Policiales
Viernes 21 de Agosto de 2015

Maniataron y robaron a familia de un empresario

En calle San Lorenzo de Paraná, cuatro ladrones rompieron la puerta, los redujeron y se llevaron dinero 20.000 dólares, 10.000 euros, unos pocos miles de pesos y joyas de un valor inestimado. 

En calle San Lorenzo y San Martín de Paraná la mañana transcurría sin sobresaltos, con el movimiento habitual de un día de semana en una zona residencial cerca del centro. Pero adentro de una vivienda, una familia vivía momentos de terror. Se trata de la casa de un empresario de la capital provincial, de apellido Bourdin, donde la madre, el hijo y la empleada fueron maniatados por cuatro asaltantes, quienes una hora después de revolver toda la propiedad se fueron con una importante cantidad de dinero.

Según informaron a UNO fuentes allegadas a la investigación, alrededor de las 10.45 los ladrones llegaron hasta la puerta de la casa y posiblemente con una barreta la abrieron. Cuando entraron, se encontraron que estaba el hijo de la familia, de 18 años, y la empleada. Los encañonaron con armas de fuego, los redujeron y ataron de manos y pies con precintos mientras les pedían dinero.

Unos minutos después llegó la madre, que regresaba de hacer las compras en el supermercado. Le llamó la atención el estado de la puerta pero ingresó igual. A los pocos pasos le pusieron una pistola en la cabeza y la maniataron junto a su hijo y la trabajadora.

Sin golpes ni mayor violencia física, pero con un trato verbal muy intimidatorio, les exigieron la entrega de dinero. Una hora después de ingresar se retiraron con un importante botín: 20.000 dólares, 10.000 euros y algunos miles de pesos, así como joyas que podrían tener un valor económico superior a todo el dinero junto. Uno de los delincuentes se comunicó con alguien por teléfono antes de salir, que los pasó a buscar cuando finalizaron el atraco.

El personal de la Dirección Investigaciones y de Criminalística trabajó en el lugar para ubicar a los asaltantes. Ningún vecino pudo aportar ningún dato de importancia: enfrente de la casa hay una carnicería y al lado un restaurante, pero nadie advirtió lo que había ocurrido. 

Los ladrones actuaron a cara descubierta, por lo que se trabaja con los identikit en base a las características aportadas por las víctimas. La vivienda cuenta con sistema de alarma, pero no de cámaras. Además se analizan las imágenes registradas por cámaras del 911, aunque la más cercana está a unos 500 metros.

Algo que llamó la atención y es un dato que siguen los investigadores es la tonada de los ladrones, similar a la cordobesa o del norte del país, lo que evidenciaría que no se trata de sujetos de Paraná. No descartan relacionar este hecho con los violentos asaltos ocurridos hace alrededor de un mes en Paraná y en Viale, protagonizados por cordobeses que fueron detenidos y esta semana condenados.

Se cree que la banda contaba con información respecto de la familia adinerada que vive en la casa, aunque por la forma audaz de ingresar habrían tenido el dato falso de que en ese momento estaba deshabitada.

No se descarta que en las próximas horas surjan novedades que deriven en procedimientos.

 

Comentarios