GoSkateboardingDay
Jueves 16 de Junio de 2016

Marcha universitaria con múltiples reclamos

La Sitradu exigió un mayor presupuesto y rechazó el ajuste al adherir a una jornada nacional de protesta

La autonomía de la Universidad, el pedido por la ampliación del presupuesto, el planteo por mejores becas estudiantiles, la apertura de comedores universitarios, por un boleto gratuito educativo y contra la criminalización de la protesta fueron algunas de las banderas que se levantaron en la marcha impulsada ayer en Paraná por el Sindicato de Trabajadores Universitarios de Entre Ríos (Sitradu), uno de los gremios de base de la Conadu Histórica. Más allá de que la cuestión salarial quedó resuelta hasta febrero -cuando se reabrirá la paritaria-, los docentes del sector junto a múltiples agrupaciones estudiantiles de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) y de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) expresaron sus inquietudes al adherir a la jornada nacional de lucha, que además sirvió para recordar los 98 años de la Reforma Universitaria.

La movilización, que no tuvo numéricamente la fuerza de la protesta concretada en mayo, partió desde la Plaza 1º de Mayo y luego de recorrer varias arterias confluyó en la Casa de la UNER, en Córdoba 475. "Los postulados de la Reforma están hoy más vigentes que nunca, es decir la vinculación con la idea de autonomía, del autogobierno de la universidad a través de sus integrantes. Es un mojón más en todas las actividades que estamos haciendo. Es por un lado conmemorativa de la Reforma y parte del plan de lucha en defensa de la Universidad", dijo a UNO el docente e integrante de Sitradu, Alejandro Haimovich.

El acuerdo salarial firmado a fines de mayo por las centrales sindicales estipula un aumento para el sector que va del 34% al 36%, según la categoría. Para el sindicalista esta medida significó un avance, pero a la vez consideró que no implica que se dejen de plantear las diferentes reivindicaciones que tiene el sector. "Nuestras paritarias, desde 2013, habían sido desde febrero a junio, por lo cual perdimos muchísimo en términos salariales al hacer esa paritaria tan larga. Lo que logramos hacer en esta paritaria es volverla a febrero y también tener una cláusula gatillo de revisión de acuerdo al impacto de la inflación en setiembre. Y se logró un aumento de casi el 50% para los trabajadores auxiliares docentes y JTP que son los iniciales", repasó.

El profesor recordó que la negociación salarial se mantendrá abierta dado que están funcionando comisiones que están abocadas a estudiar la aplicación del convenio colectivo de trabajo con las universidades y con la regulación de la docencia ad honorem. Para Haimovich esta circunstancia representa una falencia, al igual que otras cuestiones específicas dentro del claustro docente. "Ayer-por el martes- se realizó un panel en la Facultad de Ciencias de la Educación para alentar una discusión seria acerca de nuestra propia Universidad en cuanto a cómo se gobierna. Es decir cómo se plantea en el Estatuto la representación de los diferentes sectores, tenemos una Universidad que no es robustamente democrática. Porque los docentes, que son porcentualmente menos que los estudiantes, tienen mayor representación, pero además al interior del claustro docente los titulares que son muchos menos que los adjuntos, que los JTP y que los auxiliares cuentan con mayor representación", reflexionó.

De esta forma hizo un llamado a favor de la democratización de la Universidad, tal como ha ocurrido en otras casas de estudio de diferentes provincias. "Acá -por Entre Ríos- no podemos votar, es como un sistema de castas", denunció.

Consultado por la modalidad de distribución del presupuesto para el sector, el vocero de Sitradu señaló: "Tenemos un presupuesto que es insuficiente, y en relación al cual un porcentaje superior al 90% se destina a los salarios. Por lo tanto, no queda nada para las múltiples actividades que tiene la Universidad, entre ellas la investigación y extensión", apuntó.

Comentarios