La Provincia
Viernes 15 de Abril de 2016

Mario Gervasoni, más cerca del juicio oral en una causa por falso testimonio

El secretario privado del arzobispo Juan Alberto Puiggari fue convocado por la Justicia hace un año a declarar para que aportara datos de la investigación por abusos que compromete a Justo Ilarraz. 

El secretario privado del arzobispo Juan Alberto Puiggari quedó a un paso del juicio oral y público en una causa por falso testimonio. Se trata del sacerdote Mario Gervasoni, quien fue convocado por la Justicia hace un año a declarar para que aportara datos de la investigación por abusos que compromete a Justo Ilarraz. El religioso que ingresó al Seminario en 1984 prestó testimonio por primera vez en 1995, cuando las denuncias de las víctimas llegaron a oídos de Estanislao Karlic y este decidió investigar a Ilarraz en el marco del proceso diocesano. Para el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull el cura dejó muchas dudas al comparecer ante la jueza Paola Firpo y negó haber conocido a las víctimas en un trámite que se cumplió el 8 de abril de 2015.  Sobre el avance del proceso, el fiscal informó a UNO que aún le restan solicitar algunas declaraciones testimoniales, por lo que todo hace suponer que se encamina a ser llevado al banquillo de los acusados. 

“Voy a hacer las citaciones primero, después de eso salvo que la defensa  quiera disponer de alguna otra medida ya estaríamos en condiciones de hacer la remisión para que se llegue a la instancia de juicio”, adelantó el representante de la acusación. Según el funcionario, para este tipo de delito existe la posibilidad  de una salida alternativa, que en esta cuestión sería la suspensión por juicio a prueba. “La pena no es tan grave”, agregó Ramírez Montrull. Para el Ministerio Público Fiscal la recolección de evidencia estaría casi concluida, y en estos días se definirá la fecha para producir las nuevas testimoniales. 

Ahora  únicamente resta que el fiscal disponga la remisión a juicio,  luego deberá pasar por el juez de Garantías, quien será el encargado de fijar una fecha de audiencia donde se discutirá la calificación legal, las pruebas colectadas, sin descartar la posibilidad de que se pueda alcanzar un acuerdo probatorio. Se trata de un conjunto de medidas contempladas dentro del nuevo Código Procesal Penal. “Si no hay ningún pedido de sobreseimiento o la petición de la probation se solicita la remisión a juicio, y el magistrado, previa evaluación, hace el auto de apertura. Posteriormente se eleva al Tribunal de Juicio que formaliza la audiencia de debate”, apuntó.

Gervasoni, que llegará a juicio en calidad de imputado, designó como abogado defensor a Daniel Lambarri. La causa que se le sigue al cura Mario Gervasoni es un desprendimiento del expediente principal contra Ilarraz y que podría resolverse por la vía alternativa de la probation. En ese caso, de optar por ese recurso, el sacerdote tendría que someterse a tareas comunitarias para evitar un eventual juicio. De lo contrario, si Gervasoni llega a juicio oral, no podrá ser citado como testigo en el juicio principal contra Ilarraz.

La causa madre

El expediente caratulado “Ilarraz Justo José s/Promoción de la corrupción agravada” volvió a manos del Juzgado de Transición N °2 que conduce Paola Firpo tras el dictamen del tribunal, que resolvió rechazar por unanimidad la apelación al procesamiento que había interpuesto la defensa del acusado. “Desde el Juzgado de Instrucción informaron que están bastante complicados con el tema de las audiencias, tanto que están por decidir la reducción de personal  y a su vez deben atender otras causas de relevancia”, manifestó el fiscal Ramírez Montrull.

Más allá de esta situación, la Fiscalía realizará un pedido conjunto con la querella para que se corra vista y así se pueda requerir formalmente la elevación a juicio. “Es muy posible que la defensa se oponga a entender  que ya está concluida la etapa de investigación. Aunque puede ser que no presente nada la defensa y se llegue a debate”, puntualizó. 

La exposición pública del caso Ilarraz puso en aprietos a la jerarquía de la Iglesia Católica. Los prelados Estanislao Karlic, Juan Puiggari, Mario Maulión, José María Rossi y Luis Jacob debieron testimoniar ante la Justicia y se estima que en el transcurso de este año el caso se ventile en un debate oral.
 

Comentarios