Pais
Miércoles 03 de Junio de 2015

Manifestación masiva en Buenos Aires en adhesión al #NiUnaMenos

Las voces de los adherentes a la jornada contra los femicidios que se dieron cita frente al Congreso de la Nación, en Buenos Aires. Galería de fotos.

Miles de personas participaron frente al Congreso de la Nación de la concentración para visibilizar la lucha contra los femicidios y la violencia de género, que se desarrolla bajó la consigna #NiUnaMenos.
Macario, un hombre de 49 años que es docente desde hace 30, dijo a la agencia Télam que "es muy importante visibilizar este tipo de problemáticas y debieran ser un contenido obligatorio en todas las escuelas".
"A los docentes nos preocupa mucho este tema porque día a día convivimos con la situación de compañeras de trabajo o de estudiantes que conviven con esta problemática", añadió, en coincidencia con uno de los cinco puntos principales de las impulsoras de esta jornada.
De hecho, la necesidad de "garantizar y profundizar la Educación Sexual Integral en todos los niveles educativos, para formar en la igualdad y para una vida libre de discriminación y violencia machista" es uno de los ejes de la proclama que se leerá a las 18 frente al Parlamento.
Por su parte, Marcela, de 52 años, concurrió al Congreso acompañada por su hija Bárbara, de 24, y le contó a Télam que se movilizaron con la experiencia de haber sufrido un caso de violencia de género en carne propia. "Cómo mujeres es muy importante que este tema se visibilice, y en lo personal es muy importante venir con mi hija porque en nuestra familia sufrimos un caso de violencia y gracias a la ayuda que tuvimos pudimos resolverlo bien, pero otras no tuvieron esa suerte", afirmó.
En este sentido, su hija añadió: "estar acá es importante para todas, sobre todo para aquellas que no pueden venir y son víctimas de la violencia, ellas necesitan que esto sea lo más visible que se pueda".
Asimismo, Jorge, de 42 años, relató a Télam que llegó "a acompañar porque este es un problema que nos afecta a todos, porque los hombres también tenemos madres, hermanas, esposas o hijas".
"Acabar con esta violencia requiere un cambio cultural muy grande que quizás nuestra generación no llegue a ver, pero es necesario dar la batalla", agregó.
Héctor, de 39 años, dijo a Télam que "así como en algún momento se abolió la esclavitud, hoy hace falta otro cambio de cabeza importante que haga que condenemos a la violencia de género con la misma decisión".
"Hace falta mucho todavía para que la mujer ocupe el lugar que le corresponde en la sociedad, pero esta movilización construye en ese sentido y estoy seguro de que va a tener un impacto positivo a nivel regional", añadió.

Comentarios