Pais
Viernes 20 de Noviembre de 2015

Masacre en El Palomar: cómo es la vida de Mía tras el secuestro

“Nombra a su mamá y a su hermano pero no pregunta por ellos”, dice una de las tías de la nena de cinco años. 

"Nombra a su mamá y a su hermano pero no pregunta por ellos", reveló una de las tías de Mía, la niña de cinco años que estuvo 57 horas desaparecida, en conferencia de prensa con los medios y confirmó que la menor se encuentra bien, en su casa y cuidada por su abuelo. En tanto, el resto de los amigos y parientes que desean verla pueden pasar unos minutos a visitarla pero nada más. 


“Está bien, en su casa. Acompañada y organizándonos para ir a verla, para no ir todos de golpe y que no entienda el motivo”, detalla con la voz entrecortada al recordar que la menor perdió a su mamá y a su hermano. 

La búsqueda de la menor, durante las 57 horas en las que no se conocía su paradero, fueron agotadoras pero al encontrarla, el pesar por la masacre cometida sobre Sabrina e Ian, madre y hermana de Mía, pareció reducirse. Ahora llegó el momento de estar preparados para explicarle a la niña los motivos de la dolorosa ausencia de su mamá y su hermanito. Sin dudas, será lo más duro para los familiares.

“Nombra a su mamá y a su hermano pero no pregunta nada y nos dijeron que no le digamos nada si no pregunta”, explicó una de las tías de Mía.

Las hermanas de Sabrina Martín, asesinada a puñaladas el lunes por la madrugada, al igual que Ian, hermano de Mía, hablaron con los medios para confirmar su buen estado de salud y agradecer a todos los que participaron de la búsqueda. 


Consultado por la página BigBang el psicólogo Juan Eduardo Tesone, miembro de la Asociación Psicoanálitica Argentina, expresó  obre cómo es la manera de sobrellevar una situación y explicar lo sucedido. “Es importante que la nena esté contenida por su entorno de confianza. Con personas cercanas se animará a preguntar lo que se le venga en gana y en ese momento se debe responder con la verdad”, asegura Tesone y coincide que es correcto esperar que surjan las preguntas. En ese momento, se debe responder con verdades. 

Mía fue raptada por Enrique Alcaraz, un amigo de la madre, muy cercano a ella. Pasaban tiempo juntos y la consentía. Ahora la niña tampoco lo verá como acostumbraba hacerlo y según Tesone, en casos como éste, ese cambio también debe explicarse. 

“No es necesario postergar respuestas a las preguntas de la menor. Hay que trabajar sobre el impacto que sufrirá al conocer la verdad y requiere tiempo. Y lo más probable es que pregunte por el propio asesino y es necesario explicarle que, producto de una relación violenta con su madre, todo terminó en lo sucedido”, sostiene. 

Reencuentro con su padre

Al llegar a su casa, según contaron las tías, Mía pidió ver a su papá. De inmediato se pudieron ver y se fundieron en un abrazo. “El reencuentro con su papá fue hermoso, se vieron, se abrazaron, fue hermoso verlos”, dice aliviada, otra hermana de Sabrina y añade: “Esta contenida con todos, está feliz. Ella nos da fuerza para pedir justicia”


Con ánimos de agradecer, la familia quiere encontrarse con los choferes que reconocieron a la niña. “Estamos tratando de localizar a los hombres que la reconocieron para agradecerles y a todos los policías que nos trataron más que bien. El trabajo policial y humano, nos apoyó. Fueron excelentes. Ahora sólo nos dedicaremos a Mía y a tener justicia por mi hermana y mi sobrino”, finalizó. 


Fuente: Big Bang News
 

Comentarios