Pais
Jueves 31 de Marzo de 2016

Macri viaja a Washington para participar de la Cumbre de Seguridad Nuclear

El mandatario participará de la cuarta cumbre de seguridad nuclear y se reunirá con sus pares de China, Japón y Canadá 

Macri iniciará su primer viaje oficial a los Estados Unidos en donde se dirigirá a la Casa Blanca donde será recibido a las 18.30 (19.30 en Argentina) por el presidente estadounidense, Barack Obama, que llevará adelante una cena de trabajo junto a los jefes de Estado participantes de la Cumbre.

El viernes, el jefe de Estado participará de las actividades del foro que busca el compromiso global para la seguridad de materiales nucleares, y será uno de los líderes que tomará la palabra para referirse al “involucramiento de Argentina en la agenda nuclear” con un “mensaje muy preciso”, anticipó hoy la canciller Susana Malcorra al brindar una conferencia de prensa en esta ciudad.

La canciller señaló que el país tomó la decisión “hace mucho tiempo de utilizar la energía nuclear con fines pacíficos”, como su aplicación a tratamientos de salud e investigación, y que desde esa política de Estado se está “trabajando en todos los acuerdos que están saliendo” de la cumbre con el objetivo de realizar “el mejor aporte”.

Con la presencia de sólo cuatro países latinoamericanos en el encuentro de dos días –Argentina, Brasil, Chile y México– “el nicho en energía nuclear con una aplicación altísima de valor agregado con fines pacíficos” del que se encarga hace años el país, “es un ejemplo de algo que la región puede hacer”, aseguró la canciller a los medios desde la embajada argentina en Washington.

Estas naciones de América Latina se sumarán así a las 52 que integrarán la cuarta y última cumbre que tendrá lugar en Washington, y a las cuatro organizaciones internacionales que también estarán presentes: Naciones Unidas, Agencia Internacional de Energía Atómica, Interpol y la Unión Europea.

Malcorra anticipó a su vez que durante su visita el presidente Macri mantendrá reuniones bilaterales con su par chino, Xi Jinping; y los primeros ministros de Japón, Shinzo Abe; el de Canadá, Justin Trudeau; y el de India, Narendra Modi, entre otros.

El encuentro del viernes por la mañana junto a Xi Jinping fue calificado como "muy importante” por Malcorra dada la relación de “socio estratégico” que existe con China, resaltando que además será la antesala a la visita que realizará Mauricio Macri al país asiático en el marco del G-20. 

“China es un enorme socio con un potencial de mercado y capacidad de inversión y comercio significativo”, dijo señalando que “las relaciones entre los países tiene que ser transparentes, públicas” y con “mucho cuidado en el manejo de cláusulas reservadas”.

La agenda de trabajo argentina incluirá además encuentros entre la titular del Palacio San Martin y sus pares de Australia, Hungría, Marruecos, Suecia, Turquía y con Armenia, que aún está por confirmarse.

En su primer día de actividades en la capital norteamericana en avanzada al arribo del Presidente, Malcorra llevó adelante una reunión con el secretario de Estado, John Kerry, quien adelantó visitaría el país en el último trimestre del año.

“Eso nos va a servir para ver cómo hemos avanzado para octubre, noviembre. Nos pone una fecha límite para cumplir con muchos de los compromisos que hemos fijado”, aclaró la funcionaria a una semana de la histórica visita que realizó Obama a la Argentina. 

Por su parte, momentos antes de la reunión que tuvo lugar en el Departamento de Estado, Kerry dio la bienvenida a la “restauración” de Argentina a “su propia participación” en la política doméstica “en tantos temas diferentes: en energía, derechos humanos, medio ambiente, comercio” y afirmó que los dos países "tienen muchos temas para trabajar juntos".

Al plantear el intercambio diplomático bilateral que fue relanzado con la presencia del titular de la Casa Blanca en Buenos Aires, Malcorra afirmó que el país no quiere “una relación fría y distante, ni carnal” con Estados Unidos.

“Queremos relaciones maduras entre dos países que se respetan mutuamente”, basadas en la premisa de buscar “áreas de interés común para ambos países, gobiernos y nuestros ciudadanos”, con una agenda que “nos permita avanzar reconociendo que pueden haber temas en los que estemos en desacuerdo pero en lugar de poner énfasis en esos temas, vamos a tratar de poner énfasis en el interés común”, sostuvo.
 

Comentarios