PASO 2017
Lunes 31 de Julio de 2017

Mauricio Macri, en campaña, visitó Santa Fe: "Nos dejaron el país en ruinas"

En el estadio cubierto de Unión, Macri habló durante casi una hora y apoyó a los precandidatos locales y nacionales de Cambiemos. Antes recorrió el jardín municipal en Alto Verde y una cooperativa de mujeres.

El presidente Mauricio Macri visitó hoy la ciudad de Santa Fe, donde encabezó un acto junto a los precandidatos de Cambiemos que competirán en las próximas elecciones legislativas en el estadio cubierto del club Unión.


El Presidente estuvo acompañado por los postulantes a diputado nacional Albor Cantard, Luciano Laspina y Lucila Lehmann, el resto de los candidatos que encabezan las listas en la ciudad de Cambiemos y el intendente de Santa Fe José Corral.

Durante casi una hora de discurso, Macri criticó a los opositores que hacen "pronósticos catastróficos", a pesar de que cuando gobernaron dejaron al país "en ruinas", y exhortó a sus seguidores a "decirle no al miedo y la resignación".

Macri la emprendió también contra "las mafias", entre las que señaló la de los juicios laborales y la del narcotráfico. También dijo que es necesaria una reforma impositiva que reduzca la carga fiscal "que nos está matando" y prometió mayor crecimiento económico y del empleo para los próximos años.

"Cuando escucho a aquellos que nos gobernaron durante tantos años decirnos que ellos tienen soluciones, ellos que lo que nos dejaron son problemas y ruinas, no lo puedo creer", sostuvo el presidente.



"Ante tantos pronósticos catastróficos que hacen, uno lo que empieza a sentir es que quieren que nos vaya mal a los argentinos, para ellos recuperar el poder", aseguró. Sin mencionar a ninguno, dijo que los opositores "vuelven con el miedo y con los pronósticos, las cosas horribles que nos van a pasar", y contrapuso a esos malos augurios un discurso de esperanza hacia el futuro. "Lo bueno es que los argentinos hemos decidido ir por otro camino, poner el Estado al servicio de la gente para resolver sus problemas, sin miedo, sin complicidades", señaló Macri.

El presidente visitó en Santa Fe, junto al intendente y presidente de la UCR, José Corral, el jardín de infantes municipal en barrio Alto Verde, construido con fondos nacionales. También tomó contacto con mujeres que realizan emprendimientos de costura a través de cooperativas, y mantuvo una breve reunión con el gobernador Miguel Lifschitz.
Pasadas las 17, Macri llegó al estadio cubierto del club Unión junto a Corral, donde lo esperaban los primeros candidatos a diputados de Cambiemos, Albor Cantard, Luciano Laspina y Lucila Lehmann.

Entre los escollos para el despegue del país, Macri mencionó, nuevamente, "la mafia de los juicios laborales". La catalogó como "un conjunto de vivos que convencen a un empleado de una Pyme" para judicializar los conflictos del trabajo, "y al tiempo se lleva un cachito y el resto se lo llevan los abogados", dijo. "Y lo que es peor" -siguió el mandatario en un escenario 360 a la altura del público-, un montón de gente tiene ganas de hacer algo en Argentina pero piensa: ¿Y si me hacen juicio laboral?". "Entonces se obstruye la posibilidad de generar trabajo para los demás", agregó.
En términos muy duros, dijo que "es criminal lo que están haciendo" porque "destruyen nuestro futuro" y propuso "darles batalla".

Otro tema de agenda que incorporó a su discurso fue el del narcotráfico, actividad ilícita que calificó como una "mafia que se apropia de nuestros jóvenes y después los destruye". "Estamos trabajando para darle batalla sin cuartel hasta que echemos a patadas en Argentina al narcotráfico", arengó Macri en Santa Fe, y dijo que no aceptará "ninguna excusa para la complicidad con el narcotráfico de la política, de la Justicia, de la policía o del empresariado".

También sostuvo, en otro tramo de su exposición, que "tenemos que seguir bajando los impuestos que nos están matando a los argentinos". Planteó un acuerdo entre municipios, provincias y Nación "alrededor de una mesa" para "discutir a la luz de toda la población cómo vamos a hacer para bajar los impuestos".

Finalmente, Macri dijo que "este año ha sido duro" pero que está "cada día más convencido, no solo de que hemos tomado el camino correcto, sino que hemos lo dado los pasos de ese camino y lo hemos fortalecido". "Por eso -enfatizó el presidente- hemos empezado a crecer y el año que viene vamos a volver a crecer más, y vamos a hacer más obras y va a haber más trabajo".

Por último, arengó a los presentes al señalar que "hoy más que nunca hay que decirle no al miedo, no a la resignación y sí al sí se puede, claro que se puede, todos podemos".


Comentarios