La Provincia
Jueves 11 de Febrero de 2016

Más de 1.000 hectáreas de monte nativo se perdieron por el incendio de María Grande

La Secretaría de Ambiente de Entre Ríos cuantificó los daños que causó el incendio que se produjo el 17 de enero en una zona de María Grande. Detalles del plan de emergencia montado por la provincia.

“Las pérdidas fueron muy importantes en María Grande, del orden de las 1.050 hectáreas, pero la amenaza fue sobre 40.000. Sin embargo, contamos con un plan que nos permitió tener una respuesta rápida sobre el monte nativo”, indicó Belén Esteves, titular d ella Secretaría de Ambiente de Entre Ríos.
Según agregó la funcionaria, la complicación para apagar las llamas residió en que se trata de bosques vírgenes y prácticamente impenetrables para los bomberos. “Por eso es que actuaron dos aviones hidrantes que tenemos en la Provincia y pedimos un avión más, que estaba en Corrientes. Fue un combate en territorio haciéndose paso como podían, porque fue difícil entrar con camiones. Debieron ingresar los bomberos con mochilas y dar apoyo caminando. Trabajaron unos 70 brigadistas por día. Fue casi una semana con altas temperaturas y con viento, por lo cual era un cóctel muy complejo. Incluso pedimos apoyo a una brigada especial de Apóstoles, Misiones”, sostuvo a APF.
Esteves contó que esas 40.000 hectáreas comprenden campos en los que se dispusieron distintas barreras para contener las llamas. “Hay cuestiones en cuanto a ambiente que son difíciles de recuperar. Se puede implantar, por ejemplo, pero es difícil. Por eso apuntamos a prevenir este tipo de cosas y para que no pasen a mayores. Hay determinados daños que llevan años en recuperarse. El monte nativo alberga una biodiversidad muy importante”, finalizó.

Comentarios