La Provincia
Domingo 15 de Mayo de 2016

Los trenes matan más cuando dejan de pasar

Pablo Felizia/ De la Redacción de UNO
pfelizia@uno.com.ar


El tren que funciona va lleno todos los días. En la estación de Paraná dijeron que en el último tiempo se duplicó la cantidad de pasajeros en aquel ramal que llega y va hacia Colonia Avellaneda. Es el único medio de transporte que todavía no aumentó de precio: cuesta 1 peso y lo usan estudiantes, trabajadores, desocupados y jubilados, hay quienes también lo aprovechan para pasear.

Desde Paraná había otros ramales: a Fontana, previo paso por Oro Verde con horarios un poco incómodos, y a Concepción del Uruguay por 24 pesos. Este último salía los viernes y volvía el domingo. Sobre rieles se podían viajar, además, desde Basavilbaso a Villaguay por muy poca plata. Estos tres recorridos ya no funcionan y parecen haber corrido la suerte de esa premisa triste de los 90: ramal que para, ramal que cierra. En la semana, algunos empleados me contaron que son 55 las familias que dependen de estos trabajos y más de uno quiere poner en marcha, otra vez, esos trenes sobre las vías. Es que tienen  el ejemplo del aquel que funciona en solitario y donde 600 pasajeros diarios van y vienen, por una sola moneda y en menos de 40 minutos desde Colonia Avellaneda. Se han vuelto fantasmas las ciudades que perdieron el tren.

A más de una, con el paso de los años, se las ve vacías y pobres desde las rutas, faltas de una juventud que emigró en busca de mejor suerte. Se habla de no más de 300 kilómetros de vías recuperadas para el traslado de pasajeros, de miles que existieron en Entre Ríos en su momento de esplendor; ahora esas pocas parecen dejar de funcionar y esa decisión, dicen entre los andenes, está atada a la Operadora Ferroviaria del Estado que depende del Ministerio de Transporte de la Nación.

Días atrás se conoció el rumor del cierre del ramal Urquiza, uno de los ferrocarriles de carga más importantes de la región y que le da trabajo a más de 1.000 personas. Si bien hubo algunas desmentidas, desde el gremio del sector juntan firmas en Concordia y en otras ciudades de la provincia, lograron una resolución de apoyo del Concejo Deliberante de esa ciudad y mantuvieron reuniones con intendentes. Se sabe en estas tierras que los trenes matan más cuando dejan de pasar que de arrollar en la vía a los entrerrianos.

Comentarios