A Fondo
Jueves 30 de Julio de 2015

Los planes para gobernar que es mejor no revelar

Marcelo Medina / De la Redacción de UNO
mmedina@uno.com.ar


“Si hubiera dicho lo que iba a hacer, no me votaba nadie”, dijo el expresidente de la Nación, Carlos Saúl Menem, después de arrasar al país durante una década. Revolución productiva y salariazo fueron algunas de sus propuestas. No hubo ni una ni otra. Revelar lo que uno va a ejecutar en caso de llegar a gobernar parece ser piantavotos, en algunos casos. 

Tras la ajustada victoria que catapultó a Horacio Rodríguez Larreta como intendente de Buenos Aires, Mauricio Macri dio un discurso que sorprendió a todos porque proponía la continuidad a una serie de medidas del kirchnerismo, tales como la propiedad estatal sobre YPF, Aerolíneas, Fútbol para Todos y la Asignación Universal por Hijo (AUH). “Mauricio se volvió kirchnerista”, ironizó más de uno en las redes sociales. Sin embargo, siete días después el programa Economía Política, que se emite por C5N y conduce Roberto Navarro, reveló imágenes de una conferencia que dio el grupo económico del PRO ante varios de los grandes empresarios del país. En ese convite, Carlos Melconian, José Luis Espert y Miguel Ángel Broda admitieron su intención de un “ajuste inexorable”, trazado por “un equipo económico como el de (el exministro de Economía Domingo) Cavallo”, en caso de ganar las elecciones.

Según se ve en la grabación en la que hablan los economistas, Macri pretende: terminar con las paritarias, o sea apelar a la buena voluntad del empresario para conseguir una mejora salarial; eliminar los subsidios, que cada uno pague la tarifa cruda que nos impongan las compañías; sacar las retenciones a las exportaciones; eliminar los planes sociales y terminar con la inclusión de las personas que ingresaron al régimen jubilatorio por moratoria.

Melconian aseguró en esa conferencia que Macri “no tiene un doble discurso”. Eso me hizo recordar que en más de una oportunidad Cristina Fernández de Kirchner elogió a Macri por ser el único opositor que dice qué clase de país quiere. El expresidente de Boca siempre que se sentó en TN o algún otro canal dijo que iba a privatizar Aerolíneas, YPF y que iba a eliminar Fútbol para Todos. Parece que alguien le dijo que esas propuestas solo le interesan a unos pocos. Será por eso que tras el ajustado triunfo de Rodríguez Larreta todos se sorprendieron con el discurso estatista de Macri. Su propia gente lo silba cuando enumera logros de kirchnerismo que el pensaba  sostener en caso de llegar a ocupar el sillón de Rivadavia. No sé y no me consta que los otros candidatos, ya sea Daniel Scioli, Elisa Carrió, Ernesto Sanz, por citar algunos, digan la verdad de lo que pretenden hacer si son gestión.   

Las mentiras tienen patas cortas y cada vez que veo el video y escucho a Espert decir: “Las paritarias son un instrumento fascista”; o el “acá no hay ideología, hay capitalismo”, de Melconián; o ver a  Broda sonreir mientras dice: “El ajuste es inexorable; el asunto es si el ajuste se hace de golpe o a los golpes”. Todo eso me da escalofríos. Pero parece que la frase que patentó don Carlos Saúl tiene una vigencia lamentable. 

 

Comentarios