La Provincia
Viernes 18 de Marzo de 2016

Los trabajadores telefónicos hoy celebran su día y harán una misa

En la provincia de Entre Ríos hay 300 afiliados. Desde el gremio que los nuclea repasaron los inicios de la actividad y analizaron la situación del sector, que lucha por reivindicar su labor 

Se celebra hoy el Día del Día del Trabajador Telefónico porque fue el 18 de marzo de 1948 cuando el gobierno de aquel entonces decidió la nacionalización de los servicios telefónicos y la Empresa Mixta Telefónica Argentina (EMTA) fue incorporada al Estado.

Para conmemorar esta fecha, desde el Sindicato de Obreros, Empleados y Especialistas de los Servicios e Industrias de las Telecomunicaciones de Entre Ríos (Soeesiter) organizaron una misa para hoy a las 19.30 en la iglesia San Miguel, además de los festejos que cada sede dispone. Roberto Catalano, secretario general de la organización gremial que funcional en Alameda de la Federación 128 de Paraná, salud a trabajadores activos, a los jubilados, pensionados y retirados”, dijo, a la vez que recordó que en la provincia son 300 los afiliados, de los cuales 150 son de Paraná. 

El organismo nuclea en la actualidad a los empleados de las compañías Telecom, Telefónica, Personal, Movistar, entre otras. “Estamos trabajando fuertemente a nivel federativo para defender la actividad con los contratistas, con miras a progresar en este aspecto”, comentó.

Por otra parte, reflexionó sobre las dificultades que enfrenta un sector que a partir de finales de la década del 40 comenzó a fortalecerse, de la mano de la expansión de las vías de comunicación pero que, paradójicamente, el desarrollo tecnológico impactó en el empleo del factor humano. “Nuestra actividad está muy relacionada a la tecnología. El achicamiento del personal en función de las tecnologías trae aparejado la situación de centralizar la atención en las cabeceras, como es Rosario, Córdoba o Buenos Aires”, explicó.

Según rememoró Catalano, el sindicato nació en 1947, ya en 1935 hubo movimientos de trabajadores que proyectaban unirse para defender sus derechos laborales y organizarse a nivel gremial. Con el correr de los años y a partir de los distintos modelos económicos que hubo en el país, fue fluctuando la actividad. “Atravesamos tiempos de incertidumbre económica, inestabilidad laboral en época de las privatizaciones, inseguridad generalizada frente a los cambios que fueron imponiéndose a lo largo de las décadas”, señaló el dirigente, que comenzó a trabajar en el rubro en la década del 60.

En este marco, afirmó tajante: “Tenemos una afectación de las reestructuraciones en función de las tecnologías, porque no son empresas telefónicas las que están a cargo, sino financieras que funcionan en la actividad manteniendo las acciones internacionales. Por eso el cuestionamiento que hacemos nosotros es sobre los entes reguladores que deben controlar los compromisos que tienen, a través de los pliegos de condiciones para las inversiones y subsanar la situación de nuestros compañeros. Al no haber inversión necesaria y no estar regulado, nos encontramos con esto”.

Por último, Catalano analizó: “Fuimos una compañía entrerriana, después pasamos a ser una compañía argentina, donde se trabajaba en función de un paraguas protector de la empresa del Estado, que era obligada a hacer las inversiones en función de las necesidades del mercado. Estas dos empresas lamentablemente ya no existen y ahora la modalidad es diferente”. 

Comentarios