La Provincia
Miércoles 25 de Mayo de 2016

Malestar por inminente desalojo en la Casa del Joven de Paraná

Trabajadores y profesionales de la institución expresaron su preocupación porque el 31 de mayo próximo vencerá el contrato de alquiler. 

Trabajadores y profesionales de la Casa del Joven, una institución abocada a la atención de adolescentes de entre 13 y 21 años en situación de vulnerabilidad social, expresaron su preocupación ante el inminente desalojo del dispositivo de atención de Salud Mental, a raíz de que el 31 de mayo vencerá el contrato de alquiler. “En este momento no podemos decir en qué lugar continuarán los tratamientos, a dónde nos iremos”, manifestó su inquietud la trabajadora social Viviana Becker. La problemática fue abordada ayer en una asamblea por un grupo de profesionales y se llegó a la conclusión de que pese a las gestiones con autoridades aún no se tuvieron respuestas. “Históricamente el alquiler del inmueble estuvo resuelto por el Ministerio de Salud provincial. La dueña no la va a alquilar más; en tiempo y forma se le pidió al Ministerio que arbitre los medios para conseguir un nuevo inmueble. Esto no se resolvió y en esta semana nos enteramos de que el 31 de mayo tenemos que desalojar la casa”, advirtió la especialista en diálogo con UNO.

La entidad, que tiene 28 años de historia, se ha convertido en  referente para la provincia en materia de salud mental y atiende casos en forma individual y grupal de jóvenes con diferentes problemáticas. Dentro del espacio también se realizan actividades relacionadas con el arte y además es un lugar de formación docente. “Estamos muy preocupados porque las autoridades no nos han dado ninguna respuesta”, explicó Becker. 

Por su parte, la psicóloga Fernanda Spessot insistió en que ya se hicieron las gestiones pertinentes ante las autoridades a través de notas y se las puso en conocimiento del tema  en diferentes reuniones. “Estuvimos con la presidenta del Copnaf, Marisa Paira, con el director de Salud Mental, Carlos Berbara, con el secretario de Salud, Mario Imaz. De palabra nos vienen diciendo  que no nos preocupemos, que lo van a resolver, pero en los hechos no hay nada concreto”, remarcó.

A su turno, la comunicadora social Paola Barzola indicó que el reclamo tiene como objetivo seguir funcionando para sostener la atención y el trabajo que se realiza. “La responsabilidad es de las autoridades de Salud, que venían alquilando el inmueble desde el inicio de la Casa del Joven. Queremos hacer nuestro trabajo, la negociación sobre el lugar donde funcionaremos, cómo y de qué manera es responsabilidad de las autoridades”, precisó. Los trabajadores informaron que en la institución reciben 120 consultas semanales, no solamente de Paraná sino que habitualmente llegan casos desde otros puntos de la provincia. “Nuestro pedido es seguir como grupo de trabajo, todos juntos, porque la mayoría de los tratamientos son interdisciplinarios”, agregó la psicóloga Patricia Alzugaray. La entidad invitó para mañana a las 10.30 a un encuentro de raperos en Casa del Joven, mientras que el viernes a las 10 se hará una concentración en el mismo lugar para visibilizar la problemática. 
 

Comentarios