La Provincia
Viernes 23 de Enero de 2015

Los vecinos de Circunvalación piden ayuda a la Municipalidad

Presentaron una nota con 70 firmas en 2014 para que se normalice la situación en la comunidad gitana que habita en el barrio. Aseguran que cortan un caño de agua y bloquean el suministro

Los vecinos que viven en las inmediaciones del barrio Circunvalación y López Jordán de Paraná señalaron que “un grupo de gitanos se instaló hace tres años en la zona y la convivencia se tornó imposible”.  


En el barrio aseguraron que les cortan el suministro de agua, crían animales sueltos, queman basura, tiene chatarras y vehículos de gran porte frente al galpón en que habitan, por lo que le solicitaron a la Municipalidad de Paraná  que tome cartas en el asunto.


“La gente de la zona pide que se adapten a las normas de convivencia, no más”, explicaron a UNO los representantes de los vecinos.  
El foco del problema se encuentra en  un galpón que está ubicado en Circunvalación y Almirante Brown.


Los inconvenientes se generan porque rompieron un caño de agua y gran parte de la zona se quedó sin el  suministro.


Además, como en muchos otros sectores de la ciudad, queman basura en forma constante, crían animales sueltos, dejan chatarras y vehículos de gran porte abandonados y los niños arrojan piedras constantemente a los patios de los vecinos.


“Con la intención de llegar a un acuerdo de convivencia intentamos entablar conversación con los miembros de la comunidad gitana, pero solo recibimos insultos y amenazas de agresiones físicas. Mediante una nota solicitamos al municipio de Paraná que intervenga”, explicaron a este diario pidiendo que se resguarden los nombres por temor a represalias.


“Anoche (por el miércoles) estaban quemando cables, el olor y el humo espeso eran insoportables, por eso un vecino de 83 años fue a reclamarles que dejaran de hacerlo. Lo amenazaron directamente con un arma. Ya está hecha la exposición en la comisaría 12ª”, reconocieron los frentistas.

 

Pedido

 


Los habitantes del barrio  enviaron una nota al municipio de Paraná el 16 de diciembre de 2014, avalada por la firma de 70  personas, aseguran que todavía no recibieron algún tipo de respuesta.


En el documento detallaron los inconvenientes cotidianos a los que están expuestos, entre ellos los constantes cortes de agua: “Estos vecinos abusan de este servicio y nos dejan sin agua porque cortan el caño que suministra el elemento al resto de las familias.

 

Solicitamos, en lo posible,  que la conexión  a la red sea desde la intersección de calle La Pampa y Circunvalación hacia nuestras viviendas, esto solucionaría el inconveniente”, manifestaron.  


La preocupación en la zona  es cada vez más grande porque las agresiones van en aumento. Los vecinos plantean que hace tiempo sus hijos dejaron de jugar en la calle.

 

 

Comentarios