La Provincia
Miércoles 14 de Septiembre de 2016

Manfico se presentó a concurso y decidió despedir a 24 trabajadores

La grave crisis financiera se tradujo en la reducción de la planta de personal de Basavilbaso. La empresa había renunciado a un programa de aportes financieros del Estado. El Sindicato de la Carne evaluó ayer con los cesanteados los pasos que seguirán

La empresa Manfico, que se dedica a la elaboración de subproductos derivados de la carne y que funciona en el kilómetro 191,5 de la ruta 39 entre Basavilbaso y Rocamora, decidió presentarse a concurso de acreedores y despidió a 24 trabajadores, desvinculando a dos tercios de su planta de personal. La medida se resolvió pese a las gestiones de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne para que la firma pudiera ingresar al Programa Nacional de Recuperación Productiva (RePro), con lo cual el Estado mediante aportes financieros no reintegrables se haría cargo de buena parte de la garantía horaria de los empleados de la compañía. Este escenario de crisis no es nuevo, ya que producto de los problemas financieros a los empleados se les adeuda dos quincenas y media, sumado a un saldo del aguinaldo.

"Nos confirmó que abandona el beneficio del RePro y ayer -por el lunes- se empezaron a recibir las notificaciones de despidos", confirmó a UNO el secretario de Cultura y Capacitación de la Federación de la Carne, Danilo Schab. Ayer el sindicato de la carne de Basavilbaso, representado por Javier Spomer, convocó a una asamblea donde se analizó esta delicada situación. Allí el gremio aconsejó contestar las cartas documentos rechazando el artículo 247 que propone el pago del 50% de la indemnización y que se le exija a la empresa el pago de los salarios.

"Esta gente se quedó sin trabajo y con una deuda salarial que no la van a cobrar hasta que se apruebe o no el concurso. Porque esa es otra cuestión que hay que salvar desde el punto de vista jurídico, es decir si el juzgado homologa el acuerdo o no", evaluó Schab.


***
Cuesta abajo


Con esta decisión empresarial quedaron en la calle empleados que en su mayoría tenían más de 30 años de antigüedad. Si bien desarrollaba sus actividades a medias, en su época de plena producción la planta cocinaba y procesaba plumas, vísceras, huesos, carne y sangre. "Estaban haciendo únicamente la parte de molienda, mezcla y embolsado. Es decir que traían productos de afuera y hacían el proceso de mezcla. La cocina de plumas, de vísceras, de los frigoríficos avícolas estaba en picada desde hace unos meses", describió el dirigente de Concepción del Uruguay.

Schab consideró que para entender este momento de la empresa es necesario ponerlo en contexto con las medidas económicas que se pusieron en práctica desde principio de año. Al parecer las esperanzas puestas por Fernando Sassón -presidente de Manfico- en el nuevo rumbo económico no tuvieron el resultado esperado: "Hace varios meses que viene con pagos en fuera de término; desde el año pasado pagaba demorado, pero ya a principios de 2016 se atrasó mucho más. A partir de marzo los trabajadores venían cobrando una quincena atrasada".

De los 14 empleados que todavía tienen relación de dependencia con la firma llevan adelante un paro de actividades en reclamo del pago de salarios adeudados, lo que torna el panorama aún más complicado. La inactividad es por estos días una postal de la fábrica de Basso y este panorama desolador le suma un nuevo capítulo de desaciertos: vecinos denunciaron que la aparición de peces muertos estaría vinculado al volcado de efluentes líquidos de Manfico SA. Por esta razón, la compañía se vio obligada a realizar distintas acciones para adecuar sus sistemas productivos y remediar los daños ambientales.


***
"Aconsejamos contestar la carta documento"

Ayer por la tarde en el Sindicato de la Carne de Basavilbaso los trabajadores que recibieron los telegramas de despido se reunieron con Javier Spomer, secretario Adjunto del Sindicato de la Carne en Basavilbaso y demás miembros de la conducción para analizar la situación planteada. "Aconsejamos contestar la carta documento. Les propusimos a los compañeros que eligieran un abogado: llevamos a Uriel Ponce para que pudiera asesorarlos", manifestó Spomer a UNO. El dirigente señaló que todavía tienen dudas respecto al llamado a concurso y mencionó que los obreros tienen dos años para iniciar un juicio. "Vamos a gestionar ante el intendente Gustavo Hein y otras autoridades una ayuda económica, porque el fondo de desempleo demora tres meses", asentó.

Comentarios