Femicidio
Jueves 13 de Octubre de 2016

Mar del Plata: investigan si hubo un tercer hombre en la escena del crimen de Lucía

Se cotejará el ADN de los dos imputados con tres preservativos que se encontraron en la vivienda de uno de los detenidos.

La justicia investiga la posibilidad de que haya un tercer implicado en el asesinato de Lucía, la adolescente que fue drogada, violada y torturada en una vivienda de Mar del Plata, mientras los padres de la víctima se reunieron con la fiscal y pidieron testigos para avanzar en el esclarecimiento del crimen.


La joven de 16 años fue asesinada el fin de semana y luego llevada a un centro asistencial de Playa Serena, donde los atacantes la dejaron después de lavar el cuerpo para intentar que la muerte sea atribuida a una sobredosis.


La fiscal María Isabel Sánchez ordenó comparar las muestras de sangre tomadas a los imputados con el material genético hallado en la vivienda, para confirmar las sospechas de que una tercera persona, al parecer un menor de edad, participó de la violación y asesinato de la adolescente. Los detenidos son Matías Gabriel Farías, de 23 años, y Juan Pablo Offidani, de 41, hijo de un escribano reconocido de Mar del Plata, de quienes la fiscal dijo "no tener dudas" de su responsabilidad penal en el crimen.


"No sé qué es lo que motivó a los autores a actuar de esta manera, mi rol como investigadora es establecer la vinculación de estos sujetos con la muerte de Lucía. Yo, gracias a Dios, no me puedo poner en la cabeza de estos sujetos, todos los días investigamos violaciones y homicidios pero jamás esta conjunción de hechos aberrantes", sostuvo Sánchez en declaraciones a radio Vorterix.


La fiscal recibió en su despacho de los tribunales marplatenses a Guillermo Pérez y Marta Montero, padres de la adolescente asesinada, quienes se acercaron para conocer detalles de la investigación. "Es indescriptible todo lo que le han hecho. ¿Cuál es la razón y hasta dónde puede llegar una persona a hacer una cosa así? No hay límite", dijo Montero, y agregó: "Mi hija no era adicta, no consumía, ellos la hicieron consumir, tenía la nariz quemada".



Comentarios