La Provincia
Jueves 24 de Diciembre de 2015

“Maricas mamengos que lloran en los rincones”

Dura respuesta del exintendente de Viale, Urchueguía, a las quejas de la nueva administración local

El exintendente de Viale, el justicialista Estelio Urchueguía, se refirió a las denuncias que la nueva administración municipal, encabezada por Uriel Brupbacher (Cambiemos) ha realizado respecto del estado en que encontró la administración municipal.

“Suelen ser tan burdas las mentiras, dichas con tanto énfasis, que estos funcionarios se asemejan a ‘maricas mamengos’ que lloran en todos los  rincones tratando de victimarse por situaciones inexistentes, presentando panoramas falsos, en el intento de confundir el imaginario de la gente, demonizando a un gobierno cuyo desarrollo generó una transformación en la ciudad, el testimonio está a la vista de todos. No hay peor ciego que aquel que no quiere ver”, indicó el expresidente municipal.

“Es deplorable desinformar a través de la prensa, de parte de un gabinete municipal que se expresa a través del odio, en una clara actitud mentirosa. El que miente más y mejor se lleva el trofeo que, supongo, consiste en mejor sueldo de jugosos contratos, por ejemplo un capataz del tinglado municipal  con 24.000 pesos. Recordemos cuando el hoy intendente se quejaba de mi sueldo, el cual consideraba sideral, era de  26.400 pesos de bolsillo”, añadió.

El dirigente peronista entendió que el panorama no es bueno para esa localidad de Paraná Campaña. “No hay futuro promisorio basado en la mentira. Daría la impresión que se enturbia la transparencia de la que hicieron gala en toda la campaña electoral, faltar a la verdad es también faltarle al respeto de la gente, aquella que especialmente confió en ellos y su tan mentada transparencia que pregonaban”, dijo.

En ese sentido, consideró “ menester  entonces recomendarles que se despojen de la soberbia que no es buena compañía, trabajen, hagan las tareas lo mejor posible por el bien del pueblo, dejando de lado el intento de envilecer al sentido común,  sobreestimando a toda la sociedad en su conjunto testigo de una realidad única verdad”, concluyó Urchueguía. 

El lunes, el nuevo intendente Uriel Brupbacher (Cambiemos) brindo una conferencia de prensa junto  a su gabinete durante la cual detalló cómo encontraron el municipio al asumir el 11 de diciembre.

Entre otros aspectos, el presidente  municipal planteó la necesidad de declarar la emergencia en el área de Obras y Servicios Públicos, por lo que se estudia tomar un préstamos (sería de 8 millones de pesos).  

“El área que más preocupa es la Dirección de Obras y Servicios Públicos, donde hay numerosos vehículos destruidos, maquinaria rota y faltante de herramientas”, señaló Brupbahcer.

“El regador gasta más aceite que nafta” 

El nuevo secretario de Obras y Servicios Públicos, Omar Weglin, afirmó que algunos de los vehículos que Urchueguía exhibió en la plaza dos días antes de concluir su mandato, en realidad no funcionan. Se quejó de que el camión regador gasta más aceite que nafta. “El estado del parque automotor es preocupante (...) Entre las maquinarias que se encuentra fuera de circulación o con serios problemas, se encuentran: dos tractores, dos camionetas, un camión. Además, el colectivo tiene un motor con problemas de papeles. Además, figura una camioneta Ford 1976, que no sabemos donde está pero figura en el inventario”, señaló

El titular de Ingresos Públicos, Walter Pirola, señaló: “Cuando entramos a la oficina, no había insumos básicos, como resmas (...)  Hay muchos reclamos de vecinos que pagaron la conexión del agua y cloacas y no se les ha conectado dichos servicios”. El secretario de Gobierno, Carlos Weiss, indicó: “Figuran nueve motos secuestradas que no aparecen (...)   Un chofer de camión no tenía carnet para conducir”.

En tanto, la titular del área de Deportes, Claudia Cichero, explicó: “El gran problema es el polideportivo municipal. Los baños están destruidos. Se llevaron todo: ventanas, vidrios, canillas, duchas (...) La mayor parte de la lona de la pileta climatizada no servirá el año próximo y reponerla sale muchísimo dinero. Había tres calderas rotas, lo que hace que la temperatura en invierno no sea la ideal. Había vacas y caballos; parecía un potrero”, resumió.

Finalmente el titular de Acción Social, Martín Bourlot, explicó: “No contamos con presupuesto para lo que queda del año. Por eso le decimos a cada persona que se acerca a nuestro organismo que recién desde el año próximo podremos trabajar de manera organizada y con presupuesto correspondiente”.

Otros funcionarios también revelaron las situaciones irregulares que aseguran haber encontrado al asumir.

Comentarios