trata de personas”, explicó Cedro y aseguró que podría haber una “red de trata de personas en Concordia que no implica sólo a Alfonso, sino que hay más gente. Hasta ahora el único detenido es Alfonso, aunque debe haber más personas implicadas en la red”.  

Cedro indicó que están recolectando todas las pruebas y que en julio será la audiencia. “Se trata de un tema que es competencia de la Nación porque tiene que ver con la Ley Nº 26.364 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus Víctimas por eso todo lo lleva adelante, de manera rápida, en el juzgado federal de Concepción del Uruguay”.

El querellante coincidió con que en la Costa del Uruguay pueden existir redes de trata y además adhirió a los dichos de Calveyra a que aún pueden seguir funcionando lugares donde se explota sexualmente a jóvenes. “En la ruta nacional 14 hay mucho tránsito y los bares que están ahí pueden llegar a funcionar como prostíbulos. También tiene que ver con que la faja de clausura a un local de red de trata de personas no va a erradicar la prostitución sino que hay que ver a dónde van a ir a parar las chicas que están ahí”.

 

Comentarios