La Provincia
Sábado 14 de Febrero de 2015

Luego de 24 años se estudiará el arbolado público de la capital entrerriana

Un grupo de estudiantes de Ciencias Agropecuarias censará todos los ejemplares “manzana por manzana”. El trabajo se realizará por un convenio que firmó la Municipalidad con la UNER.

Luego de firmarse un convenio entre la Municipalidad de Paraná y la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) se realizará un relevamiento del arbolado urbano en la capital provincial. La semana que pasó comenzaron con los talleres de capacitación a los censistas en el campus universitario de Oro Verde.
El objetivo de la cátedra Espacios Verdes es llevar adelante un relevamiento y una planificación adecuada. La docente responsable, es María Silvia Carponi y estuvo al frente de la  capacitaron a los estudiantes  que luego trabajarán con las distintas Comisiones Vecinales.
La tarea consiste en indagar en las unidades municipales qué especies de árboles existen y cuál es su comportamiento ecológico en distintas situaciones urbanas y ambientales. Estos primeros datos servirán de base para elaborar un plan orgánico de manutención, mejoramiento y plantación, de acuerdo a las condiciones del medio.
La profesora Miriam Martínez, explicó que el acuerdo con la Municipalidad busca hacer un relevamiento del arbolado urbano en la ciudad ya que el último se concretó en 1991. “Se acordó hacer un segundo relevamiento para comparar, observar faltantes o cuáles son las diferencias entre el 91 y ahora”, explicó. “Los alumnos becarios realizarán el trabajo. Serán ocho duplas que harán la tarea manzana por manzana, árbol por árbol en la ciudad”, detalló Martínez.
En la facultad reconocieron que este tipo de acciones son muy importantes para las ciudades teniendo en cuenta el efecto del cambio climático. También contribuye a tener cada vez más conciencia de que el arbolado es un patrimonio de la ciudad. Para poder hacer la planificación es necesario saber con qué se cuenta,y así poder proyectar.
“Luego del relevamiento, se realizará una planificación para seguir replantando árboles con un plan prefijado. La idea es reforzar el sentido de que el arbolado público pertenece a la ciudad, no al vecino. El arbolado sirve también para identificar a la ciudad, le da identidad, hace más fácil la lectura del espacio, es decir que se busca un beneficio ambiental y también un beneficio estético”, completó la especialista

Convenio
La Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER se comprometió a prestar colaboración y asistencia técnica al Municipio para realizar la planificación del arbolado de alineación luego de 24 años.

Comentarios